PARASHA BESHALAJ.

אברהם בן אליהו הרב

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham

Shemot 13.17 – 17.16

Jueces 4.4 – 5.31

 

BESHALAJ ( Shalaj= Enviar, encargar, soltar, extender, dejar ir, ser enviado, despedir)

 

Cuando Parot dejó ir a los hijos de Yisrael, el Eterno los llevó por el camino más largo, porque en el más corto debían de pasar por el territorio de los Filisteos, y el Eterno quería evitar que los hijos de Israel libraran batallas recién salidos de Mitzrayim porque se podían desmotivar y regresar a Egipto, además  algunos hijos de Efraím, habían salido 30 años antes, considerando el tiempo que el Eterno  había expresado a Abraham Avinu que cuatrocientos años era el cautiverio de Israel en Mitzrayim, por lo tanto ellos consideraron el tiempo y partieron, llegando a territorio Filisteo en donde libraron guerra y fueron vencidos, por lo tanto sus huesos estaban tirados en el desierto, y los hijos de Israel al ver a sus hermanos de esta manera podía también ser otra causal de desmotivación.

 

Hay muchos argumentos, ponencias con relación a esto, porque el  Eterno llevó a los hijos de Israel camino al Yam Suf, (Mar rojo, mar de juncos), otra ponencia era para que los Mitzritas consideraran que el Eterno no estaba con Israel, pues los estaba llevando por un camino en el cuál no podrían seguir o rodear el mar rojo o juncos, y consideraron que tal equivocación no vendría del Eterno, esto provocó que salieran a perseguir a los hijos de Yisrael, pero el propósito era pagarle a los Mitzritas  mida kenegued mida, es decir medida por medida ya que los egipcios habían ahogado a los hijos de los hijos de Israel en el nilo.

 

Los hijos de Israel cuando salieron de Mitzrayim declara nuestra sagrada y bendita Torah, que salieron armados, y esto lo hicieron porque  Amón, Moab y Amalek, había hecho un pacto para librar guerra contra los hijos de Israel, y ellos se enteraron de este pacto y por esto salieron armados,  esta ponencia, podría contradecir la ponencia de la guerra que libraron los hijos  de Efraim quien fueron vencidos por los filisteos y que por eso el Eterno no los llevo por ese camino para que se desmotivaran, sin embargo, lo que hay que considerar es que este pacto que hicieron Amón, Moab, Amalek no fue del conocimiento de todo el  pueblo de Yisrael sino que de los lideres, por esto mismo, llevaron al pueblo armado.

 

El Eterno frustró estos planes e Amon, Moab y Amalek, lo que tenemos que aprender es:  Que el Eterno ha dado libre albedrio a una persona para que elija siempre el camino correcto, esto es el camino de nuestra Torah, y que a través de los problemas que puedan surguir en la vida no debemos de perder la confianza que el Eterno está con nosotros, y no debemos de desmotivarnos en seguir l camino que el Eterno nos ha trazado pues al final del camino esta la recompensa,  lo que nos  enseña en aplicación a nosotros es: Que aunque veamos que el camino no tiene salida, siempre el Eterno nos mostrará la forma de  sortear los obstáculos y siempre estaremos  bien, porque el Eterno como está escrito: No nos dejará ni desamparará.

 

Uno de los que se opuso para que Israel no fuera dejado salir de Mitzrayim era bilam, cuando los hijos de Israel salieron de Mitzrayim, Bilam quién era un experto en la artes de manipulación de las energías negativas, es decir en las artes ocultas,  hizo todo lo posible con sus artes ocultas de evitar la salida del pueblo de Israel de Mitzrayim,  todo ocultista  que conoce las leyes de la naturaleza las puede emplear para fines negativos,  y estas prácticas  tienen como resultado  el objetivo, pues la manipulación de las fuerzas energéticas de la naturaleza pueden servir para hacer el bien o hacer el mal. Bilam era  experto en conocer las leyes de la naturaleza, de la energía de los elementos que al momento de combinarlos podía realizar actos que ningun persona  podía lograr, y por medio de estas artes manipulándolas,  quería evitar que el pueblo saliera de >Mitzrayim.

 

Estas artes que Bilam uso, fue que se fue a un refugio de las montañas de la oscuridad, que así se les llamaba, lugar que era habitado por Uza Y Uziel, quienes son los Malajim de la Oscuridad, Bilam conocía esto, y por ello buscó ir a este lugar para obstaculizar la salida de los hijos de Israel de Mitzrayim,  lugar desde donde se acusaba a Israel  en el cielo, pero sus acusaciones fueron en vano. Durante cincuenta días estuvo allí, queriendo dañar al pueblo,  días que el pueblo de Israel iba enfermo,  y el Eterno en su transitar por el desierto fue sanando sus heridas,  sin embargo las prácticas de Bilam no tuvieron ningun resultado,  y espero cincuenta días, hasta la revelación del Sinai, en donde consideró que sus esfuerzos habían sido inútiles.

 

Bilam de esta manera, comprendió que fue El Eterno, mismo quien sacó al pueblo de Israel de Mitzrayim, pues a pesar que manejo la leyes de la naturaleza, la energía combinándola con  peticiones espirituales no logró su objetivo, pues admitió que habían fuerzas espirituales positivas, sagrada que estaban a favor de Israel,  todo este evento le sirvió también a Bilam para que no fuera tan rápido a petición de Balak a maldecir a Israel, pues sabía que El Eterno estaba con Israel.

 

Por esto mismo, las fuerzas sagradas eran tan fuertes, que  todas las artes ocultas de Bilam NO lograron su objetivo.

Un concepto de los Rabanan de Israel es que, no se depende de los milagros, por eso es que iban armados, pues el Eterno no quiere que nosotros  confiemos  en los milagros, sino que debemos de hacer lo que tenemos que hacer, pero: si después de hacer todo lo que tenemos que hacer y las cosas no salen, después de hacer nuestro esfuerzo entonces no tenemos otra alternativa que clamar por un milagro,  es decir:  en el momento que emprendamos algo, debemos de confiar que el  Eterno está con nosotros haciendo nuestro mejor esfuerzo,  pero si al final las cosas no suceden confiemos entonces que el Eterno actue  en un milagro por nosotros. Esto lo dijo el Rey Shlomo “El caballo se apresta para el tiempo de la guerra, pero la victoria le pertenece al Eterno (Mishlev 21.31).

 

Por ello, en tiempo de guerra se tiene preparado todo el equipo, el entrenamiento, la acción, el ir hacia adelante,  pero la victoria es solo del Eterno, el hombre no debe de depender de los milagros.

Esto es como cuando enfermamos,  si bien es cierto debemos e clamar por sanidad, poniendo todo en las manos del Eterno, debemos e acudir a aquellos que el Eterno ha desigando para tal fin. Es nuestra descición consultar a los profesionales en la medicina y tomar los medicamentos, pero al final, quien da la Sanidad es el Eterno. 

 

El Eterno iba delante de los hijos de Israel, en una columna de nube para conducirlos por el camino, y de noche en una columna de fuego, para darles luz de esta manera viajaban de día y de noche.

 

El hecho que los hijos de Israel viajaban de día y de noche, es porque en el momento que ellos caminaban, cada segundo, cada minuto, cada hora, era restaurada en los conceptos espirituales,  cada paso que daba un hijo de Israel, era como activar una chispa para levantar la creación, pues sus pasos eran seguros,  y el trabajo de viajar de dia y de noche parecería agotador, pero las nubes de esplendor los rodeaban, arriba y abajo, y estas nubes los protegían del calor, del frio, de la lluvia, además sus pasos eran como que fueran levitando, es decir como que viajaban en una plataforma que ni siquiera se daban cuenta de que se estaban moviendo. Era algo sobrenatural, aunque la dureza de la esclavitu había hecho en ellos un ruaj quebrantado, no podían alegrarse aun cuando escuchaban las alabanzas de los malajim, de los carruajes,  que los acompañaban.

Mientras que Bilam luchaba por hacer tropezar a los hijos de Israel, las fuerzas espirituales que acompañaban a los hijos de Israel no dejaban que nada los tocara, el mismo Rey viajaba con los hijos de Israel, además de los patriarcas, Abraham, Itzjak, Yacob, Dawid haMelej, alguien podría objetar pero Dawid Hamelej, no había nacido aún, correcto, pero la fuerza espiritual de Dawid acompañaba a  los hijos de Israel.

 

En una oportunidad había un Rey que marchaba con sus hijos,  camino al palacio el Rey tomo una antorcha y camino delante de sus hijos para iluminarles el camino,  los ministros reales podían sostener la antorcha, sus sirvientes o alguna otra persona, pero era el Rey el que quería portar la antorcha e iluminarles el camino a sus hijos,  pues lo que el Rey quería era que todos el mundo entero viera el gran amor que el Rey tenía por su hijos, y el mundo al ver esto, todos honrarían a los hijos por la conducta del Rey para con ellos.

 

Abraham caminaba con  los hijos de Israel (Bershit  18.16),  como cuando escolto a los malajim cuando lo visitaron en su casa,  la Luz de la antorcha era tan fuerte, que parecía que fuera dia siendo noche, Abraham Avinu iba delante de ellos, Itzjak en una columna de nube,  quien los guiaba era Yacob Avinu, la columna de fuego se refiere a Dawid hamelej, por lo tanto cuando nuestra Torah menciona,  que el Eterno iba en una columna de humo o nube, de día, una columna de fuego de noche, para darles luz, se refiere a las carrozas celestiales que los acompañaban.

 

De hecho haciendo una mención una vez mas, cuando Mishne Mashiaj dice: Que Mashiaj vendrá con las nubes del cielo, se refiere a ejércitos celestiales, como los que acompañaron a nuestro pueblo cuando salió de Mitzrayim, por lo tanto,  cuando dice:  que vendrá con las nubes del cielo, no se refiere a nubes físicas sino a  carrozas, ejércitos,  malajim, los Patriarcas, etc. Que acompañaran a Mashiaj.

 

SHALOM ALEJEM.