PARASHA JAYE SARAH

אברהם בן אלהו הרב

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham.

Bereshit 23.1 – 25.18.

 

JAYE SARAH   (La Vida de Sarah).

 

Cada sección de la Torah, semana a semana hemos enseñado que  según los sabios está conectada con el tiempo,  con el espacio (Olam) con la energía que existe en cada fecha en cada momento, es por eso la importancia de conectarnos en la misma fuerza espiritual que tiene nuestro pueblo en todo el mundo, porque el pueblo Hebreo el pueblo judío en este Shabat también esta conectando su energía en esta fecha con la Parasha Jaye Sarah que quiere decir la vida de Sarah, por consiguiente los sabios Kabalistas nos dan este tipo de enseñanza para que no sea una sola enseñanza de la vida de nuestra matriarca sino que al mismo tiempo podamos aprender y dedicar nuestra vida al Kadosh Baruj HU, al Eterno y aprender de nuestros padres, en todo caso cada mujer Israelita debe de comprender que la vida de cada mujer se enfoca en un aspecto conductual referente a la Torah, Por eso mismo en cada Shabat decimos:

 

Mujer virtuosa ¿Quien la puede encontrar?, por consiguiente seguimos esta forma espiritual de nuestro pueblo, para conectarnos con la energía que emana la sección de Torah en cada Parasha. Semana a Semana la energía está conectada con el estudio, y esa misma fuerza espiritual la respiramos (Drash)  y hacemos que nuestra vida, vaya siempre en el camino correcto mejorando cada día mas nuestra forma de vivir en la Torah y así escalar semana a semana por los escalones, y  estos escalones serán de acuerdo a la Voluntad de cada quién.  Si alguien quiere quedarse en el escalón 10 alli se quedará y si quiere seguir pues seguirá ascendiendo, aunque los jajamim/sabios enseñan que cuando alguien a alcanzado un nivel espiritual y se queda estático en ese nivel,  el Eterno envía cierta corrección a esta alma para que despierte y se siga esforzando porque el Eterno lo que quiere que el alma cada día se esfuerce por alcanzar los mas altos niveles en su elevación.

 

Aquí comprendemos el porque El Eterno nos dio la existencia, muchos nos pueden ver  realmente esto,  y se dedican a comer, beber, y darse los placeres de este mundo, que los placeres permitidos son de bendición, sin embargo, no se preocupan por la elevación de su alma, y  pueden considerar esto como que puede pasar a segundo plano, cuando es lo más importante de la existencia, porque es el verdadero premio al esfuerzo realizado en el olam haba

 

En Bershit 24.1  leemos que Abraham era entrado en días…

 

Cuando la Torah menciona de Abraham entrado en Días,  significa que había entrado al camino  de los días de su excelencia en el mundo futuro,  pues la vida terrenal no es otra cosa sino que  la vía de acceso a los mundos superiores, la vida en este olam/mundo, es la oportunidad que cada uno tiene para lograr lo mejor en el  Gan Edén,  por ello   la muerte no es un fin en sí misma,  sino que es la meta que todos alcanzaremos, aunque aquí solamente me refiero a la muerte física, porque el alma sigue existiendo en la otra dimensión y su lugar será de acuerdo al esfuerzo que pongamos en nuestro paso por este mundo.  pues en esta tierra fabricamos nuestro propio camino hacia  los mundos superiores.  Y esto concierne a toda la humanidad, por esto es que  Israel que conoce estos conceptos es el  indicado para la enseñanza  a las personas, por esto es nuestro deber enseñar, pero no informar sino enseñar, cada uno de nosotros es responsable de hacer discípulo y enseñar en la medida de su conocimiento,  porque aquí hay mucho merito. Como está escrito: El que salva una vida salva un universo. Por consiguiente, si el merito de nuestro esfuerzo vale, cuanto mas valor tiene el que este mismo esfuerzo que hacemos lo traslademos a los demás.

 

Abraham Avinu, en su paso por este mundo, fue bendecido en Todo, aunque el sabía su misión, el conocía le porque de su estadía en este mundo, y cumplió con lo que el Eterno le pidió que hiciera, lo mismo nosotros, como está escrito los que son de Emunah son Beney Abraham, y por lo tanto debemos también realizar el trabajo para la redención de todo el olam.

 

Abraham fue bendecido en Todo,  esto no significa que vas a ser bendecido en todo lo que quieras, sino en todo lo que tu alma necesita, porque si hacemos una lista de lo que queremos sería interminable, pero si hacemos una lista de lo que necesitamos para vivir en este olam, realmente es poco, la mayor riqueza que podemos tener, es el nivel espiritual, es el escalón que hemos alcanzado subir, para que cada día estar disfrutando el mayor gozo del alma que es estar apegado a su Creador.

 

Anécdota:  La resumiré por el tiempo:  En una oportunidad llegó una persona a visitar a un gran rabino de Israel,  y se dio cuenta que vivía en una choza muy humilde, a lo que la persona le dijo:  Usted siendo un gran sabio de Israel vive en una choza como está

¿ El rabino le respondió, tu donde vives, y contestó en una gran mansión, y donde trabajas? Bueno, soy vendedor  y estoy aquí viajando comprando mercadería,  ¿Y done vives aquí? Bueno rento una posada, mientras regreso a mi mansión, el rabino entones le contesta:  al igual que Tu, Yo solo soy viajero en este mundo, aquí donde vivo no es mi morada, pero cuando regrese a casa, entonces llegaré a  mi morada que realmente es.

 

Porque la Mayor riqueza del hombre, es tener al Eterno, y esto no debemos de olvidar, por esto mismo, con todo respeto a ustedes, debemos  de quitarnos el ser conformistas y no luchar por lo mejor en los mundos superiores, si no lo hacemos así, lloraremos,  nos lamentaremos, no una vez, mil y mil veces el no haber tomado en cuenta nuestro esfuerzo para lo Eterno, pues lo que hacemos es temporal,  considero, que aún la emunah (Creer y hacer) está en un nivel muy bajo, por esto mismo, no nos esforzamos por alcanzar lo mejor, y es mas, por esto mismo es que no nos esforzamos por enseñar a los demás, porque nosotros mismos estamos tan descuidados en la vida espiritual, que no podemos enseñar a otros lo que nosotros mismos no hemos hecho.

 

Abraham Avinu fue bendecido en todo,  es decir el Eterno suplió todas sus necesidades, y a él no le falto nada, pero alguien podría objetar, pero no tuvo una hija,  lo que nunca haz tenido no lo necesitas, sin embargo, Abraham lo único que necesitaba era un hijo para preservar la simiente y cumplir así, el objetivo por el cuál bajo de los Shmayim.

 

Hemos enseñado que el Eterno colocó en nosotros el deseo de recibir, que si se une con el Yetzer hara, ese deseo será para obtener solo para uno mismo, Yo, Yo, por lo que este deseo guiado por la inclinación al mal, será insaciable cada día se querrá tener mas y mas,  es malo querer tener cada día mas y mas, la respuesta es NO,  pues el deseo está allí hasta el momento de partir de este mundo, se quitará el deseo este, porque  es un deseo que pertenece a este mundo,  lo malo es  el deseo de recibir sin querer compartir, y si hablo de compartir no me refiero solamente al aspecto económico que es el mas común, sino en todo sentido, amor, comprensión, cariño, tolerania, etc. Todo lo que tu desees, para ti, compártelo.  El deseo de recibir el Eterno lo colocó para desarrollarnos y no seamos conformistas con relación a este mundo, por esto el alma se vuelve insaciable, cada día se quiere mas y mas,  pero todo esto debemos de llevarlo a la Luz,  equilibrándolo con el deseo de compartir, con el deseo de otorgar, el deseo de recibir es de este mundo y el deseo de compartir es de los Shemayim.

 

De la misma manera que tenemos el deseo de recibir lo mejor en este mundo, también debemos de  llevar este deseo  a los mundos superiores, que fue el deseo original de recibir, el recibir la LUZ del Creador,  pues la primera manifestación del deseo de recibir primero se dio en los mundos superiores, y era el deseo de recibir la LUZ del Bore /Creador, allá sin el Yetzer Hara, era el deseo de recibir siempre del Eterno.   Al bajar a este olam, este deseo de recibir, se convirtió en el deseo de recibir pero ya en este mundo le deseo de recibir el mayor placer para el disfrute mediático en este olam,  por lo tanto este deseo manifestado en este olam, hizo que las personas perdieran la visión de recibir la LUZ de su Creador, y  todos  fueron llevados al deseo egoísta de recibir solo para si mismos sin apegarse a la LUZ de su Creador.

 

Es aquí en donde tiene que venir el  despertamiento espiritual, y volver el deseo de recibir al estado primario, es decir el deseo de recibir la LUZ del Eterno, por esto en este mundo debemos primeramente, anhelar, disfrutar  en el deseo de recibir la LUZ el Creador y después  disfrutar de  todo lo que El Nos  da para que nuestra estadía en este mundos sea de lo mas placentero, sin cambiar el orden del deseo de recibir, primero el deseo de recibir la LUZ del Creador y después desear todo lo mejor en este olam y llevarlo al plano espiritual.

 

Abraham Avinu que fue bendecido en todo,  quería que su hijo Itzjak también disfrutara de todo lo que el Eterno le había otorgado a él, y por esto y otros misterios mas, no quiso que se casara con una mujer cananea, por esto  pidió a Eleazar su siervo que fuera por una mujer  a la casa de su padre, donde estaba la simiente Kadosh, él lo sabía, y por esto envió a Eleazar para tal fin, no envió a Itzjak con Eleazar, porque quería cuidar de la mejor manera a Itzjak de tal manera que no tuviera ninguna influencia  de los lugares paganos donde pasaría y ´llegaría Eleazar.

 

De esto aprendemos que cuando se busca esposa, no se debe uno dejar influenciar por conceptos superficiales o por pasiones que son pasajeras y que se desvanecen con el tiempo.  Hay que saber elegir a la pareja con madurez, sabiduría, elegir con precaución a la pareja, una persona de mayor edad, que ha vivido puede tener mayor visión que un joven,  por esto fue Eleazar a buscar pareja para Itzjak, por lo tanto si se actúa con sabiduría se tendrá mayor garantía que futuramente habrá un entendimiento mayor en la pareja, especialmente  que se dediquen a la vida espiritual y la bendición del Eterno no se apartará de ellos,  como está escrito en Mishelv/proverbios 18.22:  El que encuentra Isha/mujer, encuentra el  bien y la benevolencia del Eterno.   El que haya,  significa que al buscar encontrará  la pareja ideal, no para su desarrollo en este mundo, sino para su desarrollo en la vida espiritual para que juntos estén en el olam haba (Mundo futuro) disfrutando del trabajo hecho en este olam.

 

 

Sara vivió 127 años y cada día de los años de su vida fue de constante elevación espiritual,  no fue descuidada en lo espiritual, siempre su vida fue con visión de los mundos superiores, como corresponde no solo a ella sino a cada uno de nosotros.

 

 

SHALOM ALEJEM.