PARASHA  YITRO

אברהם בן אלהו הרב

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham.

Shemot 18.1  –20.23

 

YITRO   (Jetro)

 

Nuestra sagrada Torah está en depósito del pueblo Yahudim, sin embargo sabemos que no solo es propiedad del pueblo sino que son los Shomerim de ella, pero nuestra Torah tiene un carácter o un sentido de aplicación universal, quiere decir para todas las naciones, sin embargo hemos enseñado que esto es una realidad pero en su tiempo, en su momento de acuerdo a la voluntad de HaKadosh Baruj Hu, Yitro es  clara evidencia de una persona que  después de estar en el paganismo se vuelve al Elohim de Yisrael, Yitro es una clara evidencia del regreso de las diez tribus perdidas que antes estuvimos en el paganismo ahora venimos una vez más en Teshuba a someternos a la Voluntad del Bore HaOlam (Creador del universo) por medio de su sagrada y Bendita Torah. La diferencia es que el antecedente de Yitro es de un sacerdote pagano, también nos muestra evidentemente la relación de que un día las naciones abrazaran nuestra sagrada Torah y todos absolutamente todos estarán bajo el yugo de ella.  Es pues Yitro una evidencia del regreso de nuestro pueblo y  la redención de las naciones,  aunque Yitro no fue pueblo, pero si  vino a nuestra Torah, por consiguiente el concepto místico que debemos considerar aquí, es; Que todos formamos en el inicio parte de la vasija original, y aun cuando una persona esté sumergida en la idolatría y paganismo vendrá el día de su redención final.

 

Po r lo tanto, en Yitro podemos considerar que antes estábamos muertos en delitos y pecados fuera de la ciudadanía de Yisrael, pues fuimos exiliados geográficamente y espiritualmente por nuestra  desobediencia, pero la Jesed del Eterno fue tan grande que por medio de Yahshuah venimos en Teshuba a tomar una vez mas  el camino, para llegar al final, que es la redención de todo el olam.

Yitro también es la evidencia que un día todas las naciones se volverán al Elohim de Yisrael.

Yitro  por lo tanto es una Metafora (Figura de pensamiento por medio de la cual, se expresa una realidad, por lo tanto guarda la figura cierta semejanza)  de las diez tribus perdidas y de las naciones que vienen al Elohim de Yisrael.

Con relación a esta parasha, el rabino Elazar dijo: he encontrado en el libro del Rey Shomo que todoel que levante sus manos hacia lo alto y no sea para una necesidad o pedido, o plegaria, este hombre es maldecido diez veces, que son los malajim encargados de este aunto,  estos diez malajim están en maljut,  o sea este mundo para ejectuar la sentencia que puede darse, esto se aprende de que el Kohen elevaba las manos para dar la beraja al pueblo en donde la mano derecha debía estar ligeramente arriba de la izquierda.

 

Cuando una persona eleva sus manos a los cielos los malajim toman esta plegaria o  bendición para atraer  las fuerzas de lo Alto,  y la tierra se bendice  a merito de este hombre,  estos diez malajim están enraizados en las diez sefirot de Maljut, (Este mundo),  y toman las bendiciones de lo Alto y la vierten en lo bajo para bendecir a aquel que bendice.

 

Por esto las manos solo se pueden alzar por una petición, una bendición o una plegaria, no debe alzar las manos vanamente. Pues si lo hace así, recibe 248 maldiciones de los Malajim, que penetran en los 248 miembros del cuerpo humanos, que tienen que ver con los 248 mandamientos, porque es esto así; porque en el momento de alzar las manos, en ellas se manifiesta la mayor energía espiritual, porque también representan a las diez sefirot, por lo tanto si no se alzan con un propósito  real que enseñan nuestros sabios, se crea un vacio, y los ruajim de Tuma se posan en el lugar vacio,  y una bendición jamás se posará en un lugar vacio,  esto lo aprendemos de la expresión de Abraham Avinu cuando dijo: Alzo mi mano al Eterno, Elohim supremo quien hizo los Shemayim y Aretz /Cielos y tierra,  ni un hilo, ni un cordón de zapatos, ni nada que seqa tuyo tomaré para que  no digas yo enriquecí a Abram ( Bereshit 14. 22-23), en otras versiones dice: Que Abram levantó la mano en plegaria.

 

Cuando la persona levanta las manos, no puede ver lo espiritual, pero exalta al Eterno con la representación energética que están en la manos que  nos enseñan de las diez sefirot,  y exalta al Eterno mediante misterios superiores que la persona no percibe, por lo tanto es bueno levantar las manos cuando se hace una plegaria, petición o  Bendición al Eterno para obtener de mejor manera la respuesta de los cielos. Pues por medio  de esto  el hombre puede unificar las carrozas celestiales exteriores de los mundos inferiores, el mundo de Beriya (Creación), de Yetzira (Formación),  y Asia (Accion),  entonces se unen los mundos arriba y abajo, o de arriba con lo de abajo, resultando así todos los mundos unidos.

 

De esto aprendemos lo que está escrito: Nadie se presente ante mi con las manos vacias,  pues en el momento de dar las terumot debemos de bendecirlas elevando nuestra manos a los cielos en petición para obtener la respuesta de los cielos.

 

Por lo tanto debemos de cuidarnos siempre del Ruaj de Tuma que es  también se manifiesta de mayor manera en las manos, como lo enseñan nuestros jajamim (Sabios), que antes de levantarnos debemos de realizar nuestra Netilat Yadayim, (Lavado de las manos), para quitar todo Ruaj de impureza que se puede adherir  a nuestras manos en la noche, de la misma manera cuando venimos a nuestra kehila realizamos nuestra Netilat Yadayim (Lavado de las manos) para quitar la impureza que podamos traer de la calle, por lo tanto debemos de esforzarnos por evitar siempre el Ruaj de tuma, la fuerzas de la impureza, recordémonos que también hemos enseñado que una de las razones de las plagas fue debilitar a las fuerzas de las impurezas, la sangre del Brit Mila, la del cordero, todo cuanto se hizo en Mitzrayim fue para debilitar estas fuerzas impurezas, de la misma manera hoy estamos en la Parasha Yitro, un  Kohen pagano de las fuerzas de la impurezas.

 

Veamos los siguiente: Al Sitra Ajra (Fuerza negativa, del otro lado), se le denomina Un rey anciano y necio,  que también se puede considerar al Yetzer Hara (Inclinacion al mal), todo viene del lado de la adversidad es decir (Ha Satán/adversario),  debajo esta el Kohen de On,  estas fuerzas fueron las que impulsaron a Jeroboam a realizar la idolatría en el pueblo, pues sin estas fuerzas en acción no hubiera podido ejercer fuerza en el pueblo. Cuando se someten estas fuerzas a HaKadosh Baruj Hu, entonces la fuerza de la pureza se  manifiesta en todo el olam poderosamente, y  doblega a las fuerzas de la oscuridad, es decir las fuerzas negativas del otro lado.

 

Por todo esto, las fuerzas  de la maldad fueron sometidas por HaKadosh BAruj Hu, librando batallas en los físico para activar en lo espiritual la pureza y el pueblo saliera apresuradamente como lo hemos explicado  pues las fuerzas de la maldad estaban debilitadas,  el Eterno  dominó al rey viejo y necio, esto es Parot,  asestándole diez golpes, tanto abajo como arriba,  pero faltaba ahora someter al Kohen de On,  quien también dominaba el arte de la idolatría, por esto Yitro es considerado el mas alto Kohen de la idolatría,  quien exclamó: Bendito sea El Elohim de Yisrael quien los ha librado de las manos de los Mitzritas (Egipcios) y de la mano de Parot (Farahon), ahora reconozco que el Elohim de Yisrael es mas grande que todos.

 

Cuando Yacob Avinu libra batalla contra S.M.,  también le dijo: No te suelto hasta que no reconozcas mi  bendición de mi primogenitura, por lo tanto como lo explican los Jajamim, Yacob al vencer al malaj protector de Esav,  Esav estaba vencido,  por lo tanto para vencer en el plano inferior primero hay que vencer en plano superior,  de hecho nuestra fuerza espiritual esta mas establecida cuando vencemos al Yetzer >hara, entonces los Mitzvot  imluminan nuestra vida, para obtener la Luz de ella, pues hemos vencido al Yetzer Hara (Inclinación al mal).

 

El Kohen de On, es del  lado izquierdo, es decir del lado de la impureza,  por esto mismo cuando Raquel dijo de su hijo Ben Oni,  que quiere decir hijo de mi fuerza,  pero expresó Ony,  que es la fuerza del lado izquierdo, <Yacob avinu se apresuró y dijo: Ben Yamim  hijo de mis días, hijo del lado derecho y no de la izquierda.

 

Por lo tanto cuando las fuerzas de maldad estaban dominadas, faltando únicamente que el Kohen de On se sometiera al Eterno, entonces todo estaba ya preparado para que los hijos de Yisrael tomaran en pureza nuestra sagrada Torah,  el pueblo estaba ya preparado para recibir la Kadusha, la Luz suprema, la iluminación  de nuestra sagrada y bendita Torah.

 

El mismo principio aplica para nosotros hoy en día, cuando celebramos Pesaj año con año,  estamos en presencia no solo de una Agada (Leyenda) de lo que pasó nuestro pueblo, sino con la actitud correcta activamos en los Shemayim (Cielos) fuerzas positivas, fuerzas de los cielos que vienen a Bendecirnos,  pues con la actividad estamos realizando la anulación del Ego, pues reconocemos que fuimos esclavos, y que ahora disfrutamos de nuestra libertad y esto es precisamente la anulación del Ego, reconocer que sin El Eterno en nuestras vidas no podemos salir avantes contra las fuerzas impuras, por lo tanto, la humildad es importante, ¿Acaso no nos hemos dado cuenta que cuando alguien  vive en el Ego, no se destruye a si mismo?, las experiencias vividas en nuestra comunidad son clara evidencia de lo que nos enseñan nuestros sabios, que el arrogante, soberbio,  no es mas que el Rey vieno y necio manifestándose en el,

 

De hecho, es necesario romper con la fuerza de la impureza que puede manifestarse en nosotros, por esto el Eterno nos dio la Mitzva de la erradicación de Jametz,  porque es necesario limpiar nuestra neshama (Alma) de todo tipo de impureza, además,  con la Mitzva de la cuenta del Omer, estamos una vez mas,  luchando, batallando, contra el Sitra Ajra, Yetzer Hara, y con el Kohen de On, es decir las fuerzas del otro lado, para presentarnos en la cuenta cincuenta puros, sin mancha, sin arruga para obtener la bendición de nuestra sagrada Torah dada en Har Sinaí,  en la Moed de Shavuot.  (Fiesta de las trompetas),  por lo tanto año con año,  lejos de ser una remebranza, o una tradición, es un evento repetitivo año con año, para que nuestra vida este en optimas condiciones de pureza siempre.

 

Por lo tanto, el Eterno sujeta las fuerzas de la izquierda, las fuerzas del Sitra Ajra, (Del otro lado), para que el pueblo sea Bendecido, por lo tanto nuestra obediencia a los Mitzvot,  y cabalmente  en Pesaj,  Matzot, Haomer, Shavuot,  es la lucha constante año con año, que por medio de la obediencia volvermos a vencer, a las fuerzas del Sitra Ajra (Otro lado).

 

 

 

SHALOM ALEJEM.