PARASHA VA´ETJANAN

אברהם בן אליהו הרב

Rav.  ´eliyahu ben ´Abraham

Debarim 3.23 – 7.11.

Yeshayahu  40: 1-26. 

 

VAETJANAN (Implorar, suplicar, rogar).

 

Bendito Sea el Eterno por siempre jamás,  quién en su misericordia nos otorga el poder elevar nuestro Rezo en peticiones, suplicas, ruegos, alabanzas a El.

¿Cuándo debemos rezar?, Todos los días, mañana, tarde y  noche, estamos rezando, clamando, pidiendo perdón, realizando rogativas de bendición,  pero para que las tefilot sean contestadas es necesario orar de lo mas profundo del corazón con sincero devoción de tal manera que nuestros rezos traspasen los siete cielos.

Sabemos por nuestra sagrada Torah que existen siete cielos, estos son:

 

RAKIA, SHEJAKIM, ZEBUL, MAON. ARABOT, YERIOT Y MAKON.

En nuestra  Torah, por supuesto en Hebreo leemos:

 

Vaykra Elohim LeRAKIA Shamayim…   Bereshit 1.8. Yejezquel 1.22. 1.23.  10.1, en estos textos encontramos  RAKIA.

 

SHEJAKIM, lo encontramos en los pasukim,  Tehilim 78.23.-  36.5 , Mishlev 8.28:…..afirmaba los Shejakim desde arriba. Yeshayahu 45.8…. Los Shejaim destilen la justicia.  Debarim 33.26. … y sobre el Shejakim con su grandeza. Tehilim 68.34…. su poder está en los Shejakim.

 

ZEBUL.  Yeshahau 63.15 … …Zebul donde está tu poder.   1 Melajim 8.13… ha dicho que El habitará en Zebul.

 

MAON:   Debarim 26.15…. Mira desde MAON.  Yermiyahu 25.20… y desde MAON.  Tehilim 26.8… MAON tu casa he amado.  Tehilim 71.3…..   Sé para mi una roca de MAON.

 

ARABOT:  Kohelet 12.3…. los que miran por Arabot,  Malakías 3.10… Si no os abriré Arabot en el Shamayim.    Arabot se translitera como ventanas.

 

YERIOT (VILON).  Tehilim 104.2, Que extiende los Shemayim como Yeriot (Cortinas). Yeshayahu 40.22. Extiende los Shemayim como Yerito.

 

MAJON (MAKON):  1 Melajim 8.39… Tú oirás en los Shemayim Majon.  Shemot 15.17….. En Majon tu morada…  Yeshayahu 4.5 … sobre todo Majon del monte de Tzion…..

 

Estos cielos serán traspasados con una Tefila profunda hasta que llegue a Majon, la morada del Eterno,  nadie puede decir que es tan Tzadik como para pensar que el Eterno debe escuchar sus Tefilot, sino que debemos de aprender de MOshé Rabenu que estaba completamente al servicio del Eterno sin embargo jamás  sintió que el Eterno debía cumplir con su petición, sino que en forma de pedido y suplica el mas humilde de los hombres, sabia que no importa cuanto una persona se esfuerce por ser fiel, siempre estará en una condición de  no haber alcanzado nada ante el Creador.

 

Los Jajamim dicen: No realices tus Tefilot de manera exigente, sino implora humildemente, para tocar la misericordia del Eterno a pesar de que somos imperfectos y que nos falta tanto por alcanzar.

Moshé seguía realizando sus Tefilot a pesar que el Eterno le había dicho que No a sus suplicas. Por lo que los sabios dicen: Que aunque la espada esté puesta ya en tu cuello no dejes de clamar por Rajamim.

En Debarim 6- 6-7  Graba estas palabras en tu mente, enséñalas a tus hijos, recitalas cuando estés en casa y cuando fueres por el camino.

ENSEÑALAS A TUS HIJOS:   En esta parte del  Perek 6 del 4-9 encontramos tres miztov , 1. Creer en que el Eterno es uno, esto lo decimos en el Shema,  Amar al Eterno,  y Estudiar Torah.

Las palabras de Torah jamás deben de considerarse como algo que ya pasó, pues sus palabras siguen latentes hoy como en los tiempos antiguos, todos deben de apartar determinado tiempo para su estudio, sea joven o viejo, sano o enfermo,  etc.

El hombre no debe de encontrar excusas  y decir: Estudiaré cuando tenga tiempo, pues dicen los Jajamim: Nunca encontrarás ese tiempo, nadie sabe que le puede ocurrir el día de mañana por lo tanto es el día de hoy que debes de preocuparte por el estudio de Torah.

 

Enséñalas a tus hijos,  repasa  junto con ellos el estudio de Torah, hasta que el conocimiento sea claro en la mente de ellos y ellos llegará el día en que responderán cualquier pregunta que les hagan, especialmente los Efratitas que necesitamos contestar muchas preguntas.

Nuestra Torah se debe enseñar, en el Beit HaMidrash, en  casa, en el camino en donde quiera que te encuentres. Como está escrito: Es un legado para la comunidad de Yacob.

 

Según el Midrash, el que enseña Torah a sus hijos, será recompensado en un sitio en una yeshiva en los lugares celestiales,  y el Eterno anula los decretos malos que puedan venir sobre él.

 

Anécdota:  En una oportunidad el rabino Akiva encontró en un cementerio a un trabajador, Akiba le preguntó:  que estás haciendo? Y  porque llevas tanta madera en tus hombros?, si eres esclavo Te rescataré, y si eres pobre, te enriqueceré.  No me demores le dijo el trabajador, ¿Quién eres? Insistió Akiva  quizas un Shed? El hombre contestó: después de morir se decreto que debía de cargar madera aquí en el cementerio, quemarlas, todos los días.

 

¿Cuál era tu profesión, cuando vivías?, Pregunto Rabino Akiva,  Era cobrador de impuestos, pues favorecía  a los ricos y  oprimía a los pobres, dijo Akiva ¿Haz escuchado en el cielo como podrías redimir tu pecado?, No contestó el hombre,  pero una vez escuché decir: Si tuviera un hijo varón que rezara con la comunidad, Baruj HaShem, Cuando morí mi esposa estaba embarazada y dio a luz, no se si fue niña o varón, y no se quién le enseñará a decir: Baruj HaShem.

 

¿Cuál es tu nombre? Preguntó el Rabino Akiva, el trabajador contestó: Akiva,  ¿Y Tu esposa?, Shumira contestó,  ¿El nombre de tu pueblo?, Aldoka contestó,  Rabino Akiva viajó a ese pueblo y mencionó  el nombre del difunto, todos dijeron una maldición, “Que Arada en el Ghehinon”, ¿Dónde está su esposa? Pregunto El Rabino Akiva,  “Que su nombre y recuerdo ,sea borrado contestaron, ¿Tuvo e hijo varón?, Es un ignorante, que ni siquiera se ha hecho el Brit Mila,  por lo que Rabino Akiva buscó al hijo varón del difunto y lo llevó a la yeshiva, y bajo su tutela empezó a enseñarle, por más que se esforzaba Rabino Akiva,  el joven no aprendía nada, por lo que Rabino Akiva Ayunó cuarenta días, hasta que una voz del cielo le preguntó, ¿Acaso estás ayudando a este malvado?, Si, confirmo Akiva,  Siguió enseñándole hasta que aprendió el Alef Beth,  le enseñó Shema, Birkat HaMazón, y otros rezos, al final el hijo pudo decir Baruj HaShem con la congregación.

 

El hombre que había muerto apareció a Rabino Akiva en un sueño y lo bendijo: “Que encuentres descanso ene l Gan Eden, porque me rescataste de mi trabajo pesado del castigo en el Guehinon.

 

Por lo que todo padre Israelita debe enseñarle Torah los de su casa, a su esposa, a sus hijos.

En el tiempo en que los muertos se levanten, los Tzadikim se elevarán y los Rashaim serán avergonzados, los que se ocuparon en el estudio de Torah y enseñaron en su casa, y ayudaron a otros  en el estudio, brillaran como las estrellas para siempre.

 

 

SHALOM ALEJEM.