PARASHA KI TAVO

אברהם בן אלהו הרב

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham

Debarim.  26.1  29.8

 

KI TAVO.     (Cuando Vengas, cuando entres).

 

Cuando vengas a la tierra,  cuando entres en la tierra que YHWH  te está dando como herencia, esto es en el nivel  SOD,  cuando dejes tu condición preciosa en los mundos superiores, cuando dejes el jardín de las almas  y entres a la tierra Kadosh/Santa tierra de Israel,  en donde las fuerzas espirituales activaran para la bendición del Olam/mundo, cuando vengas Tu, cuando entre todo Yisrael  como una sola alma a estos lugares de conexión entre los mundos inferiores y los mundos superiores, y lleves mucho fruto (Esto es obediencia a los mandatos del cielo)  por la misma misión por la cuál entras a poseer la tierra, te presentarás a YHWH  como BIKURIM/primicias de los primeros frutos. De entre todas las naciones, Pues para esto mismo te he sembrado en Eretz Israel, [Todo hijo de Israel se asemeja al árbol)  para que lleves mucho fruto, en donde tu como pueblo Kadosh, Pueblo escogido te presentarás primero ante el Kadosh Baruj HU, y el Cohen  te presentará ante EL,  como una porción consagrada, y te presentará como los primeros frutos, maduros, deliciosos.

 

Para esto mismo bajaste a este Olam, para presentarte ante el Eterno como un siervo aprobado que conoce la palabra de verdad,  y no tiene nada de que avergonzarse. No bajaste para ser asimilado, sino para enseñar cuál es el verdadero camino de la elevación, cuál es el verdadero camino que lleva a la gente al Olam Haba (Mundo futuro), que lleva a la gente al disfrute real y verdadero de las dimensiones espirituales. Esta es la realidad de Israel,  que viene como siervo a servir a las  naciones,  pues viene a realizar las conexiones espirituales en donde todo el mundo es beneficiado con la Luz activada por cada uno de nosotros, los hijos de Israel.

 

Cuando vengas a la tierra, a que se refiere?,  ¿De donde vienes?, Rav, Shaul explicó: Que el Eterno nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales con Mashiaj,  y nos escogió desde antes de la fundación del Olam (Efesios 1.3-4), ¿Cuándo tu fuiste escogido?, Desde antes de la fundación del Olam y ¿Dónde nos bendijo el Eterno?, En los lugares celestiales juntamente con Mashiaj, para ser apartados, por supuesto con una finalidad fuimos apartados y esto es ser servidores del Eterno en este olam/mundo, ser partícipes de la redención del Todo el Olam/mundo.

 

Ki Tabo,  Cuando vengas,  si tomamos como base lo anterior, cuando vengas, ¿De donde?, de los mundos superiores,  y entres a Eretz Yisrael, a la tierra Kadosh, en donde están las fuerzas espirituales para realizar las conexiones para el bien de todo el olam,  porque lo que debemos de comprender los hijos de Yisrael, es que no fuimos escogidos solamente,  como perlas preciosas que adornarán este mundo, ¡No! Sino que fuimos escogidos para realizar la Avoda/trabajo espiritual necesario para que todo el olam sea restablecido y que todo venga a tomar el orden que HaKadosh Baruj Hu planeó desde el principio/ Bereshit. Y esto es de saberlo muy bien, no nos escogió solo para mostrar a los demás que somos especiales, NO, sino para que realicemos el trabajo en bien de todo el mundo.  Como está escrito: La creación gime esperando que los hijos del Eterno se  den a conocer,  ¿Por qué?, porque espera que los hijos de Israel en Tikun y Teshuba (Rectificación y arrepentimiento) realicen su pronto regreso para que hagan el trabajo que dejaron pendiente.   

 

Cuando vengas, ¿A donde? A Eretz Kadosh, ¿De donde? De los Shemayim  tienes que presentar las primicias de los frutos de tu tierra. Tu Tierra , tu templo, eres tu mismo,  los frutos de observancia de los Mitzvot/mandamientos.  Debes de presentar los frutos de la obediencia, de la elevación, de la fusión con el Eterno, los frutos de  una buena conducta, los frutos de amor,  para que manifiestes que eres un buen árbol, abonado por nuestra sagrada Torah y que por esto da buenos frutos. Y digo como nuestro Rebe,  Buenos frutos, no frutos imperfectos,  argeñados,  sino buenos frutos, realizar los Mitzvot/mandamientos con la kabana/actitud correcta esto son buenos frutos.

 

Declaró delante del Eterno nuestro Elohim,  que he entrado a la tierra que nos haz designado, he aquí presento las primicias de los frutos, mi obediencia, devoción, entrega a los Mitzvot/mandamientos,   ante el Kohen/sacerdote;  hoy ante el Kohen que ministra en el Mishkan/templo celestial, que presento los frutos de obediencia,  de sujeción, de armonía, de amor, de buena conducta, de entrega, de conexión, de esfuerzo por lo espiritual,  los frutos que son el resultado de mi obediencia a HaKadosh Baruj Hu (Sagrado y Bendito Sea El), 

El Kohen/sacerdote tomará  la cesta, en donde están tus méritos y  la colocará delante del Eterno, tu Elohim, presentará tus primicias de tus frutos,  y el Eterno te bendecirá por cuanto estás cumpliendo con sus Mitzvot/mandamientos,  y todas las bendiciones del Olam haba (mundo futuro) serán para ti,  aparte de las bendiciones que siembras en este olam/mundo, que no son tan importantes como el olam haba,   porque el Eterno lo ha dicho.

 

Como lo explican los Jajamim/sabios que todos los  que son hijos de Abraham Avinu (nuestro padre), casi siempre renuncian a los placeres de esta vida y aspiran al olam Haba (Mundo futuro),  no así los discípulos de la maldad que aspiran, triunfan, domina en este mundo, esta es la diferencia de los hijos de Yisrael y los hijos considerado de Bilam. (Mishna),  Sin embargo los hijos de Abraham disfrutan lo material en cada medida que son bendecidos, pero su ideal es el olam haba, por lo tanto tampoco se puede decir que los hijos de Abraham no son bendecidos materialmente, ¡Claro que si!!  Pero su mirada está puesta en los mundos superiores y no en los mundos inferiores.

 

Mishna dice:  Cuan vano es tomar como criterio de la felicidad o el mayor sufrimiento, el éxito o el fracaso  en la vida material, de esto está escrito en Kohelet 2.26:  Al hombre que es obedece mandamientos,  el Eterno le da sabiduría, inteligencia y alegría;  mientras al pecador, le impone la penosa tarea de cosechar y amontonar bienes, para el que es bueno ante el Eterno… En otras palabras las riquezas de las naciones serán para Israel.

 

Ahora veamos  Porque nuestra Torah fue escrita en tablas de piedra, cabe preguntar ¿Porque el Kadosh Baruh Hu colocó las diez palabras en Piedras? el reino mineral es considerado el más duradero, la piedra permanece y así como la piedra permanece de la misma manera la Torah debe de permanecer en nuestros corazones,  por ello podríamos decir:  Esta bien que tenga un corazón de piedra pero con las letras de la Torah escritas en ella, no para endurecerte en los mitzvot/mandamientos, por eso está escrito quitaré el corazón de piedra y pondré un corazón de carne , esto es que sea sensible, pero si tomamos el Remez (2do nivel de interpretación) o hacemos alusión a que tu corazón de piedra es para que allí se escriban los mitzvot y nunca pero nunca se destruyan ni se envejezcan ni se pierdan sino que permanezcan para siempre. Y corazón de carne es para que con buena actitud vivas en los Mitzvot/mandamientos.

Por lo tanto  HaKadosh Baruj Hu (Sagrado y Bendito Sea El) le dijo a Moshé que escribiera la Torah en piedras, según los jajamim/sabios se escribieron en doce piedras, que representan las doce tribus de la casa de Israel, que deben ser fuertes, difícil de quebrar como las piedras, por supuesto que estas no eran como las que Moshé tomo con las manos sino eran monolitos,  en donde se podían escribir muchas palabras, de hecho dicen los Jajamim/sabios que fueron escritas en setenta lenguas.

 

Serían blanqueadas con cal.  La cal que representa la Kadusha/santidad, porque la cal es blanca, y también pertenece al reino mineral, es decir el reino que  más cerca esta del Eterno porque su deseo de recibir es nulo,  el rabino Yehuda  decía: Ellos escribieron sobre las piedras y después las blanquearon con cal,  pero Rabino Shimeon dijo: No, ellos escribieron sobre la cal, sin embargo, considerando que nuestra Torah blanquea nuestras almas, es necesario entonces tener Torah para que posteriormente sea blanca, por lo tanto en una alusión, no se puede colocar la Torah en un corazón de piedra (Ya explicamos que es para que la Torah permanezca),  blanco, sino en un corazón de piedra que necesite ser limpiado por la Torah.  Las piedras fueron colocadas en el monte Ebal en donde serían pronunciadas las maldiciones, ¿Por qué en el Monte Ebal?, Har Ebal era un monte desértico, desolado,  por lo tanto es muestra que el hombre, es desértico cuando no tiene Torah, pero nuestra Torah llega al monte Ebal, para que el hombre decida salir de allí y llegar al Har Guerizim que es un monte florido, imagen de la vida, y como hemos  explicado,  el hombre cuando nace, no es responsable de sus actos hasta los trece años,  cuando debe decidir tomar el camino de la vida, es decir el bien, porque l mal está allí latente, es como decir: nace en Ebal, pero debe trabajar para ir a Guerizim, en donde están las bendiciones.

 

Las Bendiciones era pronunciadas por seis tribus y las maldiciones por otras seis tribus, de aquí aprendemos el equilibrio existente entre las dos, para que el hombre pueda elegir libremente su camino el camino de la vida que se transfiere en bendición, es el hombre mismo el que decide si toma el camino del bien,  dijo Yehoshuah/Josué, Yo mi casa serviremos a Yahweh ahora ustedes escojan a quien servir. Pues él nunca quiso decir que escogieran el camino de la maldición, NO, él lo que quiso decir es: ahora tienen que escoger el bien. Y las bendiciones y maldiciones eran pronunciadas, y el pueblo decía: Amen.  Esto es para que tomaran conciencia y recordarán siempre el camino del bien.

 

El seis representan los seis mil años en que el Eterno nos da la oportunidad de trabajar nuestras almas,  puede ser seis mil años viviendo con el alma animal, o seis mil años viviendo con el alma espiritual, es aquí la importancia del guilgulim en donde el Eterno en estos seis mil años nos dará la oportunidad de nuestro Tikun para completar el objetivo para el cuál bajamos de los Shemayim, caso contrario, quedaremos varados entre las naciones.

 

 

SHALOM ALEJEM.