PARASHA MATOT MASEI

אברהם בן אליהו הרב

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham.

Bamidbar 30.2- 36.13

 

MATOT  (Tribus, Varas)  MASEI  (Etapas)

 

Cuando vemos el universo nos damos cuenta que todo está perfectamente ordenado por el Eterno,  la tierra girando alrededor del sol, los planetas, las estrellas, todos se comportan en una espectacular armonía,  de la manera que el Eterno colocó en ellos para que lo hicieran así.

 

En una oportunidad  en un viaje por avión, se encontraron dos personas, una no creía en el Creador y la otra es un Israelita,  le que no creía en el Creador le dijo al Israelita, como me puedes demostrar la existencia de tu Creador, a lo que él dijo: Antes de responderle quisiera que me  dijera quién cree Ud, que me hizo este traje, con tan alta costura, diseño,  forma, y a la medida exacta,  la persona contestó, de seguro fue un buen sastre,  pues se equivocó le dijo el Israelita, la verdad que nadie me hizo el traje, ¿Cómo así? Contestó sorprendida la otra persona, esto es imposible, alguien te lo tuvo que haber hecho,  el Israelita le dijo:  Así es como le demuestro que existe un Creador,  las maravillas del universo, su sintonía, su orden, que no alteran su rumbo, no cree Ud, que alguien lo pudo haber hecho?. Y quién lo hizo fue el Creador del Olam.

 

Lo que quiero enseñar en esta ocasión es que cuando nuestra sagrada Torah nos habla de Matot o sea  tribus, dice: habla a los Roshim, a las cabezas de las tribus, transliteraron como jefes,   ¡Porque a las cabezas?, porque seguidamente les da instrucciones sobre los votos, esto es como decir, cuando ustedes enseñen o  juzguen como cabezas los votos que se cumplirán serán los siguientes, hay un orden,  establecido por los cielos, por lo tanto, nadie puede  alterar este orden que al igual  que el universo, en el momento de alterar el orden por muy poco que sea sucedería un caos, por lo tanto de igual manera el que quiere alterar el orden del Eterno seguramente  provocará un caos, como el caso de Koraj  que quiso alterar el orden, quería colocarse en el lado derecho cuando a él le correspondía el lado izquierdo,  esto es lo que no han entendido muchos, que quieren jugar a religiosos,  alterando el orden del Eterno.

 

En el Perek  31. 1 está escrito:  Vaya el pueblo de Yisrael contra los Midyanitas,  1000 de cada Matot,/tribu acompañados de Pinjas el Kohen,  con los utensilios sagrados y con Shofarot,  y mataron a los cinco reyes de Midyan, ya Bilam los Reyes eran:  Evi, Rekem,  Tzur, Jur,  Reba.  Además de Bilam, los mataron con la espada. Porque 1000 de cada Matot, analicemos;   1,000 corresponde a 1, si son doce tendremos 12, que son las doce tribus de Israel a demás si  sumamos 1+2= 3, y tres es el número del equilibrio perfecto en el árbol de la vida, es decir la columna central, la columna izquierda y la derecha. Por lo tanto,   existe un concepto místico en esto, 1,000 tiene su fuerza  en los poderes de los Shemayim,  y todo es así, cuando se saben utilizar las herramientas que el Eterno nos ha dado, seguramente tendremos la respuesta que podamos querer.

 

Venía explicando que todo tiene un orden en el olam/universo,  y si nuestra Torah nos narra a los cinco  reyes de Midyan,  es porque dentro de las fuerzas de la negatividad, son las encargadas de  provocar a los hijos de Yisrael para que transgredan los Mitzvot, como el caso de estos reyes que por consejería de Bilam, prostituyeron a sus hijas, con la idea de  que los hijos de Yisrael fallaran y de esta manera vencerlos,  según los jajamim/sabios, el pecado de  ser promiscuo es algo que aborrece el Eterno,  por lo tanto estas fuerzas de maldad son las que hacen  el equilibrio con nuestra Torah para llevar al hombre al pecado especialmente al pecado de la inmoralidad sexual. De la misma manera que nuestra sagrada Torah consta de cinco libros,  con Moshé Rabenu, de la misma, manera los reyes de la oscuridad son cinco con Bilam considerado del lado de la oscuridad como Moshé, es decir;  de la misma manera que Moshé era un gran Navi dentro del pueblo en el lado de la Luz, Bilam era un mayor en la oscuridad.

 

Por lo tanto estamos aquí en presencia de dos frentes, uno del lado de la oscuridad y el otro del lado de la Luz, siempre en cada lucha, hemos aprendido que todo tiene su equivalencia y equilibrio, como cuando explicamos que a medida que crece nuestro Yetzer Tov, (Inclinación al bien) también crece el Yetzer hara (Inclinación almal), el equivalente para que la lucha sea meritoria,   como lo explican los Jajamim,  Un Rey  por cada libro de Torah, ejemplo:  Avi, es la contra de Bereshit, Rekem de Shemot, Tzur de Vaykra, Jur de Bamidbar y Reba de Debarim.  Por lo tanto estas fuerzas que los hijos de Yisrael vencieron fue para enseñarnos, que aún en este tiempo están en acción las fuerzas de la oscuridad, y debemos de luchar contra ellas, ejemplo:  Evi; esta fuerza espiritual teniendo como aliado al Ego, provoca el principio de la rebelión,  y de esta manera cada fuerza va llevando al hijo de Yisrael hasta que lo hace sucumbir. Rekem es la astucia de fomentar en el hijo de Yisrael el deseo de pecar,  Tzur quiere decir roca, pero en el lado de la negatividad, cuando el hijo de Yisrael se deja llevar por lo deseos ,  manifiesta su convicción asegurando en la Klipa Noga que está bien estando mal, es decir se sustenta, en una roca equivocada que está al  lado de la oscuridad,  Jur, Agujero, es decir el agujero que puede hacer que caigas en un pozo, y que te cueste salir de allí, al mismo tiempo tenemos Reba, procrear, la unión sexual, esto significa, por lo tanto, todas estas fuerzas son con las que tenemos que luchar. Por lo tanto la lucha entre nuestro pueblo y estos reyes de Midyan, es la  que nos enseña la lucha que debemos librar cada día para tener  el galardón de la victoria, pues nuestras luchas no solo se libran aquí abajo sino en los mundos superiores.

 

Por esto nuestro transitar en la vida, está basado en 42 jornadas, que también tienen relación con las sefirot,  es decir, que las sefirot que nos ayudan a nuestra elevación, estas  son seis, que son  Yesod, Hod, Netzaj, Tiferet, Guevura y Jesed, dentro de cada una de ellas hay siete, de donde aprendemos esto de la cuenta del omer, es decir que empezamos por jesed de jesed, hasta llegar a Maljut de maljut,  por lo tanto, si tomamos en cuenta a maljut tendremos 49 que son la cuenta del omer, peros  tomamos en cuenta el inicio de nuestra elevación que tiene que ver con la aplicación de los deseos en este olam, entonces tendremos a maljut como la sefira de la acción,  por esto mismo, hemos estudiado que  en las sifirot los cuatro mundo están contenidos en  ellas, y  el ultimo mundo es Asia que es el de la acción en correspondencia con Maljut.

 

De esto aprendemos que el primer día del omer tenemos el amor del amor, que es jesed,  el amor que debe armonizar en nuestra vida para llevar una vida de Shalom agradable a haKadosh Baruj HU,  como también tenemos Guevura de Jesed que es la restricción del amor, o de la misericordia,   por lo tanto tendríamos además, la armonía del amor o el equilibrio de la misericordia, Tiferet.  Netzaj de Jesed es la constancia en el amor, Hod de Jesed, es la humildad en el amor,  Yesod de Jesed, es  la unión en el amor,  y por ultimo tenemos a Maljut de Jesed, que es la plenitud material del amor.

 

Y así sucesivamente, tendríamos a Jesed de Guevura, que es el amor de la restricción,  Guevura de Guevura, la restricción de mi restricción,  Tiferet de Guevura,  la disciplina y la compasión de la restricción, Netzaj de Guevura, es la perseverancia de la disciplina,  Hod de Guevura, la humildad de la fuerza Yesod de Guevura,  La relación de la fortaleza,  maljut de Guevura, respeto que produce la restricción. Y así sucesivamente en todas las sefirot, que como he explicado tiene que ver con las 42 jornadas, es decir;  las 6 sefirot que corresponden a la elevación de nuestra alma en el desierto que estamos transitando,  es decir, las 6 sefirot que corresponden a este olam, no tomamos en cuenta a Maljut , porque la elevación de nuestra  alma esta en la acción de maljut, pues si no existe la  acción definitivamente no podremos elevarnos en este olam.

 

De la misma manera existe un concepto místico en la  geneología de Yahshuah cuando leemos en el sefer de Matatiyahu, que desde Abraham a DAwid, fueron 14 generaciones, de Dawid a Babilonia 14 y de Babilonia a Mashiaj 14, tenemos 42, que son equivalentes a las  42 jornadas, un día de estos estudiaremos la relación que existe entre todo esto de las jornadas, por lo tanto, las jornadas Masei de nuestro pueblo en el desierto tiene una enseñanza para nosotros.

Lo que tenemos que aprender de esta parasha es: Que existe un orden que no podemos alterar a riesgo de que nos juzgue el tribunal celestial,  que todo lo que hagamos en voto debemos de cumplir, además,  que existen Roshim/cabezas que el Eterno en su amor y misericordia a colocado para el bien del pueblo, las jornadas que son el transitar en nuestra vida y que debemos de buscar nuestra elevación en cada etapa de nuestra existencia en este olam,  además que debemos de activar en nosotros las diferentes sefirot, para el bien de nuestra Neshama.

 

 

SHALOM ALEJEM.