PARASHA KORAJ

אברהם בן אליהו הרב

 Rav. Eliyahu Ben Abraham

Bamidbar 16.1 – 18.32

 

Koraj   ( Viene de la Raíz Hielo, calvo)

 

En esta sección de Torah, podemos ver que tan importante es una mujer en su casa, como está escrito: La mujer sabía edifica su casa mas la necia con sus manos la destruye, ahora ¿Quién es una mujer sabia?,  es aquella que se sienta a estudiar Torah y que aplica nuestra sagrada Torah en casa,  sin embargo las manos que son la fuerza espiritual más fuerte que podamos tener, porque  en las manos está una energía muy fuerte, pues tiene que ver con las diez sefirot (Emanaciones de Luz), por esto la importancia de hacer netilat Yadayim (Lavado de las manos)  cuando venimos a nuestra Sinagoga, porque de esta manera eliminamos las impurezas, por consiguiente la mujer que no edifica su casa en la sabiduría de la Torah,  lógicamente la impureza estará siempre presente para derribar las murallas que están protegiendo su  morada.

 

En la mujer está el rumbo que toma un hogar, porque es ella quién atrae la bendición a su hogar, muchos hombres creen que son más listos que las mujeres, sin ponerse a pensar que todo el bien que el hombre recibe es porque en su hogar hay una mujer virtuosa.  Esto es un deber de las mujeres construir siempre su hogar.

 

En esta Parasha (Sección de Torah)  encontramos a dos mujeres, la mujer de Koraj y la mujer de On ben Pelet,  la mujer de Koraj lo incitó para que se rebelara contra Moshé Rabenu, a diferencia de la mujer de On Ben Pelet, quién lo convenció que esto era incorrecto,  la mujer de Koraj lo llevó a la destrucción junto con doscientos cincuenta príncipes de Yisrael, pero la mujer de On ben Pelet, lo salvó de esta mala influencia, lo convenció con palabras Sabias, ella le decía; Que diferencia hay que Koraj sea el líder o Moshé,  en que te puede afectar a ti, si lo mas importante es servir al Eterno, aquí también hay una gran enseñanza para cada uno de nosotros, aquellos que piensan que si sirven en la Sinagoga están sirviendo al Rabino,  este pensamiento es equivocado, pues el servicio al Eterno debe de hacerse por amor a El y no  al rabino,  el que sirve en la Sinagoga esperando recibir una buena fama del rabino se equivocó, porque su deber  es servir en la Sinagoga porque el amor que siente por el Eterno es grande.

 

La mujer de Koraj lo llevó a la destrucción, pero la mujer de On Ben Pelet lo salvó, esta es la diferencia entre una buena mujer que conoce su rol como esposa y otra que no,  El Ego es una fuerza muy grande que destruye  los hogares, siempre el deseo de recibir para sí mismo es una fuerza que está en todos nosotros, porque es más fácil recibir que dar,  cuando hablamos económicamente quizás para algunos sea fácil controlar esto, pero cuando hablamos de cariño, de amor,  es diferente, porque siempre se quiere que le den y muchos no dan cariño ni amor, por el deseo de recibir para sí mismos, una de las enseñanzas que tenemos es:  Que en un hogar uno se casa para hacer feliz  a su pareja, y no para que la pareja lo haga feliz a uno,  pero cuando los dos tienen el mismo pensamiento, entonces los hogares serán siempre de armonía y felicidad, porque ninguno de los dos ama egoístamente queriendo recibir sino primero se da para recibir. Y Aun cuando uno no reciba lo que desea de su pareja lo más importante es, que el Eterno ve nuestras actitudes y siempre seremos favorecidos por el cielo.

 

La esposa de On Ben Pelet, no solo libró de la destrucción a su marido, sino que aún fue donde Moshé rabenu a pedirle que lo perdonara,  Como cuando una esposa reza al Eterno para que perdone las malas actitudes de su marido,  esta es una mujer sabia que edifica su casa, como está escrito en el rezo de Shabat,  Mujer virtuosa  ¿Quién la hallará? Esto también debemos de comprender los hombres que cuando se encuentra una mujer virtuosa es para  cuidarla protegerla, amarla como se cuidaría una perla preciosa, pues el valor de una mujer virtuosa es mucho mayor.

 

Cuando  daba anteriormente pláticas a matrimonios siempre decía, que el hombre puede pensar que su mujer ya perdió su belleza, porque como la tiene en su casa todos los días la ve,  cuando se levanta etc.   Piensa que la belleza de su mujer ya se perdió y por eso ve en la calle a otras mujeres, que se pintan, que se arreglan, pero al final es la misma cosa, porque  cuando tú ves a la mujer arreglada, pintadita, piensas que así es siempre, pero si la vez cuando se acaba de levantar pensaras de otra manera, ahora si le preguntas a un amigo como ve a tu esposa, seguramente la va a ver bonita, preciosa,  la realidad es que debemos siempre considerar a nuestra mujer como la más bella de todas las mujeres, quizás no por la belleza física pero si la belleza del alma, pues aún más si es israelita, sabemos que nos ayudara en la vida espiritual.  Que más puede uno querer con una mujer que teme al Eterno, como decimos en Shabat,  engañosa es la gracia y vana la hermosura, pero la mujer que teme al Eterno será loada.

 

Que belleza para un hombre encontrar una mujer sabía, como la esposa de On ben Pelet, que ella le libró de la muerte no solo en este olam sino que perdiera el Olam haba. (Mundo futuro)

 

La mujer tiene un poder en ella misma que convence a su marido, Java convenció a Adam que comiera el fruto,  ahora vemos a  la esposa de On Ben Pelet convenciéndolo para que no se rebelará contra Moshé, esta es una buena mujer, que orienta a su marido cuando el marido se equivoca,  por esto mismo debemos siempre escuchar a nuestra mujer,  porque si tienen Torah seguramente hablarán con sabiduría,  El Eterno cuando entregó la Torah en Har Sinai, dicen algunas ponencias, que el Eterno envió a Moshé a preguntarle al pueblo si querían la Torah, pero primero empezó con las mujeres,  pues dicen los jajamim que con Java, no le dijo a ella que no comiera del árbol prohibido, sino a Adam, ahora Moshé primero tomó en cuenta a la mujer,  dicen los jajamim que en una casa, en donde la mujer tiene Torah y el marido No, es más fácil que la mujer convenza a su marido que acepte Torah que en una casa en donde le marido tiene Torah y la mujer No, el trabajo aquí se torna más difícil,  porque el poder de convencimiento de la mujer es mayor que la del hombre.

 

Hay una anécdota que dice:

Que si la mujer te dice lánzate al abismo, reza para que estés en un primer piso de un edificio porque seguro te lanzarás.

 

Cuando el Eterno creó al hombre, vio que estaba solo, y dijo; No es bueno que el hombre esté solo, le haré ayuda contra,  esta es la buena mujer, la que siempre este en contra, claro esto no significa riñas, sino que con el poder de convencimiento que tiene y la sabiduría de Torah, seguramente estará siempre en contra para que te vaya bien,  según el rabino Amram, si tienes una mujer que te dice, corre, vamos a la kehila, Vamos a Shabat, vamos a los estudios, dale toda rabá al Eteno, porque haz recibido un regalo del cielo.

 

La que fue mujer de rabino Akiva,  Raquel, cuenta la historia, (Guemara), que el rabino Akiva era un ignorante, que odiaba a los rabinos,  Raquel hizo de Akiva un gran jajam/sabio, que llegó  a tener 24,000 Talmidim/discípulos,  llegó a ser un rabino tan grande que aún hasta el día de hoy es mencionado como uno de los grandes sabios de Torah,  y de Torah Oral,  Tora Shebijtav, y torah She be al pe.

 

Cuenta la tradición que en una oportunidad cuando el rabino Akiva regresaba a su ciudad, una mujer salió a su encuentro,  y los discípulos de rabino Akiva la quisieron apartar y el Rabino les dijo:  Déjenla, porque lo que ahora Soy se lo debo a esta mujer, obvio era su  mujer.

 

Por otro lado está la esposa del Rabino Eliezer Ben Zaraj, cuenta la tradición que era un rabino muy sabio, que si ponían en una balanza a los rabino se su época en un lado y en el otro al Rabino Eliezer, la balanza se inclinaba al rabino Eliezer, pero tuvo una mujer que no le ayudó en su vida espiritual, pues se fue con ella a un lugar muy lejano, ella lo convenció diciéndole, que los rabinos no lo necesitaban a él, más que ella, y que si los rabinos querían aprender que lo buscarían, el rabino Eliezer accedió y se fue. 

 

Cuenta la tradición, que pasado el tiempo el rabino volvió a su lugar, y los demás rabinos se dieron cuenta que ni leer bien podía, por lo tanto la sabiduría huyo de él.   La mujer sabía edifica su casa, mas la necia con sus manos la destruye.

 

La mujer tienen un poder de convencimiento muy grande, dado por el cielo, pero ella es la que sabe dónde dirigirlo, y no solo al marido, sino también a los hijos,  saber orientarlos por los caminos de la Emet/verdad, de la obediencia de los Mitzvot/mandamientos, de la sujeción a los sabios, etc.  Es responsabilidad de la mujer con ese don que ha recibido del cielo, aplicarlo para dirigir su casa,  y tanto el marido, como los hijos, deben de considerar que la mujer de la casa es la que atrae la bendición del cielo,  ella es la que enciende las luminarias de Shabat, hace el pan jala, prepara la mesa que es un altar en donde se menciona el nombre Kadosh/santo, da alimento a los de su casa. Etc. Por lo tanto la mujer es responsable de tener bien su casa, y el esposo y los hijos deben de honrarla porque es deber de todos, tanto de esposo como de hijos honrar a la mujer sabia que edifica su casa.

 

Si este no fuera el caso, estaríamos en un dilema, pues cuando la mujer ya no está, la bendición hay que seguir preparándola de otra manera, pero es más difícil para el hombre, se necesita que sea un jajam/sabio, un Tzadik/justo para que la bendición no se aparte caso contrario, la bendición de los cielos se aparta, y no estoy hablando en conceptos económicos, sino en todo aspecto, moral, ético, humano, espiritual, armonizando todo para el bien.

Cuando la mujer parta de este mundo, al llegar a los mundos superiores le preguntarán,  convenciste a tu esposo, para que fuera a  la Sinagoga a estudiar Torah, dirigiste a tus hijos en los caminos de nuestra Torah,  si la mujer hizo esto, los meritos del esposo y los hijos también se le acreditarán a ella, en el Olam haba. Como está escrito: la Mujer se salva engendrando hijos.

 

 

 

SHALOM ALEJEM.