PARASHA VAYIGASH

µh;r;b]a' ÷be WhY;liae .br'h

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham.

Bereshit  44.18 – 47.27

Haftara: Yejezquel  37. 15-28.

  

VAYIGASH    (Y se acercó).

Nuestra sección de Torah  dice: Entonces Yehuda se levantó,  dicen los Jajamim como un Rey que  hablaba con otro Rey, pues Yehuda es considerado  proféticamente quién gobernaría en Yisrael,  como está escrito el Cetro no se apartará de Yehuda.

 

Yehuda le recuerda a Yosef lo que anteriormente habían hablado y como Benyamim el hermano menor vivía al lado de su padre, además que Yehuda prometió a Yacob cuidar de Benyamim,  cuido que hasta el día de hoy existe, pues de las doce tribus, diez se perdieron entre las naciones, aunque la expresión se perdieron no es tan correcta porque el Eterno si saben quiénes son y donde están sin embargo la tribu de Benyamim está con Yehuda.

 

En nuestra Torah no se relata los acontecimientos de la discusión que existió entre Yosef y Yehuda sin embargo  explican los jajamim que Yehuda  dijo:   Tu estás jugando con nosotros ahora pues que  nuestro hermano venga con nosotros no sea que tu alma perezca con todos los habitantes de esta ciudad,  ¿Acaso tú no sabes, que  mi hermano Shimeón y Levi, terminaron con las ciudades de Shejem, y a siete ciudades de  Emorim a causa de nuestra hermana Dinah?,  más Yo soy más poderoso  que Shimeón y Levi,  ¿Tú  no sabes lo que nuestro Elohim hizo a Parot en tiempos de nuestro padre Abraham por causa de Sarah?,  nuestro Elohim traerá  destrucción sobre ti por causa de Benyamim, por lo tanto tu gente, tu tierra y Tu morirás si no dejas ir a nuestro hermano,  Yosef le  respondió:  ¿Por qué abres tu boca de esa manera,  pues aquí en Mitzrayim hay hombres fuertes,  y tú y tus hermanos serán destruidos,  Yehuda dijo: No permitas que mi espada sea desenfudada, porque una vez hecho,  no la guardaré hasta que todos los Mitzritas sean destruidos., comenzaré contigo y seguiré con Parot tu amo.  Yosef le dijo:  No solo tú eres fuerte, Yo también soy fuerte y más fuerte que Tu, así que tu desenfundas tu espada  la pondré en tu cuello y en el cuello de tus hermanos,  yo puedo tomar una piedra y romperla en tu quijada, Yehuda le respondió: El Eterno es testigo que nosotros no queremos batallar contigo, solo danos  a nuestro hermano.

Dentro de los parámetros a conceptualizar tenemos a dos Reyes que están discutiendo,  proféticamente Yosef representa a  las diez tribus perdidas  y Yehuda a  las otras dos tribus, los dos son fuertes, los dos tienen proféticamente una misión que cumplir, no es casualidad lo que ha sucedido entre los dos reyes, pues en el Eterno solo existe la causalidad, por tal razón, debemos de comprender que lo que esta pasando en este momento es la rivalidad que existiría mas adelante entre las diez tribus y Yehuda y Benyamim,  pues en reinado del Rey Shlomo,  Israel se dividió  en dos reinos, el reino del Norte quienes representan a  Yosef y el del Sur a  Yehuda,  dos reinos que estuvieron en discordia por muchos años,  el odio entre los dos pueblos se empezó a gestar desde 950 años aproximadamente antes de la venida de Mashiaj,  y hasta el día de hoy existe esa rivalidad, pues Yehuda no quiere, no entiende el regreso de Israel, esto son las diez tribus perdidas,   la diferencia hoy en día es que Mashiaj  Yahshuah , reconocido por el Rabino Iztjak Kaduri, vino a enseñar el amor, el amor que sobrepasa al temor,  y que a pesar que Yehuda aun no comprenda el regreso de Efráim, de Yisrael, Mashiaj nos ha enseñado a amarlos, comprenderlos, como dijo Rav. Shaul, el amor todo lo puede, todo lo soporta,  el amor es benigno,  pues está  la Emunah, la Atikva y  ahava pero el mayor de ellos es el amor.  Esta  es parte de las enseñanzas de Mashiaj que no tiene Yehuda, por lo tanto debemos de amar a nuestros Ajim Yahudim, por cuanto el amor del Eterno está en nosotros para darlo y que esta barrera  tanto semántica como espiritual sea  derribada de nuestros corazones,  que esperamos que suceda hasta la venida de Mashiaj.

 

Por lo tanto este evento entre Yosef y Yehuda ,  proféticamente esta plasmado en la separación de los dos reinos el  reino del  Norte y el del  Sur,  sin embargo el reino mas fuerte según vemos es el del Norte que a su tiempo será  manifestado, indudablemente porque las diez tribus perdidas son mas numerosas que el Israel actual,  pero no solo en el concepto de números sino en el concepto en el cuál las diez tribus perdidas son las que surgen en el exilio para  llevar la Bezora y de esta manera el despertamiento espiritual será en todas las naciones, por cuanto Yehuda quedará en el cetro en Yerushalaim, y  Yosef así como fue llevado al exilio a Mitzrayim (Mundo) de la misma manera los descendientes, estos son las diez tribus fueron exiliados a Mitzrayim para erradicar la idolatría, es pues  la certeza de nuestra emunah realizar el trabajo que corresponde a Efráim,  no es de extrañar por lo tanto que Yehuda no enseñe Torah, porque su misión es gobernar, pero la misión de Israel es ser Luz a las naciones, llevando el mensaje de redención como está escrito:  Porque se Tzion saldrá la Torah y de Yerushalaim la Palabra de Yahweh.

 

Esta establecido proféticamente que quien llevará  esta palabra es Yosef,  y  Yehuda se quedará en el cetro en Yerushalaim. Con  Dawid HaMelej.

 

La discusión entre Yosef y Yehuda duró  mucho mas, de lo que aquí estoy escribiendo,  Yosef le hace ver la venta que ellos hicieron de él  y por tal motivo estaba ahora en Mitzrayim,  los hermanos de Yosef empezaron a hablar en Hebreo, confabulando la estrategia a seguir para recuperar  a su hermano Benyamim, pero Yosef sabía el hebreo por lo tanto como entendía el idioma supo lo que estaban tramando,  Yehuda dijo a Neftali que era veloz como un venado, numero todas las calles de Mitzrayim y vio que eran doce,  Yehuda dijo:  Yo destruiré tres calles y  a ustedes, una por cada uno,  Yehuda pegó un grito de guerra y su grito fue escuchado hasta la tierra de Ghosen,  y tembló la tierra de Mitzrayim  y Parot se atemorizó,  y preguntó que estaba  sucediendo, y le  contaron los eventos sucedidos,  y envió a decir a Yosef,  entrégales a este siervo hebreo  ladrón y que se vayan de Mitzrayim,  Yehuda y sus hermanos estaban parados y enfurecidos dispuestos a luchar, pelear y destruir a Mitzrayim.

 

Por lo que Yosef buscó una forma de  hacerles ver a sus hermanos quien era,  Yosef se acerca a Yehuda y con palabras suaves le dice:  Como está escrito la palabra suave calma la ira y una palabra  dura provoca el enojo,   sinceramente pelearías tu conmigo por causa del muchacho,? Te explique dijo Yehuda que yo soy encargado de la seguridad del él,  por lo tanto déjalo  ir y yo me quedaré como substituto de él,  y te serviré,  como tu desees.

 

Estas palabras también nos enseñan que Yehuda hoy en día sirve al  propósito de Efráim porque, el haber salvaguardado nuestra sagrada Torah, es como si hubiera servido al propósito de nuestro regreso, Yehuda  en la sabiduría que viene de los Shemayim nos la otorga para que aprendamos y nos regocijemos en su estudio,  por lo tanto las palabras de Yehuda cumplen hoy en día un propósito, al igual que se cumple el propósito de cuidar a  Benyamim, también se cumple el propósito de traernos la sabiduría de nuestra Torah, tanto escrita como oral, lógico nuestro Mashiaj nos viene a enseñar el verdadero concepto de la Halaja rabínica.

Te serviré, si quieres envíame a un rey poderoso en la tierra y te desmostraré que yo lo destruire´.

 

No habrá Rey sobre la tierra que pueda ejercer un dominio sobre Israel en tiempos de Mashiaj, cuando el cetro esté en las manos de Yehuda,  y Mashiaj venga a reinar, ningún reino podrá enfrentar a Yisrael.

 

Bueno dijo Yosef, en todo caso, trainganme a Yosef, su hermano,  ellos no sabían que con quién hablaban era con Yosef, Shimeón dijo:  Acaso no te hemos dicho que no sabemos donde está,  de Hecho al venir a Mitzrayim lo buscamos en toda la tierra y no dimos con su paradero, teníamos la esperanza de encontrarlo  y limpiar nuestra culpa, pero no sabemos nada de él.

 

Ustedes dijeron que su hermano estaba perdido o muerto, pero si yo lo hiciera venir en este momento  ¿Me lo darían a mi  a cambio de su hermano?  Yosef empezó a decir: Yosef, Yosef, ven,  aparece delante de tus hermanos, todos veían en diferentes direcciones esperando ver por donde aparecería Yosef,  Y Yosef les dijo: Porque ven a todos lados, vean frente a Ustedes aquí esta Yosef vuestro hermano,  YO Soy Yosef vuestro hermano, quien ustedes vendieron, pero no se preocupen que el Eterno me envió delante de ustedes para sostén del mundo ante la Ambruna. Cuando Benyamim el hermano de Yosef oyó, corrió y fue a abrazar a Yosef,  Yosef también lo abrazó y los dos lloraron,  también los hermanos al ver que lloraban fueron y abrazaron a Yosef,  y lloraron con gran lloro con Yosef.

 

Sabemos de esto; que a pesar que las circunstancias parecieran difíciles, que todo lo

que nos pasa en la vida, el sufrimiento, las luchas, las pruebas, por muy duras que parezcan si nos mantenemos fieles al Eterno, al final nos daremos cuenta que todo fue para bien, tanto nuestro como de los que nos rodean.  Esta es la enseñanza de este Shabat, el saber afrontar  todos los dolores que la existencia en este olam nos pueda dar, al final sabremos que todo fue para bien, como esta escrito:  A los que aman al Eterno todas las cosas ayudan para bien.

 

 

SHALOM ALEJEM.