PARASHA VAYESHEV

µh;r;b]a' ÷be WhY;liae .br'h

Rav.  ´Eliyahu Ben ´Abraham

Bereshit. 37.1 – 40.23.

Haftara:  Zacarías 2.14 – 4.7.

 

VAYESHEV   (Y habitó, Y vivió).

 

Esta sección de Torah empieza :  Yacob se estableció en la tierra donde residió su padre, en la tierra de Canaán. A este respecto el Rabino Jía dijo:  Muchas son las aflicciones del justo pero de todas ellas le librará el Eterno  (Tehilim 34.20).  Desde el día que el Eterno coloca el alma en el cuerpo, se pega a él el Yetzer Hara, el mal instinto, pululando esperando el momento del nacimiento,  ¿De donde trae a colación el rabino Jía esto?   como le dijo el Eterno a Caín  el pecado está a la puerta, mas tu puedes vencerlo,  en este caso el rabino Jía se refiere a la puerta del nacimiento, es decir:  El pecado en el momento que nace está a la puerta y se suma el mal instinto a Ti.

 

El Mal instinto se pega a la persona para que ella confíe en él,  por lo tanto la persona se acostumbra a vivir con él,  de tal manera que cuando el Buen instinto venga la persona le cuesta  asociarse con él y por lo tanto le cuesta, es como una carga, porque se ha acostumbrado a la compañía del mal instigador.

¿Cómo así?

 

Desde que la persona nace, el  deseo de recibir es fuerte en él,   y el Yetzer Hara lo induce al mal, es por esto que nuestra sagrada Torah nos enseña: Instruye al niño en su camino y aún cuando fuere grande no se apartará de él.  Porque el mal instinto se pega a él y es el momento en que es deber de todos guiar al niño por el camino de la Emet, de la buena conducta para que su formación este basada en la Torah de tal manera que cuando llegue a su mayoría de edad es decir al Bar o Bat Mitzva, el conocimiento que ha adquirido de sus semejantes  sea para que reconozca que se debe dejar guiar por el buen instinto y dominar el mal instinto que desaparecerá  hasta el momento de partir de este olam.

 

Por este mismo principio es que el justo que teme al Eterno sufre en este mundo, pues  en el momento de no dejarse vencer por el mal instinto vienen penurias, pues este mal instigador viene una y otra vez, disfrazándose,  para lograr su cometido, adquiriendo nuevas formas cada vez,  pero el que Teme al Eterno HaKadosh Baruj Hu le dá la fuerza para vencerlo siempre y cuando se quiera hacer, como está escrito:  Muchas aflicciones sufre el Tzadik pero de todas ellas lo librará el Eterno.

 

Porque enseñamos esto?, porque fue lo que le pasó a Yacob avinu,  Nuestro padre no se apegó al mal instinto  se alejó de él, luchando contra él siempre, por esto mismo sufrió   mucho , por lo tanto la vida de un Tzadik es de constante lucha,  ¿A quién ataca mas el mal instigador, el mal instinto, el Yetzer Hara? Aquel que lucha  contra él, y no se deja vencer, entonces este tomará cada vez mas fuerza y tratará de someter al Tzadik, por supuesto en cada lucha hay esfuerzo y hasta sufrimiento.

Por lo que  todo sufrimiento, penas que pasamos al luchar contra el Yetzer Hara, hace que seamos merecedores de la Shejina y que esta nos acompañe siempre, esto fue por lo que pasó nuestro Padre Yacob, que la Shejina no se apartó de él durante los años de exilio y esclavitud en Mitzrayim.

 

En el Sefer de Yeshayahu  57.1 esta escrito:  Perece el Tzadik y no hay quién piense en ello, y los piadosos mueren y no hay quien entienda que delante de la aflicción es quitado el Tzadik.

 

Cuando el Eterno pasa una mirada sobre el mundo, el juicio no puede ejercer su fuerza, como en el caso de Moshé Rabenu que el pueblo iba a ser destruido, el juicio no se ejecutó  pues él se interpuso. Por lo que por la intervención de Moshé Rabenu el pueblo no fue destruido, por lo tanto el Tzadik es quitado del mundo cuando el juicio quiere ejercer su dominio, de tal manera que no haya alguien que defienda al mundo, es decir un Tzadik por esto mismo hemos enseñado que el que sostiene al mundo son los hijos de Yisrael.

En otro de los casos el Eterno ejecuta su juicio sobre el Tzadik “Aparentemente”, por esto el Tzadik sufre y entonces el mundo  es dirigido por la Misericordia del Eterno,  se dice aparentemente puesto que el juiico que mora sobre una persona justa es debido al amor del Eterno por él, pues el Eterno presenta desafíos  a quienes ama para que puedan expiar y para que crezcan y se eleven espiritualmente, pues  ¿Cómo podrá elevarse alguien teniendo todas las comodidades y estando en bonanza siempre?, por lo tanto el sufrimiento del justo viene para que despierte y se aproxime cada vez más al Eterno, por esto mismo quebranta su cuerpo  y el dominio de la carne es debilitado para que el alma tome el control, por lo tanto el principio es: Que el Tzadik requerirá de un cuerpo débil y un alma fortalecida y el alma fortalecida  estará en condiciones de soportar las dificultades y comprenderá que todo lo que pasa es la manifestación del amor del Eterno, por lo tanto según los Jajamim, El Eterno trae sufrimiento al Tzadik en este mundo para purificarlo y elevar su nivel espiritual de tal modo que obtenga lo mejor en el Olam Haba.

 

Según el Zohar:  Cuando una persona tiene el cuerpo fuerte y el alma débil es despreciado por HaKadosh Baruj Hu, y por lo tanto  no sufre en este mundo y su vida pareciera como que todo está bien y nada le falta,   y si  da una Tzedaka el Eterno le paga de una vez y su estadía en este mundo se vuelve más placentera, como está escrito en el Sefer de Mishlev, No tengas envidia de los que hacen iniquidad,  precisamente, porque no podemos ver más allá   de lo que nuestros ojos pueden ver, por esto mismo nuestra torah nos enseña y dice: No tengas envidia de los hacedores de iniquidad, porque sabemos que su  gozo esta en este mundo, mas el gozo del Tzadik está en el Olam Haba (Mundo futuro,).

En el Sefer  Debarim 7.10 está escrito:  El paga con destrucción instantánea a quienes lo rechazan, este es el caso  de lo que Kabbalah nos enseña que el paga de una vez aquí,  para no deber nada en el Olam Haba (Vida después de la muerte).

Por supuesto que estamos en presencia  de un malvado que hace un bien, sin embargo el malvado por su propio pecado perecerá,  el sufrimiento del malvado vendrá como consecuencia de lo que es causa y efecto, por lo tanto, aunque el malvado en apariencia esté bien, de todos modos vendrá a él sufrimiento, por su propio pecado.  Este es otro de los casos que hay que analizar, en donde el que hace mal, se su propio mal cosechará.

 

El Tzadik sufre porque desde el momento que nace se pega a él la influencia de la serpiente, esto es el mal instinto, por lo que en su amor HaKadosh Baruj HU permite el sufrimiento del Tzadik para quitar de él por medio del sufrimiento la impureza de la serpiente, por lo que el alma del Tzadik es conducida al mundo por venir  con regocijo, por lo tanto cuando HaKadosh Baruj Hu considera que el alma del Tzadik se merece lo mejor en el  Olam Haba quita de él todo tipo de impureza que pudo adquirir por  la impureza de la serpiente para que su alma sea pura y llevada a lugares puros en el Olam Haba en donde se regocijará en la presencia de su Creador, por esto su cuerpo es quebrantado para que su alma sea purificada, por todo esto dice el Rabino Elezar  HaKadosh Baruj HU  hace que el Tzadik sufra penurias y dolores de modo que se limpie de toda impureza para el mundo venidero.

 

Según el Rabino Shimón  la impureza solo puede afectar lo externo,  pero no la parte más sagrada del alma, por lo tanto el sufrimiento es como quitar las cáscaras que cubren el alma, es el cuerpo y de esta manera lograr la pureza  para que el alma entre  a las partes más elevadas del Olam haba.

Por lo tanto el sufrimiento que pasó Yacob Avinu es parte de toda esta enseñanza , pues el Tzadik que sostenía el mundo sufrió para que  el mundo pudiera existir,  el juicio del mundo lo sostuvo el Tzadik Yacob, por esto esta escrito:  Se estableció en la tierra donde residió su padre, es decir en Guevura,  Itzjak es juicio, rigor,  por lo tanto decir se estableció en Guevura,   es decir la tierra en alusión a Maljut,  y de esta manera une un sitio con otro sitio, Tiferet la belleza, el amor,  de tal manera que aplacó el juicio se sé cernía en maljut.

 

¿Cómo así?,   El hecho que nuestra sagrada Torah nos muestre la expresión, y Yacob se estableció en el lugar en donde residió su padre,  es decir, que llegó a unificar la Jesed con Guevura logrando para ello que maljut (Canaán),   fuera llena de Luz pues como expresara el Rabino Elazar: Yacob se vinculó y asentó en ese sitio espiritual que se une con la oscuridad.

 

 

 

SHALOM ALEJEM.