PARASHA JAYE SARAH.

µhrba '÷be WhYlae.brh

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham.

Bereshit   23.1   25.18.

 

 JAYE SARAH   (La vida de Sarah).

 

La sección de Torah de esta semana empieza: La vida de Sarah, el tiempo que duró fue ciento veinte y siete años.

Cuando nuestra sagrada Torah, menciona la Vida, es porque su vida fue placentera en este olam, es como decir: La vida placentera de Sarah en este Olam fue de ciento veinte y siete años, los jajamim de bendita memoria, mencionan que Sarah a las cien se veía como de veinte y a los veinte como de siete, siempre la Shejina estaba con ella, porque su mente estaba en HaKadosh Baruj Hu, no dejaba de pensar en El Eterno ni de día ni de noche, por esto su vida si fue vida, y cuando nuestra Torah menciona la Vida, es porque fue Vida, aunque pasaron vicisitudes en este Olam siempre la confianza que tenía en HaKadosh Baruj HU fue plena que nada perturbaba su felicidad, por esto nuestra Torah menciona los ciento veintisiete años porque todos fueron de regocijo, no hubo en huella de sufrimiento siempre al lado de Abraham Avinu  su vida fue Plena.

 

Como lo expresó nuestro Rebe Yahshuah en su oportunidad cuando dijo: Los Tzadikim heredarán la vida Eterna,  todos sabemos que vida Eterna en el concepto de enseñanza es Vida Feliz,  como también dice los malvados heredaran el castigo Eterno, esto es porque el que hace el mal y no se cansa de hacerlo lógico es que coseche lo que siembra por lo tango cosechará el castigo Eterno,  cuando se dice Eterno se refiere a este Olam, no a que siempre estará sufriendo por su maldad, pues su sufrimiento le llevará a  pagar lo malo que hace. Esto es lo que debemos de comprender bien, que todo lo malo que hagamos, siempre tarde o temprano vendrá el castigo,  por lo tanto debemos de cuidarnos de sembrar solo cosas buenas para que el mal se aparte de nosotros y el sufrimiento que aunque en ocasiones se manifieste no será sufrimiento sino la oportunidad de una elevación mayor.

Los Tzadikim heredarán la vida Eterna, en una oportunidad un hijo le obedece a su padre que  baje de un árbol unos huevecillos de una ave, para alimento,  pero que no mate a  la mamá, el hijo cumplió aquí dos mandamientos que tienen que ver con la larga Vida, nótese, Larga vida, por lo que al momento de ir descendiendo del árbol cayó y se mató.

 

Los Sabios expresan: ¿Por qué se mató si estaba cumpliendo con dos mandamientos que tienen que ver con larga vida?,  la respuesta que ellos mismos expresan es: Que la Vida Eterna es para el Olam Haba, la Larga vida en el Olam Haba, por lo tanto, la Vida Eterna es la felicidad tanto en este Olam como en el Olam Haba, no así con los malvados que  tendrán su Castigo en este Olam para que la Teshuba florezca en sus corazones y de esta manera puedan heredar también la vida Eterna.

Por lo tanto cuando nuestra Torah menciona la Vida de Sarah fue de ciento veinte y siete años, significa que todos los años los vivió en plenitud de Vida,  y cuando partió de este Olam siguió disfrutando de las delicias de los mundos superiores en el Olam Haba.

 

Existen dos clases de almas, una del lado de la Kadusha y otra del lado de la oscuridad,  por lo tanto la serpiente (Yetzer Hara) estará siempre presta a hacernos titubear y caer y esto es lo que nos trae sufrimiento del alma y tristeza de Ruaj, sin embargo cuando el alma busca consagrarse a su Creador según el libro de Mishlev (Proverbios) 31.30  La mujer que teme al Eterno será loada, esta frase está en la Tefila que hacemos por nuestras esposas en Shabat,  sin embargo llevando a la comprensión  elevada, se refiere a la Shejina,  por esto mismo la mujer virtuosa siempre tendrá  la Beraja de la Shejina en ella, como  hemos enseñado que la Shejina no se apartó de Sarah en todos los  días de su vida.

En el Sefer de Bereshit/génesis encontramos los Pasukim , pondré enemistad entre  la descendencia de la serpiente y la descendencia de la mujer, ella te morderá el calcañal y  tu golpearás su cabeza.

 

Su descendencia se refiere a las naciones paganas, idolatras, y la descendencia de la mujer son los hijos de Yisrael, quienes son la descedencia de la Shejina. El te golpeará en la cabeza son los hijos de Yisrael en el futuro que terminarán con el dominio de la serpiente y se alcanzará el objetivo final, la redención de todo el Olam, por eso está escrito: Ella te morderá en el Talón, Talón es Maljut/este mundo,  en el cuál la serpiente está mordiendo la conciencia de la gente, conciencia es el conocimiento, por lo tanto, la gente no quiere aprender Torah, y de hecho también muerde a  algunos de los hijos de Yisrael que se comportan como paganos y que no quieren estudiar Torah, por lo tanto, cuando en nuestro estado de ánimo no queremos  asistir a las enseñanzas de Torah, de seguro que la serpiente en los niveles espirituales te está mordiendo para que no despiertes en tu limpio entendimiento para conocer la Voluntad de Tu Creador.

 

Por esto la serpiente muerde al mundo y oscurece la conciencia de la gente para que no perciban a su Creador.

 

Los años del hombre son setenta se refiere a las siete sefirot inferiores, en donde el hombre en su trajinar por este Olam debe de esforzarse  por encender la llama en su conciencia para que cada una de las Sefirot que están en el y que se manifiestan en este mundo alumbren a todos los de su casa y alrededor de él.

Como está escrito también: La vida de Abraham fue de cien años, setenta años y cinco años,  cuando en nuestra Torah se encuentra la palabra “ Estos”, fueron los Años de Abraham ,  se refiere implícitamente  a los años de Sarah que vivió con Abraham Avinu,  estos fueron los años de Sarah que vivió con Abraham Avinu, años placenteros de vida buena.

 

Vida buena no se refiere al aspecto económico sino a la bendición integral que hemos enseñado aquí en nuestra sinagoga.  Algunos Jajamim opinan y dicen: pero no se puede tomar en literalidad la frase “Estos” refiriéndose a Sarah, porque nuestra Torah también cuando se refiere a Ishmael dice: Estos fueron los años de Ishmael ciento treinta y siete años y murió, claro porque estos se refiere al momento que Ishmael realizó su Teshuba, por ello nuestra Torah dice Estos fueron,   los que vivió y tornó en Teshuba y agrega y expiró y murió,  para la satisfacción de este mundo.

Los años de Sarah fueron: ciento (10) Veintisiete, 7 sefirot inferiores,  años.  Sarah alcanzó la iluminación de las diez sefirot,  por esto a los cien se veía como a los veinte, edad en el cuál tenía toda la fortaleza para realizar la Avoda al Servicio del Eterno, a los cien era como de veinte, conservaba su fuerza y belleza, a  los veinte como a los siete porque  fue la que engendró a Itzjak a los noventa, que tiene que ver con las nueve sefirot, en donde engendrá  en maljut a Itzajk,  sin embargo a la edad de ciento veinteisiete años, Sarah había alumbrado en su vida las diez sefirot.

Porque decimos que alumbró en su vida las diez sefirot: porque si sumamos su vida, existencial en este olam, tenemos:  1 mas 2 mas 7 igual 10, las diez sefirto que alumbró Sarah, y por eso el Zohar expresa: Los años de Abraham avinu, es porque dentro de los años de Abraham Avinu también existió Sarah complementando la Bendición de los Shemayim en el aspecto de que cumplió con su objetivo, su misión había finalizado y  en el concepto místico de nuestra Torah nos muestra claramente la vida de Sarah, viviendo para HaKadosh Baruj HU.

 

Murió en Kiriat Arba,  Kiriat  Ciudad.  Arba 4, la Ciudad de los cuatro, según los Jajamim se refiere a cuatro gigantes, sin embargo dentro de la lectura del Shema se dice: Keriat Shema, por lo tanto la Bendición del Shema se asocia a la muerte de Sarah,  por esto también se asocia a la Shejina, porque en toda su vida, la Shejina estuvo con Sarah,  por lo tanto  en su muerte Sarah atrajo la bendición del Norte, del Sur, del Este y del Oeste,,  Porque se dice esto?, porque Kiriat Arba  que es Hebrón en tierra de Canaán, y se le denomina Jebrón porque Dawid HaMelej se unió a los patriarcas, es decir, los tres patriarcas y Dawid HaMelej dan cuatro, esto es Arba por lo tanto Sarah murió en Kiriat Arba que alude a la Shejina.

 

 

SHALOM ALEJEM.