PARASHA BEA´ALOTEJA

 

אברהם בן אלהו הרב

 

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham

 

Bamidbar 8.1 – 12.16.

 

Haftara: Zejaria 2. 14 – 4. 7.

 

 

 

BEHA´ALOTEJA  (Cuando enciendas).

 

 

 

Sabemos por todos los estudios que hemos recibido, que la base de nuestra vida está centrada en dos mandamientos, 1.-  Amar al Eterno con todo tu corazón con toda tu alma,  2.- A tu prójimo como a Ti mismo.

 

 

 

En nuestra sección  a estudiar está escrito en nuestra sagrada y Bendita Torah:   Cuando enciendas las lámparas, estas son las lámparas de la Menorah, que en total son siete, que tienen que ver con los siete Ruajim de HaKadosh Baruj Hu que alumbra nuestra Neshama para que nos mantengamos puros ante El,  los siete Ruajim que purifican nuestras siete sefirot inferiores para que nos elevemos hacia las tres sefirot superiores y de esta manera llegar a la cima de la espiritualidad en donde nos conectamos con el mas alto nivel y experimentar las delicias de los mundos superiores. Las siete sefirot inferiores son:  la bondad, la justicia, el amor, la victoria, el esplendor, el fundamento y maljut. Y las tres superiores son:  Entendimiento, sabiduría y  corona (Humildad).

 

 

 

¿Cómo así?,  Los Ruajim que alumbran nuestra Nesham en términos de Drash se refiere a que  de alguna manera de los Shemayim vienen fuerzas especiales para que todo aquel que desea esforzarse en el trabajo de sus sefirot lo logre independientemente de las fuerzas de oscuridad que lo rodean, por esto es que no hay excusa porque HaKadosh Baruj Hu nos dice que no estamos solos y que hay una fuerza que nos ayuda,  aunque como lo explique es un Drash, porque el Eterno no tiene siete espíritus,  esto sería incorrecto, porque El lo llena Todo, es la Nada infinita, sin embargo tiene sus mensajeros, que aunque expresemos algo, no es así, sino solamente es una forma de que El hace cumplir su Voluntad.

 

 

 

Yahweh dijo a Moshé, el Eterno siempre habló por medio de Moshe, aquí una vez mas podemos ver el principio del intermediario, en donde el Eterno siempre ejecuta su voluntad por medio de sus Ovedim/siervos, sin embargo siempre será Él quién ordena, como está escrito:  hágase la Luz y fue la Luz, el ordenó que la Luz fuera hecha y los Ovedim realizaron el trabajo.

 

 

 

Habló el Eterno a Moshé diciendo: Habla a Aarón, cuando enciendas las lámparas,  Cuando enciendas la Menorah que está en tu cuerpo, porque las siete sefirot están en nosotros para encenderlas, de tal manera que alumbren todo el cuerpo, pues las sefirot en nosotros son siete que tiene que ver con los Ruajim, ¿Cómo así?, es decir: La Sefirah de Jesed/bondad, es un sentimiento que viene del Ruaj, aunque la Neshama/intelecto nos insta a practicar la bondad, debemos de considerar que esta práctica es un sentimiento del Ruaj, al igual que cada una de las Sefirot, es decir; Tambien debemos  activar en nosotros el espíritu del Guevura/justicia, es otro sentimiento, así cada una de las sefirot tienen sus propia orientación emocional es decir que viene del Ruaj, por esto mismo cuando decimos que también representa (Drash) los siete Ruajim del Eterno es porque viene esa fuerza a ayudarnos de tal manera que estemos trabajando las sefirot y de esta manera manifestar la semejanza al Creador.

 

 

 

Ahora porque son siete, no son más, ni son menos, porque también corresponden a los siete días de la creación, otros los relacionan con los siete pueblos que nuestro pueblo desarraigó de nuestra tierra, es decir, los jeteos, guergueseos, amorreos, cananeos,  perezeos,  jeveos, y jebuseos.

 

 

 

Volviendo al principio de nuestra enseñanza: Cuando fundamentamos nuestra vida en Amar al Eterno  y al prójimo como a uno mismo, podemos mencionar aquí que cada uno debe de amar su propio cuerpo, ¿Por qué? Porque aquel que ama su cuerpo,  tratará de mantenerlo puro, al igual que cuando alguien se ducha, realmente lo que hace es purificar con agua su cuerpo, porque el cuerpo debe de mantenerse puro, este es otro caso de la Netilat Yadayim, (Lavado de las manos) entonces por medio del agua purificamos nuestras manos para entrar a la Avoda/servicio de HaKadosh Baruj  HU. (Sagrado y bendito sea El)

 

 

 

Por lo tanto, decir: Amar al prójimo como a uno mismo, es basado desde esta perspectiva, que debemos de mantener la pureza tanto en uno como en el prójimo, y esto es amar al prójimo, cuando tratas la manera de encausar a tu prójimo por el camino de la Emet/verdad, estas manifestando la máxima expresión del amor. Como está escrito en el Sefer/libro de Mishlev/proverbios, La mitzva/mandamiento es antorcha, la Torah es Luz y la reprensión que exhorta es camino de vida.  (Mishelv 6,23)

 

 

 

Pero, de la misma manera que el cuerpo tiene muchos miembros que deben de mantenerse en pureza, hay unos que se purifican más que otros, de la misma manera es en Torah, hay quienes que se esfuerzan por purificarse más que otros, es decir:  Que hay quienes se esfuerzan por vivir su vida en la completa comunión con la Mitzva/mandamiento y hay otros que se esfuerzan menos, como todo un cuerpo, como está escrito:  Todos formamos un solo cuerpo en Mashiaj/unguido. Por lo tanto,  todos formamos en responsabilidad  la nación de Yisrael.

 

 

 

Que quiero decir con esto:  Que  a pesar de que hay quienes no logran un grado mayor de elevación espiritual siempre serán parte del cuerpo, que al final, todos somos luz, porque somos parte de la Menorah.  (Drash).

 

 

 

Aarón HaKohen encendía las luces de la Menorah,  la Menorah consistía en lo siguiente:

 

 

 

La Menorah era de una sola pieza,  no existía división en ella, estaba labrada de tal manera que  fuera solo una pieza, por lo tanto los hijos de Yisrael aunque tengamos varias funciones, debemos de considerar que en el lugar en donde Hakadosh Baruj Hu nos colocó allí debemos de formar parte de la Luz que alumbrara a todas las naciones, por lo tanto, es tan importante una parte como otra en la Menorah, por lo tanto aunque espiritualmente cada uno de nosotros es diferente sabemos que somos oro que formamos la Menorah que se debía mantener encendida. Por este mismo principio es que si un hijo de Yisrael se impurifica daña toda la Menorah, es decir: Que esa parte de la Menorah que se ha manchado, hace que pierda su verdadera riqueza, por lo tanto para purificar la Menorah había que extirpar la suciedad que se adhirió a ella, es decir por medio de la Teshuba/arrepentimiento, puede ser limpia una vez mas.

 

 

 

Todos somos uno, hay quienes están más cerca de la base y hay quienes están más lejos de ella, pero al final, todos formamos la Menorah. Aquí podemos considerar otro principio de la Ejad, por esto no debe de haber división entre nosotros.

 

 

 

Otra característica de la Menorah era que tenía siete brazos,  en cada uno de los brazos habian siete mechas,  tenía, flores, copas,  recipientes que contenían el aceite.

 

 

 

Explicamos lo que significaba los siete brazos, es decir: Los Siete Ruajim de HaKadosh Baruj Hu, las siete sefirot,  el siete el número de la perfección, siete es el reposo, siete son los días de la semana,  por lo tanto la expresión es que Am Yisrael como un solo pueblo, como una sola pieza debe de alumbrar, pues todos formamos la Menorah,  Habían siete Mechas, las mechas eran las que se encendían para que alumbrara la Menorah, sin embargo las Mechas por si mismas no podían subsistir, sino se necesitaba de la base, de toda la consistencia de la Menorah para alumbrar, y esto es cabalmente lo que sucederá en tiempos de Mashiaj en donde  todo Am Yisrael debe llevar la Luz  a las naciones, es decir para que la Luz alumbre se necesita de toda la Menorah, por lo tanto nada es independiente uno del otro.

 

 

 

He aquí la importancia de la Ejad en el pueblo, el Amar al prójimo como se ama uno mismo,  el amor al prójimo también se manifiesta en mantenerse uno puro, porque de la misma manera en que uno se purifica también es parte de la purificación de toda la Menorah, si alguien se impurifica esa mancha se nota en la Menorah, por eso existe la pena de Karet (cortado del pueblo) , es decir extirpado del pueblo, para que se mantenga la pureza de Am Yisrael.

 

 

 

Quienes eran los responsables de mantener encendida la Menorah eran los Leviim, Aarón HaKohen venía de la Linea de Levi, por esto mismo los Beney Yisrael como pertenecientes a una clase de Kohanim deben de realizar la avoda para que la Menorah se mantenga encendida en el mundo entero.  ¿Cómo así?, Que es en si la Menorah?, La  lámpara que alumbraba el templo en donde se manifestaba la Shejina, por lo tanto, cuando los hijos de Yisrael por medio de los Mitzvot se purifican, alumbran para que la Shejina se manifieste en el mundo entero y que esta Luz alumbre a los hombres y de esta manera mantener en equilibrio la fuerza de la pureza, contra la impureza, es decir que si así no fuera, las fuerzas de la maldad tuvieran suficientemente poder para destruir al Mundo, esta es otra perspectiva de comprensión en el sentido que quienes sostienen al mundo es Am Yisrael.

 

 

 

SHALOM ALEJEM.