PARASHA BEA´ALOTEJA

µh;r;b]a' ÷be WhY;liae .br'h

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham

Bamidbar 8.1 – 12.16.

 

BEHA´ALOTEJA  (Cuando enciendas).

 

La luz de la Menorah  debe de mantenerse encendida en Ti,  ¿Y quién la encendía?, El Kohen, ¿Que significa todo esto?; Que El Kohen es el encargado de llevar  la llama para que las Luces que están en la Menorah se encendieran de la misma manera que  una Luz no puede ser encendida si otro no viene a encenderla, ¿Qué quiero decir con esto?, que si una persona  no recibe las enseñanzas de Torah,  que es el fuego del Eterno que quema las entrañas, quiere decir que el fuego quema lo malo que esta en nosotros para que la pureza venga y el fuego emerja  puro y la Luz realmente alumbre a nuestro alrededor.

 

El Kohen era el encargado de mantener encendida la Luz de la Menorah aquí abajo para que la Luz de la Menorah en los mundos superiores se mantuviera encendida también.

 

Pero, ahora que no tenemos templo y que la Luz de la Menorah no se enciende, ¿Será que la Luz de la Menorah de arriba no está encendida?, ¡Claro! Que si,  porque cada uno de nosotros somos los encargados ahora no de encender una Menorah física, sino una Menorah espiritual,  ¿Cómo Así?,  Cuando Rav. Shaul dice:  No sabeís que sois el templo del Eterno y que el Ruaj del Eterno mora en vosotros?, si bien es cierto podemos llevar el texto a otra comprensión debemos de considerar que nosotros debemos de Alumbrar, como dijo Yahshuah nuestro Rebe: Una Luz no se enciende para ponerla debajo de la cama, sino para que alumbre alrededor.  Por lo tanto.

 

 Debemos estudiar Torah, porque ¿Cómo podremos encender la Luz de nuestro  entendimiento?, como está escrito:  Efesios 1.18  Alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, y existen otros pasukim mas que hablan sobre la luz del entendimiento,  ahora encendiendo la Luz del entendimiento que es el Hacer,  estamos proyectando la luz de arriba hacia abajo ¿Cómo Así?, si  la humildad no se activa que es la corona Keter, la persona no querrá estudiar Torah, porque manifestará su arrogancia,  pero si activa la primera sefira que es Keter, entonces humildemente se sentará a aprender y activará Jojma, que es la sabiduría, esto todos lo comprendemos ya,  y la Luz de Jojma/sabiduria alumbra a bina/entendimiento, es decir como la Luz del sol alumbra a la luna,  de la misma manera la Luz de Jojma/sabiduria se proyecta hacia bina/entendimiento para que esta se active, cuando Bina/entendimiento Brilla entonces alumbra a las siete sefirot/luces inferiores, pero va de  de nivel en nivel en escala de tres, ¡Como Así?, primero alumbra a  Jesedbondad,   es decir: Que la virtud de la bondad estará en la persona, porque no podrá ejercer la bondad con la Luz  si la Luz no se proyecta hacia  ella, muchos pueden practicar la bondad, sin embargo como carecen de la Luz esta bondad que activan  sería como una bombilla de 10  wats de potencia, no alumbra en plenitud para que las sefirot/luces se desarrollen con su potencialidad que el Eterno Desea,  la triada de tres que están arriba también la conforma Guevura/ la justicia,  y se actúa en base a ella,  la persona no puede ejercer la justica sin bondad, porque el rigor será considerado en él como algo despiadado, implacable,  por ello primero de arriba hacia abajo se activa, la bondad y esta a  la vez, se proyecta hacia Guevura/rigor para  que todo este en el mismo nivel de Luz,  ¡Claro! También están conectadas con Jojma y Bina, porque todas las sefirot  están fusionadas y quien las une son las letras hebreas,  ejemplo: La Vav también conecta a Jojma/sabiduria con Jesedbondad y la Hei/5 letra hebrea;  conecta a Bina/entendimiento con Guevura/justicia,rigor, esto quiere decir que la sabiduría actúa en la bondad para aplicarla correctamente y el entendimiento en el rigor para que la justicia sea real.

 

Todo esto es tan complicado y fácil de entender, pero se necesita ir explicando parte por parte y el tiempo que utilizamos en la Parasha no es suficiente para  explicarlo todo.

 

Sigue la conexión de Luz hacia abajo, y la aplicación de la bondad, la justicia, debe de hacerse en equilibrio para que alumbre Tiferet que es la misericordia, o también se le conoce como la belleza, o el amor,  esto nos enseña:  El amor solamente se podrá ejecutar cuando la persona actúa en bondad, en justicia y entonces el amor es efectivo,  si las sefirot/luces de la Bondad/jesed,  el rigor/guevura, no se activan adecuadamente, podremos estar pensando en el otorgamiento de amor,  pero de una manera equivocada, confundiríamos la justicia con la bondad e invertidamente, pero si todo se hace en el equilibrio que viene de los Shemayim entonces el amor es pleno.

 

Esta triada de sefirot:  Jesed/bondad, Guevura/justicia o rigor, Tiferet/amor, cuando  llega  la Luz,  entonces esta se proyecta hacia,  Netzaj/exito, que es la victoria,  es la fuerza,  por lo tanto , en la triada superior,  quién entabla la relación entre ellas y las triada inferior es Tiferet, el amor,  por esto,  la fuerza de la Luz debe  de provenir del amor,  claro el amor pleno manifestado en  el equilibrio de  la bondad y el rigor,  entonces la fuerza vendrá para seguir alumbrando y  esta a la vez se proyecta hacia Hod/esplendor, que es el esplendor,  no es como el esplendor de la Luz de la triada/tres superior, sino es el esplendor en el cuál se manifiesta en la aplicación consciente hacia los demás,  la Luz que fluye desde arriba me está llevando a que esta Sefira/luz alumbre en mi,  es la entrega que se hace en bien de los demás, podría relacionarla con abnegación hacia los demás, y lógicamente estas dos sefirot que pertenecen a la triada de abajo  es el fundamento, es  la convicción de la entrega para realizar el trabajo en Maljut/reino que es el último lugar en donde la Luz llega.

 

Cuando las siete Sefirot inferiores alumbran, y  si nos colocamos cabalmente en Maljut, comprenderemos entonces, que nuestro deber es aprender Torah,  y que la Luz se encienda en nuestra Menorah que es nuestro cuerpo, nuestro Ruaj, nuestra Neshama, y de la manera que el Kohen empezaba a encender una por una, con el Aceite, que representa el Oleo de la unción,  las Luces de las Sefirot empiezan a realizar la conexión ahora no de arriba hacia abajo sino de abajo hacia arriba,  La Menorah en nosotros empieza a Brillar, empezamos a alumbrar a Maljut, y elevamos a Maljut hasta Yesod, el fundamento, y por lógica, seguimos ascendiendo en la escalera de la espiritualidad, conectándonos a su vez con cada Sefira que brilla por la fuerza de arriba, pero que nosotros vamos encendiendo, porque la Luz ha estado allí, solo falta que nos conectemos, es como un toma corriente, siempre está allí, llevando la energía, pero para hacer uso de ella es necesario que  hagamos una conexión,  colocamos  las espigas dentro del tomacorriente y hacemos uso de lo que ya está.

 

De la misma manera seguimos ascendiendo hacia  Hod,  que dijimos que es  el esplendor,  y por supuesto la fuerza de la victoria estará alumbrando en nuestra vida,  el amor se despertará  y seguimos en ese proceso de ascensión,  porque llegamos a activar en nosotros ahora guevura, y Jesed, y ahora con todas las Sefirot encendidas en nosotros, llegamos a los mundos superiores, donde está colocadas las Sefirot superiores que son Bina, Jojam y Keter, entonces podemos decir:  Estamos en los mundos superiores.

 

En la escalera de Yacob podemos tener una clara referencia a esto, en donde habían Malajim que subían y bajaban, por la escalera y cuando vamos a la comprensión de Kabala en el sentido que debemos de ascender por la escalera de la espiritualidad también podemos considerar que de la manera que la Luz ha bajado, debemos nosotros de activar nuestro ascenso y la Luz  es como una escalera en donde peldaño a peldaño vamos ascendiendo.

 

Por eso se dice que la Luz se esconde, es decir, está allí pero es necesario realizar las conexiones,  es como colocar la espiga en el tomacorriente.

 

Cada Sefira es considerada una manifestación de Luz, por consiguiente cada uno de nosotros debe de mantener encendida la Menorah que está en el, esto es que cada Sefira manifieste la Luz desde Yesod hasta Jesed. Para conectarnos con las Sefirot superiores que son:  Bina, Jojma y Keter.

 

De hecho el decir que  en cada Sefira ascendemos, estamos en presencia de un Remez, ¿Por qué?, Porque para ascender, es necesario que las distintas Sefirot se activen dentro de nosotros y espiritualmente sin darnos cuenta estamos ascendiendo,  por la tanto la correcta comprensión de lo que hoy enseño está  basado en el principio de la actitud, entrega, devoción,  que cada quién coloque en su vida para  el disfrute mediático de las bendiciones del Eterno, no solo para vivir en armonía, paz, tranquilidad, gozo, satisfacción etc, en este mundo, sino más que todo para que  el trabajo realizado aquí abajo, se active en el momento de ascender ya sin este cuerpo físico, que nos impide disfrutar a plenitud lo que sabemos.

 

Ahora quizás comprendamos,  que el número siete, los siete brazos de la Menorah. Si lo comprendemos en Gematría  en donde  cada número tiene su relación con otros de su mismo resultado, los  siete brazos de la Menorah, entonces nos lleva cabalmente a considerar las siete sefirot manifestadas en este Olam, que son Jesed, Guevura, Tiferet, Netzaj, Hod , Yesod y maljut, juntas forman una Menorah de siete brazos y porque no decir:  que todas estas Sefirot en nosotros, nosotros mismos formamos la Menorah de siete brazos en nosotros, que deben estar encendidas, y cuando comprendemos esto,  tomaremos una mejor actitud para el desarrollo espiritual que nos compete realizar como hijos de Yisrael

 

Podemos de esta manera considerar una lógica secuencial,   que si la Luz de nuestra Menorah interior alumbra, definitivamente, la Shejina estará brillando en nosotros y el Aceite que servía para alimentar la Menorah para que se mantuviera encendida, se puede considerar un paralelismo con el Ruaj HaKodesh que es la manifestación de la inspiración de lo que estudiamos para que  la Luz se torne impecable, brille en su máxima potencialidad, y por supuesto alumbrará con toda la potencia en nuestra vida, a quienes nos rodean, y al mundo entero.

 

La sabiduría de la Kabalah nos lleva ahora a otra comprensión, que es el pueblo de Yisrael que ha sido llamado para ser Kohanim son los que mantienen encendida la Menorah superior cuando trabajan y encienden la Luz de la Menorah en ellos.

 

 

 

SHALOM ALEJEM.