PARASHA BAMIDBAR

µh;r;b]a' ÷be WhY;liae .br'h

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham.

Bamidbar 1.1 – 4. 4.20

 

BAMIDBAR  (En el desierto).

 

En esta sección de Torah, haKadosh Baruj Hu ordena a Moshe Rabenu realizar el censo de los hijos de Yisrael,  nuestra Torah expresa la palabra asamblea, (Reunión general de una colectividad para decidir asuntos comunes),  porque Yisrael en su conjunto tiene una labor que realizar en este mundo, ahora si tomamos en cuenta otro concepto preguntaremos: ¿Será que Hakadosh Baruj Hu necesita que se realice un censo para conocer cuantos hijos de Yisrael forman la asamblea?.

 

Yahshuah ha Mashiaj expreso: Los cabellos de vuestra cabeza están todos contados (Matatiyahu 10.30),  Si el conoce el numero de nuestros cabellos de la cabeza, ¿Conocerá el número de las almas de Yisrel que bajaron a este olam para realizar la avoda del levantamiento de toda la creación?, la respuesta es obvia: Claro Que SI, entonces porque  ordena  a Moshé Rabenu ¿censar a los hijos de Yisrael?.

 

Sabemos que todo lo que sucede en este olam, es para berajot de nosotros, es en función nuestra todo lo que está escrito en nuestra sagrada Torah,  para que el conocimiento supremo venga a todo intelecto de un alma de Yisrael y comprenda el propósito de su existencia en este olam, y llevar la vida en primer lugar en su propia persona y después trasmitirla  a los demás.

 

La asamblea  según sus casas paternas, hemos enseñado mas de una ocasión, que al momento de bajar desde los mundos superiores a este olam, todos traemos una raíz,  pertenecemos  a un ramaje ya desde los mundos superiores estamos todos designados, por lo tanto cuando nuestra Torah enseña:  según sus familias, según sus casas paternas, si bien es cierto en el nivel Peshat está hablando de las doce tribus,  en el nivel sod,  se refiere a la raíz de la casa de donde bajamos a este olam,  por esto cada tribu, cada familia,  cada persona tiene su propia responsabilidad, según Rashí:  Cada casa paterna será  determinada por la tribu de su padre,   también nuestra sagrada Torah enseña:  conforme al número de nombres, todos varones por sus cabezas, ¿Acaso no debería decir y mas que comprensible sería:  El numero de varones solamente?, sino menciona por sus cabezas, es decir: Por el concepto de misión que trae cada tribu en si,  no solamente en el concepto de la misión y de saber el número de almas que bajaron a este olam, sino que aún de saber el propósito en si en lleva cada tribu en su responsabilidad.

 

De veinte años en adelante, todo el que sale al ejercito de Yisrael,  En el  nivel peshat se entiende que Yisrael debe de conformar un ejercito para librarse de los enemigos aquí en esta tierra, sin embargo cuando vamos mas alla de la comprensión literal y nos metemos al nivel mistico, sabemos que los ejércitos físicos de Yisrael no es mas que ejércitos también celestiales que vienen a luchar para el Tikunim de todo el olam.

 

Como se explica esto:

 

El censo es para que todo Yisrael comprenda que hay un número determinado de almas que han bajado para realizar el tikunim del Olam por medio de ellos,  y que cada uno pertenece de alguna manera a un tribu y esta tribu es la que va a marcar el desenlace de la espiritualidad en este olam.

Como lo explicara el Rabino Ginsburg en Nombre del  Rambam,  enseña: Que las doce tribus forman cuatro campamentos.

El primero campamento conformado por Yahuda, Izasjar y Sabulon,  Yahuda el Rey, Izasjar poseedor del conocimiento de Torah, y Zabulon el que posee la riqueza, es decir al frente de todo está el conocimiento de Torah y esto hará que el rey  de desenvuelva dentro de los parámetros de Ella, es decir:  El punto principal del primer campamento es la Torah, es la que marcha adelante del templo, es el conocimiento de ella el que nos llevara,  al siguiente campamento.

El segundo campamento comprendido por:  Reuben, Shimeón y Gad,  Según la enseñanza del rabino Ginsburg en nombre del Rambam,  Este campamento se refiere  a la Teshuba, es decir: Al volverse al Eterno.

El tercer campamento  es el de:  Efraím,  Manashé, Benyamin, ellos irán al oeste,  lugar en donde se manifiesta la Shejina, ¿Por qué?, Porque allí fue construido el Beit HaMikdash. Por lo tanto el campamento de Efráim y sus allegados conforman la manifestación de la Shejina.

El cuarto campamento es el de:  Dan,  Asher, Neftalí, este campamento es el de la bendición, ¡Por que?, porque dentro de ellos está Neftali y la Beraja que Moshé RAbenu le da es:  Neftali lleno de Berajot de HaKadosh Baruj HU.

 

Si resumimos ahora tenemos que los cuatro campamentos de las tribus de Yisrael, que rodean el Beit Hamikdash, son campamentos que vienen a activar en este olam las bendiciones para todos,  es decir: los cuatro campamentos son: Torah, Teshuba, Shejina y Bendición.

 

Si lo vemos desde le punto de vista de este mundo, encontraremos que todas las tribus de alguna manera activan para Yisrael las berajot, El conocimiento de Torah, La Teshuba, la Shejina y las Bendiciones, ahora si tomamos en cuenta a los Leviim que no fueron censados, ¿Y porque no fueron censados?,  La manera mas simplista de  explicar sería: Ningun Rey declararía la cantidad de miembros de su ejército, especialmente aquellos que cuidan de su palacio, de la misma manera HaKadosh Baruj Hu ordena no censar a los hijos de Leviim porque ellos eran los encargados de cuidar del Beit HaMikdash, el palacio del Rey.

 

Cada grupo de tribus, cada campamento, trae una misión a este Olam,  el primer campamento, activa en cierta forma la bendición del conocimiento de Torah,  es la fuerza que lucha en las esferas celestiales, como lo dijo Rav. Shaul, no tenemos lucha contra carne ni sangre sino contra potestades que habitan en las regiones celestes,  por consiguiente las fuerzas espirituales de los componentes de las tribus de Yahuda, es decir: Izasjar y Zabulon, son fuerzas que activan que el conocimiento de Torah llegue a cada hijo de Yisrael, sin embargo, no solo el conocimiento de Torah es necesario para que  el olam sea rectificado, sino el volverse a HaKadosh Baruj Hu, en Teshuba, pero no puede haber teshuba sin el conocimiento de Torah,  en nuestro medio las religiones paganas enseñan el arrepentimiento, pero no enseñan Torah, entonces el arrepentimiento es falaz,  y no llega a cumplir el verdadero propósito que es volverse al Eterno,   son pues las fuerzas espirituales de los componentes del segundo campamento los encargados de  luchar para que el alma  llegue a la comprensión de que tiene que buscar la luz del Eterno y volverse en Teshuba.

Y así también  cuando se ha completado el marco de los primeros dos campamentos, por lógica la Shejina vendrá a acampar en cada alma, en cada hogar, en cada familia, en cada tribu, en la nación, por cuanto ha conocido Torah, se han vuelto en Teshuba ahora la Shejina mora en medio del campamento y este tercer campamento es el  que activa las fuerzas de la atracción de la Shejina, es decir toda la lucha no está en función de este Olam sin en función de las esferas celestiales, y por lo tanto la atracción de la Shejina vendrá  en las fuerzas que componen este tercer campamento, que es el de: Efráim, Manashe, Benyamin, y si comprendemos un poco mas, Efráin fue el hijo de Yosef al igual que Manashe y Benyamin el hijo pequeño de Yacob,  que quiero decir con esto:

 

Que Yacob se gozó cuando vió a Efraín y Manashe,  y la braja que yacob le dio a Efráin fue:  Su descendencia formará multitud de naciones,  sin embargo también es del conocimiento nuestro que Efráin quién representa al tercer campamento fue exiliado entre las naciones, para dar cumplimiento a la beraja de Yacob, pues en la diáspora la cimiente Kadosh se ha regado y  las diez tribus formamos multitud de naciones.   ¿En donde está la Shejina ahora preguntan los Jajamim? A lo que responden, está en el exilio con su pueblo,  ahora bien, nuestros hermanos Yahudim, a quien amamos y respetamos,  explican que se refiere a ellos que se han ido a la diáspora, pero se olvidan que el Eterno conoce a su pueblo en la diáspora, aunque no se sabe quienes son pero el Eterno si los conoce, como dijo nuestro Rebe Yahshuah,  Hay otras ovejas que no son de este redil, a ellas debo de traer y serán un solo rebaño con un solo pastor  (Yohanan 10.16) Conozco mis ovejas y ellas me conocen,  por lo tanto la Shejina, la Matrona, no es solo de Yehuda sino también de Efráim perdido entre las naciones.

 

La cuarta fuerza espiritual, el cuarto campamento, es el que activa las berajot, por esto marcha de ultimo,  es decir al Sur,  pues  ellos son los encargados de activar las bendiciones de cada hijo de Yisrael, de cada tribu, de cada nación, ¿Cuándo las activan?, Cuando han pasado por el primer, segundo y tercer campamento, es decir:  Han conocido Torah,  han realizado su Teshuba, ahora La Shejina esta con ellos y por tal razón las berajot son activadas, por cuanto  se han completado los cuadros de los estandartes.

 

Los Liviim, no son censados, y ellos son los encargados de cuidar el Beit HaMikdash que va al centro de los cuatro campamentos, por tal razón la forma de formación de las tribus con relación al Beit HaMikdash, no solo está en función de proteger el Arca, sin en función de la avoda que se necesita hacer para que  todo, como un todo se complete y  la avoda, el trabajo sea lo que realmente debe ser, atraer lo de arriba abajo.  El campamento de los Levitas son los encargados, para que la conexión entre el mundo inferior y el mundo superior se conecte, pues si bien es cierto las fuerzas espirituales de los campamentos cada uno tiene su propio trabajo también es necesario que la conexión se realice y por esto los leviim eran los encargados de presentar los korbanot. Para que cada hijo de Yisrael, cada tribu y la nación misma, ascendiera y se conectara con la fuerza de su raíz que está en los mundos superiores.

 

Donde se conformaron los campamentos?, fue en el desierto, en el lugar de sequía, en donde no se cosecha nada, en donde se come por voluntad del cielo,  y por lo tanto  en el desierto espiritual es donde entra en función el pueblo de Yisrael,  cada uno de nosotros, sin saberlo estamos activando lo que nos corresponde activar en este olam,  cada uno de nosotros los hijos de Efráin que estamos regresando, unos pertenecen a una tribu otros a otra, pero al final  en conjunto, Torah, Teshuba, Shejina y Berajot, estamos, activando  que las fuerzas espirituales de los mundos superiores desciendan y el mundo sea beneficiado por el trabajo que cada uno hace.

 

 

Es comprensible después de haber enseñado varias cosas con relación a los mundos inferiores con los mundos superiores, en el sentido que todo lo que hacemos aquí abajo activamos en las esferas superiores lo que queremos activar, por lo tanto fue necesario que las almas de los hijos de Yisrael bajaran a este Olam para que en el sentido físico activaran en el sentido espiritual todo lo relacionado para de esta manera lograr el Tikun de todo el olam.

 

Es pues la responsabilidad de cada uno que está regresando después de este largo exilio espiritual, entender el porque estamos aquí como hijos de Yisrael, ya no podemos seguir siendo indiferentes,  impurificándonos no solo con las impurezas existentes sin pecar, sin aún mas, evitando el pecado y la impureza del pecado es mucho mayor que la impureza de ir a un sepelio etc. Debemos e oner en orden nuestra vida,  pues si no lo hacemos estamos en un desorden en un caos, por lo que debemos rectificar las cualidades negativas y  convertirlas en positivas. Esto es lo que puede estar sucediendo para que las brajot no vengan con la intensidad que el Eterno quiere darnos.

 

La satisfacción mas grande que un rabino puede tener, es ver que la sinagoga los miembros de ella, son personas que comprenden el significado de lo que representa ser un hijo de Yisrael y que vivan en Kadusha. Ahora comprendemos que el vivir en Kadusha no solo está en función de nuestra recompensa en el Olam haba sino en el trabajo espiritual que nos corresponde para atraer estas bendiciones a este olam, es decir: Torah, Teshuba, Shejina, y Berajot.

 

 

 

 

SHALOM ALEJEM.