PARASHA  SHEMINI

µh;r;b]a'  ÷be   WhY;liae  .br'h¾

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham

Vaykra 9.1 – 11.47.

Hafatara: Yejezquel 36. 16-38 

 

SHMINI (Octavo).

 

En el octavo día,   razonablemente no existe un octavo día, por lo tanto si en el plano físico no existe un octavo día, definitivamente este día tendrá que ver con lo metafísico, con lo que está mas allá de la materia.

 

Siete días duró la preparación para que en el octavo día los Kohanim fueran ungidos y estuvieran en condición para realizar las Avodot del templo,   si el octavo día es parte de lo metafísico definitivamente los primeros siete días son parte de lo físico, y no es de extrañar, porque el Eterno en seis días  realizó la creación y el séptimo día descanso, por lo que el séptimo día aún es del plano de lo físico, se puede contabilizar dentro de lo físico a diferencia del octavo día que es de lo metafísico,  por lo tanto el siete está en conexión con lo metafísico que es el octavo día, ¿Cómo Así?,  el punto culminante de la creación es el séptimo día,  y después del séptimo día viene  el octavo día que es lo sobrenatural, si tomamos en cuenta las sefirot, comprenderemos que desde Maljut hasta Jesed que es la Bondad, hay siete sefirto, por lo tanto el que quiera conectarse con las sefirot que tienen relación con los mundos superiores debe de ir escalando por la escalera de la espiritualidad, subir los siete peldaños de las sefirot y de esta manera llegar  a la octava sefira esto es Bina, en donde las siete sefirot se conectan con Bina, que ya tiene relación con los mundos superiores esto es la conexión que se hace con el  Aryj Ampin.

 

Por ello la Tora escrita es Zeir Ampin, y la Torah oral es Maljut, y nuestra Torah empieza con la letra Bet, que su número es dos, aludiendo en esta instancia a Zeir Ampin y a Maljut la Torah escrita y Torah Oral,  además que la letra Beth está abierta de un lado y cerrado por el otro lado, esto quiere decir que si el hombre tiene la intención de apegarse a su Creador encontrará  la parte que esta abierta de la letra Beth, pero si no tiene esta intención, encontrará  la letra Beth en la parte en que esta cerrada y no podrá accesar.

 

La Letra Beth, tiene dos planos, uno superior que representa a Zeir Ampin y el otro inferior que representa a Maljut, unidas por la línea derecha, por esto se denomina casa, porque las tres líneas son la casa de Zeir Ampin.

 

Tomando como base los siete días para llegar al octavo día,  cuando se llega al octavo día el niño entra al pacto  por el Brit Mila, este se realiza al octavo día, porque los primeros siete días son parte de la preparación para llegar al octavo día, ¿Cómo así?, El niño pasa por una preparación durante siete días,  en estos días el niño aún cuando ya este en este Olam, aún tiene reshimot/recuerdos de los mundos superiores,  por lo que su alma esta en una preparación pues se está conectando  con este mundo, esta  empezando a tener las sensaciones materiales de este mundo, sin embargo aún esta en conexión con las dimensiones superiores, por esto al finalizar el séptimo día de su nacimiento debe de entrar al pacto del Brit Mila en donde se sella el niño y se reconoce que es un alma Yisraelita.

 

Si para realizar el Brit MIla, este octavo día cayera en Shabat, según las enseñanzas de los Jajamim/sabios, el niño debe de realizarse el Brit Mila,  porque, aún cuando el Shabat es un día sagrado, de reposo, es la conexión entre los seis días y el octavo día, por lo tanto debe de realizarse el Brit Mila, por cuanto está en función de la conexión, de este mundo con los mundos superiores.

 

Por esto mismo el que vive solo en función del seis, es decir los seis días de trabajo, y coloca al día Kadosh de Shabat entre los días comunes, es decir aún trabaja en Shabat esta llevando al Shabat al plano de la materia, que aunque es parte de lo físico, es parte de este mundo, el Shabat es un día en donde se realizan las conexiones espirituales para llegar al octavo día que es lo sobrenatural.

 

Por esto mismo, nadie que no tenga conciencia de lo que es el día Kadosh de Shabat y lo profane, definitivamente esta persona esta en función de la materia, de este mundo y no podrá conectarse con los mundos superiores,  esto es  lo que el Yetzer Hara (HaSatán) enseña  en las religiones, especialmente la occidental, en donde han cambiado la celebración del séptimo día y lo han colocado en el primer día, en donde no existe ninguna conexión, porque no es el primer día que conecta con lo espiritual, con lo sobrenatural sino es el séptimo día, para entrar al octavo día.

Cuando asistimos a la sinagoga en Shabat a estudiar Torah, lo que estamos realizando es la conexión con lo sobrenatural, por esto es que en Shabat se nos otorga un alma adicional que viene desde los Shemayim para que está alma nos venga a dar la fuerza necesaria para que alcancemos los niveles espirituales que  no se alcanzaran en ningun otro día, por esto la importancia del Shabat.

 

El milenio, los mil años que se establecen de Shalom, son la preparación de las naciones para que durante este periodo puedan realizar la conexión que no hicieron en la enseñanza, por lo tanto las naciones entrarán a lo sobrenatural, que es el regreso de toda alma a la vasija,  pero antes de llegar al octavo debe de pasar el séptimo milenio, por ello el Beit HaMikdash será construido, y en el milenio estará para que las conexiones del séptimo milenio para entrar al octavo que es lo sobrenatural, esté  y las conexiones con las esferas superiores tengan todo la plenitud requerida para la restauración final de todo el olam.

 

Los seis días de trabajo que realizamos en este olam,  corresponde a la fuerza espiritual que viene de la Izquierda esto es Maljut,  y nuestro sagrado Shabat está en función de este mundo,  por esto el Kli Yakar explica que el Shabat es mundano, no en el sentido de que no es sagrado, sino en el sentido que pertenece a esta esfera inferior.

 

Que por supuesto es necesario para que podamos en nuestra avoda/trabajo, entrar a la conexión  con la esencia suprema de la espiritualidad. Por esto el pueblo durante los seis días debe de realizar el trabajo en lo material, y llevar la materia a la espiritualidad, ¿Cómo así?,  cuando el hombre se desarrolla trabajando en lo material,  es porque el mismo hombre está conectando la materia con la esencia de su alma,  es decir: Esta tomando la materia, lo físico, lo interna en su Nefesh/alma, pues en el momento que se alimenta toma las chispas y las libera,  hace uso de la materia,  eleva por consiguiente la materia, su trabajo aunque parece físico, que si lo es,  tiene un sentido aún mas profundo que el simple trabajo en lo material, sino que el hombre en el momento que conecta lo material,  seis días dura este trabajo de conexión con la materia,  para que en el séptimo día, lleve la materia al plano de la espiritualidad que  es el Shabat y entonces por medio de su Avoda conecta lo material con  los planos, con las esferas superiores.

 

Por consiguiente, no es solo trabajar para mantener el cuerpo en optimas condiciones, sino para la liberación misma de la creación, de la materia y llevarla al plano de la espiritualidad.

 

Esto se compara de la siguiente manera a un Minero,  que trabaja, trabaja, con las herramientas necesarias, excavando, excavando, hasta encontrar la pepita de oro, y es cuando este pedazo de oro, lo lleva al deleite de su satisfacción personal que lo que ha trabajado ha tenido su recompensa.

Pero no puede tener una satisfacción de la recompensa encontrada, si primero no realiza una avoda para encontrar el bien, de la misma manera el hombre trabaja, trabaja para encontrar las chispas, y de esta manera liberarlas y llevarlas al plano de la espiritualidad que es el Shabat y conectarla con las esferas superiores que es lo sobrenatural, el octavo día. SHMINI.

 

Bendito es el pueblo de Yisael, que es la porción de HaKadosh Baruj Hu llamado a ser Kadosh como El es Kadosh, y ellos son amados arriba y son amados abajo, y HaKadosh Baruj Hu extiende su mano derecha de misericordia sobre ellos, más aún con los que se esfuerzan en el estudio de Torah tienen un privilegio adicional de llegar a la Yijud con lo sagrado esto es el Eterno, y El Eterno los adorna con un hilo de Jesed, arriba y abajo, y coloca Shomerim (guardianes) a su lado para que no venga algún mal sobre él, y las fuerzas oscuras no podrán dominarlo.

 

 

 

SHALOM ALEJEM.