PARASHA SHMINI

µh;r;b]a' ÷be WhY;liae .

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham

Vaykra 9.1. - 11.47.

 Haftara:  1 Shmuel 6.1-7.17.

 

SHMINI   (Octavo).

 

Dichoso es Yisrael a quién fue entregada la Torah, el lugar en donde el Eterno se pasea, la alegría y toda la alegría del HaKadosh Baruj Hu, Dichoso el pueblo quién fue escogido entre las naciones para ser la parte de la manifestación esplendorosa del Eterno.

 

Nuestra sagrada y Bendita Torah el manual de instrucción para que todo aquel que se aferre a ella tenga la vida feliz, la vida plena, la vida abundante,  el manual que guía al hombre a que estadía en este Olam sea de los mas placentero y  que su partida de este Olam sea el regocijo mas grande de su alma pues estará en lugares privilegiados en el Olam Haba.

 

Por esto mismo nuestra sagrada Torah empieza con la letra Bet, que es abierta de un lado y cerrada por el otro, esto es: Que aquel que con sinceridad quiere encontrar el camino de su elevación entrará por la abertura de la Bet que es como que estuviera con los brazos abiertos prestos a recibirlo y a impartirle la sabiduría de nuestra Sagrada Torah,  sin embargo aquel que rechaza  su instrucción caminará por el lado que esta cerrado y la sabiduría  estará cerrada pues no habrá Luz que ilumine su camino para encontrar el acceso, sin embargo si despierta en su conciencia el deseo de aprender de nuestra sagrada y bendita Torah,  entonces se le mostrará el camino y encontrará la abertura de la Bet y se regocijará con su Creador, pues el que se esfuerza en encontrar la sabiduría de la Torah encontrará el nombre Sagrado.

 

Y El Eterno te bendecirá desde Tzion que es Yerushalaim y que también es Yesod, el fundamento,  Yesod de maljut en donde radican todas las bendiciones,  y que están salen de allí con Rajamim y  toda la nación es bendecida, y el Eterno envía sus mensajes por medio de Yisrael esto son los Tzadikim/Justos de Yisrael, sin embargo de los malvados de Yisrael no envía sus mensajes, pues no pueden ser sus emisarios.

 

Esto es como en esta anécdota:  Había gente que se reveló contra su Rey, el guardia los tomo  para castigarlos, un sabio se levantó y se mezcló con los ayudantes del guardia, el guardia lo miro y le dijo:  ¿Quién  te puso aquí entre nosotros?, ¿No eres tu uno de los que pecó contra el Rey?, por ello serás castigado primero, lo tomaron y lo mataron.

 

Lógico quien se revela contra el Rey son las naciones, y el sabio que se mezcló era Yisrelita, por ello dijeron ¿Acaso no eres Tu uno de ellos?.

 

Por esto mismo, cada hijo de Yisrael debe de tomar conciencia en saber quién es, y no puede comportarse como aquellos que se revelan contra su Rey.

 

Como está escrito: Sed Kadoshim Ki Any Kadosh. Sagrados porque Yo Soy Sagrado,  y nos habla  desde el lado de la alimentación,  ¡Porque?

 

Existe tres reinos que sirven para alimentar al hombre, en el Mineral no hay mayor provecho en el alimento, sino El Agua y la Sal,  en lo vegetal  no hay mayor problema para alimentarse, solo tener el cuidado de  no comer insectos o animales en ellos,  o algo venenoso, sin embargo en el animal,  en donde se manifiestan las emociones nuestra sagrada y Bendita Torah nos enseña lineamientos a seguir para que estas emociones animalescas no resalten en nosotros sino aquellas manifestaciones que nos podrán ayudar en el desarrollo espiritual de nuestra Neshama.

 

El Eterno al momento de enseñarnos lo que debemos de comer y lo que no con relación a los animales, separa lo puro de lo impuro, y aquel que anhela la vida se separara de lo impuro, ¿Pero que es la vida?  La vida es el mundo por venir,  ¿Por qué donde está la verdadera vida del hombre? En el Olam Hava,  por esto el que se une a la vida en el Olam Haba es aquel que se une a Zeir Ampim, y Zeir Ampim es la conexión entre este mundo Maljut y los mundos superiores y que también esta en el camino llamado el camino de la vida que es nuestra Sagrada y Bendita Torah, por esto Zeir Ampim es la Torah viviente,

 

Aquel que ama la vida,  (Esto es el Olam Hava), cuidará su alma de contaminaciones que impedirán ver la vida,  como los días de los cielos sobre la tierra, se refiere a Zeir Ampim en Maljut,  por consiguiente el que vive de acuerdo a la bendición de lo superior esto  Vav, Zeir Ampim las seis sefirot que están arriba de Maljut, viven en los cielos sobre la tierra.

El pueblo de Yisrael abre su boca para proclamar nuestra sagrada y Bendita Torah, no abre su boca para contaminarla,  ni con palabras vanas, menos con alimentos que puedan ensuciar la sagralidad que está en la boca de los hijos de Yisrael.

 

Maljut es llamada boca y Zeir Ampim es llamada Lengua,  por esto el que ensucia su boca, ensucia a maljut, y por lo tanto mancilla su lengua superior,  por lo tanto no podrá ni elevarse el ni ayudar a la gentes de las naciones para mostrarles el camino, pues a llenado de oscuridad a Maljut y a lo superior en el.

 

Por lo tanto el que  Ben Yisrael debe de cuidarse de la impureza, porque de esta manera logra la purificación de Maljut en él, y además purifica a lo superior que son las seis sefirot superiores, que son llamados cielos, en otras palabras purifica su propio cielo, por cuanto se consagra en maljut, con su boca para que su lengua que es lo superior sea pruficado.

 

Que responsabilidad mas grande de los hijos de Yisrael, porque ya en el plano espiritual, en lo mistico, en lo que no vemos, no nos percatamos de la importancia de la actitud de cada hijo de Yisrael, por lo tanto el que cuidemos nuestro alimento de acuerdo a la voluntad del Eterno, no es simpleza sino es algo que lo espiritual tiene tanta connotación que un hijo de Yisrael no ve pero debe de estar consciente de lo que puede activar o dejar de activar.

 

HaKadosh Baruj Hu nos dice:  Sed Kadoshin  ki Any Kadosh, ¿Por qué lo dice?. ¿A quién se los dice?,  da sus leyes para que podamos ralizar la avoda, y de esta manera en la actitud asumida por cada uno de nosotros, podamos activar las berajot que vienen desde Tzion no solo para la nación de Yisrael sino para todas las naciones.  

 

Por ellos e te permite comer todo aquello que esta del lado de la pureza,  del reino inferior al hablante esto es el reino animal, en donde de ellos solo se podrán comer los puros,  pues así como lo puro pertenece a los mundos superiores lo impuro pertenece a los mundos inferiores, cuando un hijo de Yisrael come lo puro eleva lo puro de maljut y lo conecta a Yesod de maljut y lo eleva para atraer hacia arriba lo impuro de este mundo, sin embargo cuando el hijo de Yisrael come lo impuro, en lugar de elevar lo puro hacia arriba, el hijo de Israel se impurifica a si mismo, siendo atraído hacia la impureza que radica en maljut, por lo tanto, no podrá  ejercer dominio sobre lo puro, porque está del lado del la impureza,

Esto es el sabio que se unió a los que se oponían al Rey.

 

Lo que debemos también recordar es: Que hay diez sefirot de fe arriba, y hay diez sefirot de a bajo de hechicería, por lo tanto se nos permite comer solo los animales que están del lado de la pureza  de arriba y no los de abajo que pertenecen al lado del la impureza.

 

Esta prohibido comerlos, porque los espiritus impuros residen en ellos, y cuando se comen, se liberan estos espiritus impuros e impurifican al que se los come,  por lo tanto el espíritu de la impureza se vuelve a ellos. Mas cuando comen lo permitido por nuestra sagrada Torah, el espíritu puro, se vuelve a aquel que lo ingiere pues fue liberado, del lado de la bestia.  Por lo tanto se nos permite comer lo que viene de lado de la pureza esto es el lado derecho y se nos prohíbe comer el que viene de lado de la impureza es el lado izquierdo.

 

Por lo tanto HaKadosh Baruj Hu dice: Sed kadosh Ki Any Kadoshim, porque un alma de Yisrael no puede colocarse en el lado de la impureza, a riesgo de perder su pureza, y la pureza y la kadusha se puede perder con lo que se come. Por ello HaKadosh Baruj Hu dijo: En Yisrael Yo muestro mi esplendor.

 

 

Por lo tanto cualquiera que coma lo prohibido por nuestra sagrada Torah se aferra al otro lado, al lado de la impureza y su alma estará fuera de la Yijud con el Eterno por cuanto eligió  estar con los impuros y no con los puros.

 

 

 SHALOM ALEJEM.