PARASHA EMOR.

µh;r;b]a' ÷be WhY;liae .

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham

Vaykra 21.1   24.23

 

Emor ( Habla).

 

En Vaykra 24. 10 leemos:

En una oportunidad salió un hombre hijo de madre Israelita y Padre Mitzrayim, esto es según los Jajamim, que es hijo del Mitzrita que mató Moshé Rabenu porque estaba matando a un Hebreo,  y lo mató al pronunciar el nombre Kadosh de cuatro letras.

 

Este era el hijo del Mitzrita sin embargo su Madre era Israelita, este profanó el nombre Kadosh,  el nombre de la madre era: Shlomit Bat Divrí, y es la única mujer judía según el midrash que se sometió a un egipcio, y esto sucedió porque era una mujer llamativa, muy conversadora, alejándose de las leyes de Tzeniut (Recato, modestía), era en palabras de occidente muy amable pues se dirigía a todos con: Shalom a Ti, Shalom a todos. El nombre de Shlomit hasta ahora había sido escondido, sin embargo por la conducta de su hijo el nombre de su madre fue revelada, como lo hemos enseñado, cada alma que baja de los Shemayim tiene que ver con la conducta de los padres,  de la misma manera que en el acto de la procreación fue concebido de la misma manera bajará un alma de los Shemayim con las características con las que fue engendrado, este fue el caso de Shlomit, en donde el hijo reflejo en sus oportunidad  el carácter de su padre, egipcio.

 

No con esto quiero decir que debemos de alejarnos de la amabilidad, pero si se debe llevar una conducta adecuada a la que corresponde a una mujer Israelita, para que no caiga en lazos de l energía de la negatividad, las leyes de recato aunque parezcan no acordes a la conducta de nuestra época, debemos como minimo actuar en la sabiduría de lo alto y comportarnos como mujeres y hombres temerosos del Eterno y que debemos con nuestra actitud bendecir el nombre del Eterno y no profanarlo.

 

Según el Midrash cuando el capataz Egipcio vino a su casa a buscar a su marido para trabajar, ella lo saludo con una sonrisa, y esto hizo provocar en deseo al capataz llevándola a cumplir sus deseos pecaminosos.

 

Las enseñanzas de los jajamim están encerradas en el cuido, en la protección de los hijos de Yisrael, pero en el momento que las mujeres se salen de las enseñanzas corren el riesgo de ser acosadas, porque la conducta de una mujer Israelita debe ser siempre con seriedad para que nadie pueda tener pensamientos negativos con relación a ella.

 

Cuando una persona actúa de esta manera  no esta protegida por el cielo, como en le caso de Shlomit que no estaba protegida por el cielo, por cuanto su conducta no era la adecuada a una mujer recatada hija de Yisrael,. Lo mismo sucedió con Dina la hija de Yacob Avinu, que se salió del campamento, no obedeció las enseñanzas y lo que paso fue que fue violada por Shejem, por cuanto  no siguió las leyes del cuidado que se manifestaban en ese tiempo a las mujeres.

 

El esposo de Shlomit se dio cuenta de lo del capataz y vio cuando este salía de su casa y se percató lo que había hecho, por temor a que este acto se hiciera público el capataz trató de callar al esposo de shlomit y lo golpeó en el trabajo con golpes de querer matarlo, cuando Moshé se dio cuenta de esto se consternó y decidió hacer justicia con el objeto de consagrar el nombre de HaKadosh Baruj HU, golpeando al Egipcio y pronunciando el nombre de cuatro Letras sobre él cayendo muerto por esto.

 

Este hijo del egipcio era quién en este momento nuestra sagrada Torah nos enseña que profana el nombre.

 

En su oportunidad se reunieron con él por una discusión halajica y allí se enteró que Moshé había matado a su padre con el nombre de cuatro letras, y este  anunció el nombre burlándose de él, por lo cuál mereció la muerte por lapidación.

 

El nombre del haKadosh Baruj HU no solo en la pronunciación se puede profanar sino cuando un hijo de Yisrael se comporta de manera inadecuada y provoca que el nombre sea blasfemado entre los gentiles, como lo dijo Rav. Shaul. El Nombre del Eterno es blasfemado por causa de ustedes-

 

Un hijo de Yisrael está llamado a dar a conocer el nombre Kadosh, a las naciones, para que el nombre seá reverenciado entre las  naciones, que ellas conozcan que el nombre Sagrado merece  ser reverenciado y no profanado,  pero es el hijo de Yisrael que con su actitud con su conducta  hará que los gentiles pronuncien con reverencia el nombre Kadosh.

 

Cuando un hijo de Yisrael escucha una blasfemia contra el Nombre Kadosh debe rasgar sus vestidos en señal de protesta, como una persona que está de luto a causa de la blasfemia que ha escuchado.

 

Y por medio de testigos los jueces decretarán la muerte del profanador del nombre. Del blasfemador y al separarlo y castigarlo de esta manera provocaba el temor para evitar el jilul HaShem.   (Profanación del Nombre Divino).

 

El hijo de Yisrael lleva la señal del Eterno en si mismo, por lo tanto la conducta de un hijo de Yisrael debe ser siempre el de exaltar el nombre del Eterno con sus actitud, la obediencia a los MItzvot hace que el Nombre del Eterno sea exaltado, la desobediencia hace que el nombre sea profanado entre los que nos rodean, por lo tanto es necesario comprender claramente que el Nombre del Eterno debe de ser Exaltado por sobre todas las cosas y nuestra conducta debe ser siempre dirigida a este objetivo.

 

El Rabino Maimonides  explica que la conducta inadecuada de un Judió hace Jilul HaShem porque lo que está manifestando con sus actos es que el Eterno no esta presente en el,  estamos en presencia de transgresión de Jilul HaShem, y de no consagrar el Nombre del Eterno, no es sola una Mitzva que se trasgrede sino que también transgredimos mas que una mitzva.

 

Al igual que la mujer debe de seguir las leyes de Tzinut (Recato, modestía) para que desde los Shemayim cuiden de ella, de la misma manera un hombre debe seguir las leyes de recato con relación a que su conducta no sea inapropiada para que el nombre del Eterno sea Exaltado entre las naciones, sin embargo si la conducta de un hijo de Yirael es inadecuada,  que no pretenda que los Shemayim mismos cuidan de él, por cuanto esta denigrando, degradando, el Nombre que es sobre todo Nombre,   es más dicen los Jajamim, el Nombre de HaKadosh Baruj Hu tampoco puede ser comparado con nombre paganos.

 

Nuestro Rebe Yahshuah Ha Mashiaj vino a enseñarnos la importancia del Nombre que estaba olvidado, sin embargo no vino a enseñárnoslo para que lo tomemos en poco, sino para que lo exaltemos con nuestras bocas, con nuestra vida, con nuestra conducta, porque un hijo de Yisrael mostrará con su buena conducta la importancia del reino de su Rey.

 

 

 

SHALOM ALEJEM.