PARASHA BAMIDBAR

 µh;r;b]a' ÷be   WhY;liae .br'h¾

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham.

Bamidbar 1,1 – 4.20.

 

BAMIDBAR (En el desierto).

 

Estamos en el inicio del cuarto libro de nuestra sagrada y Bendita Torah, en donde el primer libro Bereshit nos enseña el inicio de la creación,  Shemot  nos habla de la formación del pueblo de Yisrael, Vaykra nos relata la purificación del pueblo, Bamidbar nos enseña de los sufrimientos en el desierto y  Debarim nos recuerda lo que HaShem a hecho por nosotros porque  es el Sefer  en donde se nos vuelve a recordar la Creación, la formación, la pureza en que debemos vivir.

 

Esto tiene relación con el nacimiento de un nuevo Ser en este Olam, pues Bereshit marca el inicio el alumbramiento, su creación,  Shemot su formación como está escrito: Instruye al Nino en su camino y aún cuando fuere viejo no se apartará de él,  Vaykra es la responsabilidad de mantener el alma pura, de aplicar los conocimientos de Torah para vivir en este Olam  manteniéndose Kadosh que es  la exigencia para cada hijo de Yisrael, y por supuesto Debarim que es la repetición constante del estudio de Torah para que el alma no se olvide de su propia responsabilidad y aplicación en este Olam.

 

Por lo tanto  cada libro de nuestra sagrada Torah tiene su aplicación en este olam, en cada uno de nosotros desde el momento que nacemos hasta que volvamos al Eterno, en donde la responsabilidad de la elevación del alma se termina, por cuanto en las otras dimensiones no existe el Yetzer Hara, por lo tanto es únicamente en este Olam , Olam Haze en donde se puede realizar el trabajo espiritual para la elevación de nuestra alma.

 

Hoy estamos preparando las vasijas de recepción para llegar cabalmente a Har Sinay lugar en donde nuestra sagrada Torah será  colocada en nuestra mente y corazón,  de la misma manera que nuestro pueblo viajó hacia Har Sinai de la misma manera nuestra alma con la cuenta del Omer esta realizando la travesia espiritual , purificando con la cuenta del omer cada nivel, cada area de nuestras emanaciones de Luz, para estar preparados como vasijas de recepción y ser merecedores que la Luz divina, nuestra sagrada Torah se implemente en nuestros corazones y nuestra mente,   por supuesto con la actitud correcta en cada uno de los Mitzvot.

 

¿Por qué nuestra sagrada Torah se nos otorgó en el desierto?, Para  enseñarnos que nuestra Torah no es solamente para el pueblo de Yisrael, ni el pueblo , ni nuestros ajim/hermanos Yahudim puede  considerarse propietarios de nuestra sagrada Torah, por esto fue dada en Bamidbar/desierto, no fue dada en ERetz YIsrael, para que nadie puede alegar derechos legales sobre ella, pues  es para que todas las naciones accedan a ella y el alma sea formada de cada persona.

 

Nuestra Sagrada y Bendita Torah, bajó de los Shemayim,  se nos envió por medio de Moshé rabenu el manual de instrucción que nos enseña el camino para volver a los Shemayim,  pues sin este manual de instrucción  las personas se pierden, no encuentran el camino y tampoco podrán volver a los Shemayim como el Eterno quiere que lleguen.

 

Todos buscan el camino de regreso a los Shemayim, por esto existen tantas religiones en donde cada persona busca en su saber, el camino de regreso al Eterno,  busca como caminar hacia los mundos superiores, lo único es: Que modo han extraviado el camino, porque el pueblo de Yisrael no ha cumplido su rol profetico de Ser Luz a las naciones, las naciones están sumidas en su paganismo creyendo que están caminando en el camino correcto, sin embargo esto no es así,  y el Eterno es su amor y misericordia  también a permitido  que las religiones se mantengan, por supuesto hasta la manifestación de nuestro Mashiaj, porque de alguna manera enseñan conceptos, morales, éticos, sociales, humanísticos que ayudan a que las personas vivan unidas en conceptos aunque sean idolátricos, los mantiene en forma de tal manera que nos se hagan daño.

 

 

La Torah de la vida también enseña a vivir, sin embargo el único camino de elevación del alma y nos marca el camino para llegar al Eterno, a los Shemayim y transformar totalmente nuestra esencia es nuestra sagrada y Bendita Torah,   por esto en su tiempo será necesario que las naciones  vengan a vivir de acuerdo a la voluntad del Eterno plasmada en el manual de instrucción que nos envió desde los cielos para  que el camino lo veamos y estemos caminando cabalmente hacia el lugar que nos corresponde.

 

 

SHALOM ALEJEM.