PARASHA VAYAKHEL/PEKUDEI

µh;r;b]a' ÷be WhY;liae .br'h

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham.

Shemot 35.1  – 38.20.

Haftara: Yejezquel 45.  16 – 46-18.

 

VAYAKHEL  (Y congregó, convocó, reunió)

 PEKUDEI   (Cuentas)

 

En nuestra sección de estudio de Torah para esta semana, empieza : Moshé convocó a toda la comunidad de los hijos de Yisrael..  Si comprendemos el porqué de un pueblo, si salimos de los cinco sentidos que nos atan a la comprensión de este mundo, y si queremos ver todo con los cinco sentidos únicamente solo podremos ver  el cortinaje que  muestra  nuestra sagrada Torah nos muestra y creer solo en esto, estamos en presencia de un entendimiento demasiado pobre pues no podremos visualizar las maravillas que encierran estos pasukim/versos,  por lo tanto es pues necesario el estudio para que no nos quedemos solamente con la literalidad de los pasukim/versos sino llevarlos a un plano de comprensión mayor.


Que Hakadosh Baruj Hu nos de la sabiduría mayor para comprender y entender sus propósitos para nuestra alma,  por consiguiente cuando leemos convocó a la comunidad de los hijos de Yisrael,  está enfocando a una comunidad de almas que han sido capacitadas desde los mundos superiores para ser Luz  a las naciones,  una vez más les recuerdo, que  las almas de los hijos de Yisrael tienen la capacidad que a diferencia de las almas de los extranjeros o de los gentiles de realizar la avoda/trabajo, espiritual que Hakadosh Baruj Hu quiere que realicemos, y si  estoy constantemente recordando este principio, es porque es justo y necesario que como hijos de Yisrael lleguemos a la comprensión suprema de realizar  todo aquellos que el Eterno ha colocado en nuestra responsabilidad,  no estoy enseñando aquí sobre los conceptos de la estructuración, formación, elevación de nuestra alma, porque se que cada uno de los hijos de Yisrael está ya en la plena comprensión de que esta es su responsabilidad primaria, el mantener el alma pura ante HaKadosh Baruj HU,  sino en la responsabilidad que las naciones comprendan el propósito de HaKadosh Baruj HU  por esto somos Luz a las naciones.


Moshe Rabenu convoca a la comunidad de Yisrael  y les dice: Esto es lo que Yahweh os a mandado a hacer. Durante seis días trabajarás y el séptimo día,  tendrán un reposo completo consagrado a Yahweh, cualquiera que haga algún trabajo en él se le dará muerte.


Aunque las palabras parecieran fuertes, pero la realidad es que HaKadosh Baruj Hu nos está colocando la responsabilidad que cada hijo de Yisrael tiene en este Olam, de hecho cuando reposamos en Shabat no es un reposo cualquiera sino es el reposo de las obras de la semana, todo lo que hacemos dentro de los seis días, es para trabajar en lo material en el sustento, en la obtención de los recursos para poder suplir nuestras necesidades básicas, y por supuesto que elevando todo al plano espiritual este trabajo material lo elevamos a lo espiritual, porque esta es nuestra función llevar todo al plano espiritual, elevar la materia de lo mas bajo a lo mas alto, que es la presentación de lo material a los planos espirituales superiores para que  sea elevada y de esta manera fusionar los mundos inferiores con los mundos superiores.


Sin embargo se nos ordena que el séptimo día debemos de dejar de elevar lo material, pues es aquí en el séptimo día en que nos consagramos a Yahweh, para que todo aquello material este en clara disposición de lo espiritual, ¿Cómo así?,  Cuando un hijo de Yisrael deja lo material para dedicarse al trabajo espiritual que corresponde realizar, como estudiar Torah, asistencia a la comunidad de los Kadoshim etc. Viene cabalmente a fusionar en su trabajo dentro de la sinagoga  lo inferior con lo superior y de esta manera no solo se está revistiendo de la fuerza espiritual que el alma necesita para una semana más, sino que está  elevando la creación, elevando todo y concatenándolo con el Supremo Creador de todo.

¿Por qué?, Resp.  Porque los hijos de Yisrael son las almas que vienen a  sostener el Olam, para eso bajaron desde los Shemayim,  una vez más les repito, Para ser Luz a las naciones, pero no solo dentro del concepto interpretativo de que vean en Ti las buenas obras, sino en el concepto de que es Yisrael es quién provee la Luz a las naciones para que la oscuridad desaparezca y de esta manera el mundo tenga vida, porque sin la Luz del Eterno no hay nada que tenga vida, como está escrito: El es Un Elohim de Vida,


El Utiliza a sus servidores para realizar su propósito,  de hecho los Tzadikim generacionales realizaron su trabajo para que el mundo tuviera vida,  pero  es parte de todos los hijos de Yisrael cumplir con este propósito para la realización plena de la espiritualidad de todo el Olam, lógico, sería imprudente decir: Que todo el trabajo que realicemos estamos en presencia de la rectificación de todo el Olam, pues en todo caso  la manifestación de Mashiaj no sería necesaria, sin embargo la deficiencia del trabajo de los hijos de Yisrael,  la falta de comprensión,   es lo que está ya plasmado en el plan supremo de que con Mashiaj  el Gmar Tikun llegará a su completa realización y   cuando todas las cosas estén sujetas a él, entonces el  entregará el reino al Padre para que todos lleguemos a la perfecta unidad con el Eterno.


Debemos de comprender que los hijos de Yisrael los componen doce tribus,  entonces cuando nuestra sagrada Torah nos enseña que Moshé Rebenu convoca a la comunidad se refiere a los doce, hijos de Yisrael se refiere a las almas con la capacidad de realizar la avoda/trabajo,  y como lo explica el Sefer Zohar (Libro del esplendor)  que Moshé hace alusión al cielo,  mientras que toda la comunidad  de los hijos de Israel, hace referencia o alude a las doce Kadoshim legiones  superiores, por lo tanto los beney Yisrael aquí abajo aluden en los mundos superiores a las doce Kadoshim legiones,  por esto cuando leemos  que tomen donaciones para Yahweh,  lo leemos después de recibir la enseñanza del Shabat, porque son los hijos de Yisrael los que están encargados de realizar la avoda como lo explique antes, las conexiones supremas de la espiritualidad se realizan en Shabat,  ahora  el Eterno dice:  Tomad entre vosotros terumot a Yahweh, lo que nos está indicando con estas palabras es: Prepárense para llevar  sobre ustedes la responsabilidad  del honor y honra  de HaKadosh Baruj HU, su Trono divino, de modo de elevar su Trono Divino a las alturas superiores.


Las doce legiones  están simbolizadas por el oro y plata y bronce,  azul, purpura y escarlata, lienzo fino y pelo de cabra; pieles de carnero teñidas de rojo,  pieles de focas, madera de acacia; aceite para la Luz, especias    para el aceite de la unción, y para el incienso suave.


Estas son Las doce legiones están bajo a las cuatro Jayot sagradas, cuando se menciona el de corazón noble, hace alusión a las cuatro legiones superiores que estas al mismo tiempo contienen a las doce legiones,   por esto mismo decimos que las almas de los hijos de Yisrael son almas elevadas, por cuanto en los mundos superiores son los únicos que pueden realizar la fusión entre este Olam y los  Shemayim. Por supuesto los de corazón noble pues los de corazón noble comprende las cuatro regiones que juntas se llaman corazón noble.


Feliz es el hombre hijo de Yisrael a quién el HaKadosh Baruj Hu ha designado para compartir sus propósitos divinos,  y que cumple con estos propósitos,  especialmente si se encuentra con un hombre pobre pues el pobre es un presente que el Eterno le ha enviado , para aliviar su alma, por esto Abraham avinu se compadeció  de todos los hombres,  y el pobre que recibe se considera como que el que le da lo está creando,  por consiguiente el que extiende la mano al pobre  el Eterno se lo computa para él como si hubiera creado su alma.



SHALOM ALEJEM.