PARASHA VAYESHEV

µh;r;b]a' ÷be WhY;liae .br'h

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham

Bershit 37.1   40.23


 

Va Yeshev ( Y  habitó, vivió)

 

Yacob Amó mas a Yosef, existen varios comentarios en el sentido que fue un error de Yacob manifestar mas amor por Yosef, pues es lógico de comprender que Yacob avinu amaba a todos sus hijos, sin embargo el amor de un padre por un hijo de acuerdo a las enseñanzas de nuestra sagrada Torah se manifiesta mas en la actitud que el hijo pueda manifestar con relación a las enseñanzas de su padre,  ¿Por qué? Debemos de comprender que desde muy temprana edad Yosef se sentaba  a los pies de su padre Yacob a aprender Torah, de hecho la satisfacción de uno de padre es ver a sus hijos amando a HaKadosh Baruj Hu  mas de lo que uno puede amarlo, mas de lo que uno obedece, ver a un hijo que supera la actitud de su padre en la obediencia al Eterno es lo mas maravilloso que puede sentir en la satisfacción un padre con relación a su hijo,  por esto esta escrito en nuestra sagrada Torah que al hijo rebelde hay que desecharlo, es mas, puede morir apedreado. Por consiguiente el amor que Yacob avinu tenía por Yosef no es difícil de comprenderlo, es más Yacob veía en Yosef un alma que viene con un propósito mayor que el de sus hermanos pues veía que era parte de la redención, aunque sabemos que todo Yisrael forma parte de la misma por ser parte de la doce tribus de Yisrael.

 

Yosef venía con el propósito de sentar el fundamento en la misma redención, en el cuál nos enseña lo inmaculado que debe ser para nosotros el brit mila,  pues  de esta manera él nos dejó este legado de  ser diligentes en el cuido del pacto, porque no sucumbió al acoso de la esposa de Potifar. 

 

Yacob veía en Yosef,  el fundamento,  que es parte de la sefira de Yesod la parte central en el árbol sefirotico, por consiguiente si notamos el árbol sefirotico, vemos que  Tiferet que es la belleza de Yacob unificando para ello la Jesed y el rigor,  viene directamente en conexión con el Padre, y Yacob en la columna central conecta cabalmente con Yesod. Por consiguiente el hecho que mencione nuestra sagrada Torah que amaba mas a Yosef, también esta en función de la misión encomendada a el alma de Yosef, por cuanto traen un sentido real en la redención de todo el olam, dentro de la misma columna central de las sefirot también debajo de Yosef tenemos a Dawid Ha Melej, quién es el  canal por donde vendría Mashiaj, y vendrá Mashiaj para la redención final,  por consiguiente no está demás decir que en el talmud relata que el regreso de la diez tribus de Yisrael para completar la redención de todo el olam viene de Yosef, y por supuesto no es de extrañar que Yahshuah nuestro mashiaj es llamado ben Yosef.

 

Por consiguiente si fusionamos los conceptos hasta aquí expuestos lógico es de comprender el amor que Yacob avinu tenía por Yosef,  aunque con esto no decimos que no amaba a sus otros hijos si que la inclinación se basaba directamente en la activación que Yacob veía en Yosef con relación a la sefira de Yesod. En otras palabras Tiferet amaba a Yesod, por cuanto formaba parte de la misma línea del propósito divino que era el equilibrio de las siguiente sefirot, porque Yesod es el equilibrio entre netzaj y Hod.

 

No debemos de obviar el propósito de cada uno de Nosotros que tenemos en este Olam que al igual que a Yosef fue exiliado a Mitzrayim (Mundo) proféticamente mostrando con esto el exilio de las diez tribus en todo el mundo, pues son llamadas Efráim  que viene de los lomos de Yosef,  pues las diez tribus  fueron exiliadas en todo el mundo  para la clara visión de lo que el Eterno significa en todo el mundo, es precisamente nuestra misión de cumplir con el propósito de la redención, al hablar de Torah, de hecho cuando hablamos de Torah con el objetivo de que Efráim despierte de este largo adormecimiento espiritual,  estamos sentando las bases a todos los incrédulos que por supuesto no son efratitas para que comprendan el plan redentor de HaKadosh Baruj Hu, que a la larga el objetivo se cumplirá que será la redención de todo el olam. Por lo tanto las decisiones que se tomen en este momento serán la clara evidencia de  que nuestra alma es, porque podemos mostrar de esta manera un alma  mas dada al disfrute mediático de este mundo que el disfrute eterno en el Olam Haba.

 

Aquel que lucha contra el mal instigador que es el que perturba nuestra alma para que no hablemos de Torah,  siempre tendrá sufrimiento, pues cuando una persona no lucha  contra el mal instigador no tendrá mayores problemas pues el mal instigador no se preocupa de aquel que está bajo su yugo, sino se preocupa de aquel que está luchando por que este mal instigador no gobierne este mundo. Entonces el objetivo del mal instigador es el Tzadik, como en el caso de Yacob que fue exiliado a la casa de Labán, también tenemos el caso de Yob 3. 26  Cuantos males sufren los Tzadikim en este mundo,  males sobre males, dolores sobre dolores con la intención de purificarlos para el mundo venidero.  Yob decía: No he tenido paz ni reposo solo turbación.

 

Aquel que no lucha contra el mal instigador seguramente tendrá paz en este mundo, por cuanto no lo perturbará porque esta controlado por este mismo, pero el que lucha contra él,  seguramente tendrá pruebas, sin embargo el reposo completo para esta alma está en el Olam Haba, mundo futuro en donde las delicias supremas son Eternas y no temporales como en este mundo.  El sufrimiento de un malvado es precisamente por buscar los placeres efímeros de este mundo, que son temporales, y por supuesto después de un disfrute mediatico viene el  sufrimiento, sin embargo el sufrimiento de un Tzadik  son para alcanzar los mayores niveles de espiritualidad de tal manera que en el Olam haba goce de las delicias supremas preparadas por el en este mismo olam y será la recompensa que HaKadosh Baruj Hu le otorgará por cuanto lucho por su espiritualidad, no importando si lo hizo en medio de berajot o sufrimientos. Que al final también son bendiciones.

 

 

SHALOM ALEJEM.