Foto subida de Internet.
Foto subida de Internet.

PARASHA JAYE SARAH

µh;r;b]a' ÷be WhY;liae .br'h

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham.

Bereshit  23.1 – 25.18

Haftara: Alef  Melejim 1. 1-31.

 

JAYE SARAH  ( La vida de Sarah).

 

Cuando recibimos nuestro sagrado Shabat bendecimos a nuestras hijas:  Que el Eterno te haga como Sarah, Ricka, Raquel y Lea.  Porque fueron mujeres devotas, entregadas al servicio  de la actitud que corresponde a cada hija  de Yisrael; Este fue el caso de Sarah,  en donde nuestra sagrada Torah lo confirma diciendo: Y vivió Sarah 127 años,  vivió, porque en nuestra sagrada Torah vivir se refiere a la vida feliz, a la vida placentera basada en los principios fundamentales de reconocer la voluntad del Creador y vivir de acuerdo a esta voluntad y el que así vive todo lo que viene y pasa lo toma con serenidad y su estado de vida seguirá siendo placentero aun en las mismas adversidades porque ha llegado a depender  exclusivamente del su Creador.


Por esto bendecimos a nuestras hijas de esta manera, porque deseamos para ellas el que su alma se eleve y se conecte con la Luz del Eterno, y que su vida en este Mundo sea placentero, basado una vez los principios fundamentales de la obediencia al Eterno y al igual que nuestra matriarca que sean ejemplo a seguir por su rectitud, devoción, obediencia  y sobre todo entrega incondicional a HaKadosh BAruj HU.


Los años de Sarah fueron 127, los sabios dividen de esta manera los años de Sarah,  en 100 en 20 y siete,  a los cien años Sarah se veía como a los veinte, a los veinte se veía como a los siete,  127 años fue de una mujer Tzedeket/Justa.  A los cien años estaba tan libre de pecado como alguien de veinte hermosa,  a los veinte como una de siete  sin trasgresiones,  el siete representa la belleza, la elevación del hombre debe manifestarse en el siete que corresponde a las siete sefirot de este olam, del mundo inferior que representa cabalmente al Zeir Ampim al rostro menor, que es la letra vav que unida a maljut nos da siete, siete el numero de la elevación del alma para alcanzar los  niveles supremos de conexión con la Luz del Eterno,  por consiguiente los 127 años de Sarah nos muestran un camino inequívoco de elevación del alma, pues se debe trabajar por llegar al siete para conectarse con lo sobrenatural que es el ocho en donde empiezan las experiencias mas sublimes en la elevación del hombre porque alcanza los tres niveles superiores que son las tres sefirot que pertenecen al Arij Ampim, pero para llegar a este nivel es necesario empezar a ascender desde maljut pasar por el fundamento,  la victoria, el esplendor, el amor,  el rigor y la bondad, para que de esta manera al momento de llegar al Arij Ampim, que es el rostro mayor nos concatenemos y fusionemos con el Padre, pues solo por medio del hijo llegamos al Padre,  esto es solo por medio del Zeir Ampim, llegamos al Arij Ampim,  por lo tanto los años de Sarah fueron 100, 20 y 7,    los siete iniciales de elevación, a los 20 los cinco sentidos juegan un papel importante en donde cada persona debe de trabajar para que estos sentidos estén  activos pero dentro de los parámetros de los siete (Sien trasgresión) como en el caso de Sarah que a los 20 sus cinco sentidos estaban como a los siete, una mujer pura, y en cada etapa de su vida siempre tocaba a Keter,  su pensamiento siempre estaban en haKadosh Baruj Hu.

 

Y a los cien, que corresponde a las diez sefirot en donde el hombre  a entrado cabalmente al desarrollo de las diez sefirot para estar cabalmente a la conexión con el Keter que es la Luz suprema  de conexión con los mundos superiores, especialmente al mundo de la emanación. Porque cada sefira tiene su propia elevación ejemplo: En maljut debemos de trabajar nuestra alma en Maljut de maljut y de esta manera trabajar en la elevación, para pasar a Yesod de maljut, y si sumamos diez por diez tenemos cien, que es el numero de la conexión suprema,    ¿Esto quiere decir que hay que llegar a cien años para llegar a keter? De ninguna manera pues  cada quién trabaja en su elevación y cada año que pasa puede ser el objetivo vital para lograr las conexiones espirituales, tal el caso del rabino kabalista, Ary que a los tres años había aprendido todo lo que de kabalah le habían enseñado,  el reflejo de la vida de Sarah en los 127 años es en función de nuestra enseñanza pues bien el que vive de acuerdo a la elevación trabajando sus diferentes niveles en las sefirot seguramente tendrá el respaldo de recibir , la vida de Sarah, la vida de aquel que vive de acuerdo al esfuerzo en su elevación tendrá la vida.


La vida y no la muerte, pues la muerte es la lejanía con el Creador, la muerte es la falta de la conexión con la Luz, por esto aquel que vive de acuerdo a los Mitzvot tiene la vida,  a la vida no se le puede llamar vida sino se vive en los Mitzvot sino solamente podemos expresarnos como el carácter existencial de la persona, en otras palabras existen pero no viven,  pues aunque existan  su estado es de muerte si no se vive en los Mitzvot, de hecho entonces lo que nos refleja nuestra sagrada Torah con relación a Sarah, porque es únicamente de ella que se menciona que la vida de Sarah fue 127 años,  porque apegada a Abraham Avinu viene del lado izquierdo, fusionado con Abraham Avinu que viene del lado derecho,


Los dos, el Patriarca Abraham Avinu como nuestra Matriarca Sarah, nos dan la pauta a seguir como lo expresó nuestro Rebe Yahshuah los que son hijos de Abraham las obras de Abraham Hacen. Y lod dos se fusionan en nuestra vida para lograr la elevación de nuestra neshama   ¿por que?  Cuando creemos y hacemos estamos imitando la actitud de nuestro Padre Abraham, como esta escrito los que son de fe estos son hijos de Abraham porque el creyó al Eterno y obedeció, sin embargo debemos de vivir como vivio Sarah  elevando nuestra kadusha  al 7  que significa el ascenso en la espiritualidad para tocar lo sobrenatural, por esto también el Shabat es el 7, porque es el final del plano físico para concatenarnos con lo sobrenatural que es el ocho, por esto  dicen los Jajamim que el ocho es bina ya lo sobrenatural, porque pertence al plano de los mundos superiores, son las tres sefirot superiores,  en donde el nueve es Jojma y el 10 keter,  los 80 años esta en función de un concepto sobrenatural pues el Shabat el 7 conecta con los sobrenatural que es el ocho, por esto los ochenta años de vida tienen relación con el primer peldaño de las tres sefirot superiores,  ¿El que llega a ochenta años, entonces conecta con lo sobrenatural? Dawid ha Melej dijo:  Setenta son la vida del hombre, pero entre lo mas robusto ochenta, porque la vida se alcanza en el siete, setenta, y lo sobrenatural ochenta,  pero solo aquel que ha comprendido el significado de la obediencia del Eterno podrá llegar a estos niveles de espiritualidad, sin embargo aquel que no ha comprendido puede llegar a mas de setenta años, pero sin vida solo con existencia.


Pero;  acaso nuestra sagrada Torah, no nos explica que la vida es la existencia, correcto, desde un plano en función a este mundo, porque en este mundo expresar la vida es expresar la existencia, sin embargo en la espiritualidad solamente tiene la vida el que vive en Mitzvot y el que no se le puede considerar que esta muerto como lo expresara el Sheliaj muerto en delitos y pecados.


Cada Tzadeket que nuestra Torah menciona tiene una enseñanza para comprender los conceptos místicos de los mundos superiores, por ello está escrito de Rajel, que murió y fue enterrada en el camino a Efrat, (Bereshit 35.19) ¿Por qué?,  también habla de Miriam murió allí y fue enterrada allí.  (Bamidbar  20.1)  Debora la  nodriza de Rivka, murió y fue enterrada en Bet-El,  y también está escrito y murió la hija de Shua la esposa de Yehuda  (Bereshit 38.12), y cada una de ellas que murieron en determinados lugares y cuando nuestra sagrada Torah menciona algo, es porque nos enseña aspectos que debemos de tomar en cuenta en el momento de estudiar, porque cada signo, cada Tilde, cada Daguesh en nuestra Torah tiene una enseñanza.


En el caso de Sarah nos menciona 127 años, porque nos da la enseñanza de cómo debemos vivir en función de la elevación de nuestra alma hasta alcanzar los niveles de espiritualidad que traerán la mayor de las bendiciones y por supuesto lo mejor en el olam haba.

Dicen los Jajamim que nuestra sagrada Torah esta llenos de misterios pues una mujer temerosa del El Eterno, alude a la Shejina, como está escrito: Una mujer Temerosa de El Eterno será elogiada,  (Mishlev  31-30),  pero cuando ser refiere a una tierra cultivada se refiere a una mujer ramera,  que nuestra sagrada Torah nos enseña a alejarnos, como está escrito que la sabiduría y el entendimiento te alejarán de la mujer extraña,  sin embargo tiene un concepto mistico mas elevado, en el sentido que la sabiduría y el entendimiento te alejarán de la falsa Shejina, esto es Lilit,  pues aquel que carece de la sabiduría y en el entendimiento será fácil presa de Lilit, esto es la mujer extraña, aquella que te acosara en la sexualidad,  mucho se ha dicho de Lilit, pero la realidad  es una fuerza espiritual que impulsa a la necedad y por supuesto al caer en la trasgresión del pecado en la sexualidad.


Por consiguiente las mujeres deben de imitar a Sarah la mujer virtuosa, que se apega al Eterno que vive de acuerdo a su voluntad y que su fin es guiar a su esposo en la Kadusha, en la búsqueda de la Emet, sin embargo las mujeres deben de alejarse de imitar a esta fuerza extraña contraria que incita a los hombres para que en vengan pensamientos alejados de la kadusha,   y cada hombre debe alejarse de la mujer extraña, y extraña es aquella que guiada por el mal impulso puede provocar, extraña porque esta fuera del concepto de kadusha del apego a la Shejina.



SHALOM ALEJEM.