PARASHA  BERESHIT 

µh;r;b]a'  ÷be   WhY;liae  .br'h¾

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham.

Bereshit 1.1 – 6. 8.


 

BERESHIT   (En el principio).

 

Nuestra Sagrada y Bendita Torah es nuestra maravilla que nos lleva a seguir una vida ordenada llena de placeres espirituales y sobre todo nos lleva a tener una vida  placentera en donde el hombre encuentra su felicidad en medio de la oscuridad en donde los problemas que nos aquejan no los visualizamos como fuera del contorno nuestro para traernos amargura sino por el contrario todo lo vemos como oportunidades de desarrollo espiritual en donde siguiendo el orden de nuestra sagrada Torah todo lo vemos para bien como esta escrito:  A los que HaShem Ama todas las cosas le ayudan a bien y esta es la manera que vemos las circunstancia contrarias que vienen a nuestra vida, si somos fieles como oportunidades de elevación, si somos infieles como oportunidades de corrección, y de esta manera encontramos en medio del sufrimiento cuando venga, una forma de darle toda rabá al Eterno pues hemos comprendido que nuestro paso por este mundo nuestra peregrinar no es otra cosa que hacer lo meritos necesarios para lograr las delicias en los mundos superiores, en donde la Torah nos muestra el camino tanto para llevar una vida plena en este Olam como para trabjar la espiritualidad nuestra para el Olam Hava.

 

De hecho cuando vivíamos en los mundos superiores y fuimos bendecidos conjuntamente con Mashiaj, no había en nosotros Yetzer HaRa, pues esta inclinación al mal es lo contrapuesto para activar en nosotros el libre albedrío, pues sin el Yetzer Hara no hay libre albedrío, y este contrapuesto es  lo que hace que activemos en nosotros el libre albedrío para elegir siempre el bien.

 

El Kadosh Baruj Hu nos dotó de todas las herramientas tanto contra como a favor para que salgamos de este mundo victoriosos y de tal manera que al presentarnos una vez mas ante El, podamos entregar un alma pura, limpia, que es nuestro deber en este Olam, mantener nuestra alma en optimas condiciones  para que en el momento de partir de este Olam hayamos hecho todo lo que venimos a hacer, ser merecedores en base a nuestro trabajo espiritual de todo lo que el Eterno tiene preparado para nosotros en base cabalmente a esa dedicación, entrega, devoción, abnegación, con la cuál hicimos los Mandamientos, y ahora, ahora si poder disfrutar de todo lo que el nos dé, pues antes lo teniamos todo pero estabamos insatisfechos pues nos daban lo que no merecíamos.

 

El Eterno considerando la misión de nuestra alma, creó este Olam don diez expresiones, los sabios preguntan ¿Porque con diez expresiones, acaso con una expresión no hubiera creado todo?   La respuesta que dan los jajamim es:  Que no es lo mismo trasgredir y dañar todo a la vez que dañar solo una parte, por esto mismo fue en diez ordenes que el Kadosh BAruj HU creo el Olam, pues considerando la infidelidad de los hombres no es  lo mismo que trasgredan independientemente cada orden a que trasgredan y sean culpados de todo en lugar de una parte,  de hecho el Eterno al Crear, fue en un orden en donde primero fue el reino mineral, después el vegetal, posterior el animal y por ultimo al humano o parlante.

 

 

El hombre a diferencia de los animales  tiene una Neshama, un intelecto, es un ser hablante, por esto mismo los Jajamim colocan al hombre sin Torah como Nefesh, pues los animales tienen Nefesh y Ruaj, pero esta es un alma de un nivel inferior a la Neshama,   es mas el Eterno otorga un alma mas elevada al hombre que es el Shabat en donde el hombre es dotado de un alma adicional para trabajar la espiritualidad de Neshama cabalmente con el alma adicional que le fue otorgada el Shabat.y una vez que Shabat termina esta alma se retira.  

 

Al igual que el Eterno construyó el Olam con bendición es responsabilidad de cada alma Israelita construir la Shalom en este mundo con el alma adicional que recibe en Shabat de tal manera que lo que construye en Shabat lo construye en bendición para los demás días de la semana, en donde no solo se beneficia de la bendición el alma israelita sino que se beneficia su misma generación, su misma comunidad,  su país pues el lugar en donde se pisa el talón de un hijo de Israel que vive en Kadusha también la consagra para el Eterno.

 

 

El Kadosh Baruj Hu creó al hombre a su imagen y semejanza,  a la imagen se refiere a la forma en el cuál el Eterno lo percibió en el molde de su pensamiento, no a imagen de El, pues el es Ruaj, y cualquier imagen que se quiera hacer de El es idolatría, sino a la forma en el cuál lo concibió en el pensamiento en el molde,   a SEMEJANZA es las cualidades de las diez sefirot, las diez emanaciones de luz que el hombre tiene en su ser y que tiene que trabajar para vivir equilibrado en ellas.

 

Estás son:  Keter la corona  representa la humildad del hombre,  Jojma que es la sabiduría,   Bina el entendimiento,   que son las tres emanaciones de Luz superiores en cual el hombre puede percibir y vivir en los mundos superiores estando en este Olam, como vivían los profetas, cuando el hombre se conecta en los mundos superiores  por medio de las sefirot superiores, entra en contacto con Abba, el Padre representado como el rostro mayor, el Ary Ampim.

 

Las siete sefirot inferiores en el cuál es parte del rostro Menor o sea el Zeir Ampim,  es quién por medio del trabajo espiritual que hacemos vamos elevándonos por la escalera de la espiritualidad, el cuál empezamos por lo mas bajo que es la oscuridad esto es Maljut, en donde no conocíamos nada de la Torah y poco a poco fuimos ascendiendo hasta llegar a Yesod, que es el fundamento la base misma de la elevación y de esta manera seguir hacendiendo hasta llegar a  percibir al Padre, con la Ayuda del Zeir Ampim que para nosotros es nuestro Mashiah Yahshuah quién nos ayuda en nuestra elevación dándonos del Ruah Ha Kodesh,  la inspiración divina de la comprensión de cada uno de los escalones para llegar a la plenitud de nuestra espiritualidad,   esto es  ser hechos a semejanza del creador, los atributos de las sefirot.

 

ISH    vya    Hombre hebreo, está formado por las letras Alef, Shim,  la primera letra hebrea la alef, representa al Eterno al Creador, Al uno,  en donde el hombre fue emanada de El, por esto mismo en la esencia del hombre está el ser Dador, pues no hay un hombre que no tenga el sentimiento del Dar, que algunos hacen caso omiso de este deseo es otra cosa, pero todos tenemos este deseo del Dar porque venimos emanados del mismo Creador.     La Shim,  Shadai  representa al poderío que el hombre tiene sobre las demás  reinos de esta tierra, además que también la Shim comparte su raíz con Esh que es fuego, esto es que el hombre también es fuego, de hecho las letras que conforman al hombre tienen relación con lo que el hombre es,   de allí se desprende ISHA   hva que fue sacada de Ish,  del hombre tal y como lo narra nuestra Sagrada Torah,  fue sacada del hombre Ish,  y para mostrar el lado femenino del hombre se ha colocado la letra Hei  que representa a lo femenino en el hebreo, siempre que una palabra termina en Hei es femenina, pues hay sus excepciones a la regla pero generalmente la connotación femenina de una palabra es la letra Hei,  por esto mismo esta escrito en nuestra sagrada Torah,  y pondré frente a El, y daré una ayuda frente a El, de hecho también dicen los Jajamim que por la raíz de donde viene la mujer, si el hombre sabe tratar a la mujer tendrá una aliada en su favor, pero si no la sabe tratar esta se rebelará al hombre, pues comparte su misma raíz, en donde es mejor no tratar de provocar la raíz de Ish sino que siga siendo Isha.

 

Como lo expresa nuestra sagrada Torah le haré ayuda opuesta frente a El, esto si el hombre es digno será ayuda, pero si no es digno será algo opuesto a El.



SHALOM ALEJEM.