PARASHA BEHALOTEJA

µh;r;b]a' ÷be WhY;liae .br'h

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham

Bamidbar 8.1 – 12.16.

 

BEHALOTEJA  (Cuando enciendas)


Nuestra sección de Torah empieza: Veyedaver el Moshé Lemor: aber el Aarón, Cuando coloques las lámparas,  haz que ellas alumbren al frente de la menorah, 


Menorah se le llama  al candelabro de siete brazos,  y alumbraban mostrando con ello la enseñanza maravillosa de la Luz de la Torah, nuestra Bendita y sagrada Torah los jajamim la relacionan con el árbol de la vida, por consiguiente la Menorah que proyecta su Luz dentro del templo, lo que muestra es que la luz en cada hijo de Yisrael debe de estar encendida con el conocimiento de nuestra Torah, como lo expresara Rv. Shaul,  vuestro cuerpo es el Templo del Eterno,  la Menorah,  representada cabalmente  la iluminación que  cada uno de nosotros debe de tener en cada una de las áreas de nuestra Neshama que son las siete sefirot inferiores que se deben de corregir en este olam  o equilibrar para que la Luz del Eterno se manifieste en ella y alumbre a todos los que nos rodean como lo expresara nuestro Rebe Yahshuah haMashiaj,  una Luz no se enciende para ponerla debajo de la cama, sino que se enciende para ponerla en alto y que alumbre a todos los de la casa,  por consiguiente cada una de las Sefirot que han sido equilibradas y que la Luz emana de ellas,  lo que manifiesta es que  la Luz de la Menorah que se encendía en el Templo, está alumbrando dentro de nosotros y de hecho debe de mantenerse encendida, para que este siempre alumbrando.


 La Menorah representa la conexión con el Eterno, la Luz de ella  es un medio en donde el Eterno habla a nuestra vida, (Habla a nuestra conciencia)  para realizar la labor que debemos de hacer, cuando el hombre manifiesta la Luz del Eterno en él, definitivamente tiende a discernir la voz de HaShem, pues el habla a nuestra conciencia, pero todo depende del nivel de Luz que cada alma pueda manifestar, ejemplo:  Cuando el Eterno habló Moshé en el Monte Horeb, el arbusto que ardía tenía siete ramas, y nos se consumían, La Luz del Eterno no consume sino que alumbra,  no es como la  Luz producto de una llama de este mundo, sino que es una Luz que alumbra sin que causa daño sino que al contrario causa regocijo y paz duradera,  la Menorah no debe apagarse en cada vida de un hijo de Yisrael, pues por medio de esta luz es que podemos asimilar las enseñanzas, las verdades ocultas del Eterno, una persona que manifiesta arrogancia, orgullo, soberbia, rebeldía ¿Cómo puede hacer para enseñar, si  estas actitudes son contrarias a  la actitud que el ·Eterno quiere de nosotros?, ¿Qué Luz tendrá encendida en si mismo?  Por consiguiente la Luz del Eterno debe de estar encendida en nosotros para que La Luz alumbre.   Así alumbre vuestra Luz delante de los hombres para que vean vuestras acciones y den Kavod Et Aba. (Mt 5.16)


La Menorah en el templo era de una sola pieza, fue labrada de esta manera,  no había en ella enmienda, sino que era de una sola pieza de oro.


Si la Menorah se compara a la Luz del Eterno en nosotros,  podemos deducir fácilmente que la Luz solo puede venir de una Menorah  hecha de una sola pieza, lo que representa que nuestra Neshama no puede estar fragmentada, sino que debe de estar unida en todos los aspectos de las diferentes Sefirot, en otras palabras debemos de equilibrarlas en todo sentido, no podemos ejercer rigor sin misericordia, no podemos ejercer misericordia sin rigor,  etc. Por consiguiente cada Sefirah que está dentro de nuestro ser, debe manifestar correctamente la Luz del Eterno, y también debemos comprender que no podemos estar desunidos sino como un solo pueblo debemos de realizar nuestra Avoda espiritual.


Maimonides enseño que la Menorah que se encendía en el templo no era de brazos curvos como la que vemos hoy en día, sino que sus brazos eran rectos, cuando Tito tomo los utensilios del templo, hay una imagen en donde se ve la Menorah, pero la dibujaron su brazos en forma curva, por lo que los comentarios de los rabanim es: Que seguramente este dibujo fue hecho por alguna persona que desconocía la forma de la Menorah, y por esto se ve esta diferencia.

Nosotros usamos cabalmente esta Menorah que es una concepción de nuestros hermanos Yahudim,  y también porque lo que hacemos es una evocación, por cuanto la Menorah  no se puede Imitar, menos encender, porque es para realizarlo en el templo, hoy hay varios diseños de Menorah,  mas sin embargo lo que se hace es una evocación no imitación.



SHALOM ALEJEM.