PARASHA TAZRIA

µh;r;b]a'  ÷be   WhY;liae  .br'h

Rav. Eliyahu Ben ´Abraham.

Vaykra 12.1 -13.59.

 

TAZRIA (Concebir)

 

Esta sección de nuestra sagrada Torah esta escrito: Cuando una mujer conciba un hijo varón,  ¿Por qué nuestra sagrada Torah reza: Cuando conciba, de hecho si una mujer tendrá un hijo varón es porque ha concebido, quizás hubiera dicho: Cuando una mujer de a luz un hijo varón, esto es porque según el Zohar el hijo varón lo concibe la mujer, y la hembra lo concibe el hombre, la mujer viene del lado izquierdo y cuando concibe el varón viene del lado derecho, esto es entonces el equilibrio que existe dentro de las esferas dimensionales de la espiritualidad, en donde el alma baja desde los mundos superiores para posarse en la vasija de recepción (Cuerpo) que el hombre y la mujer han preparado para que el alma que esta descendiendo desde los mundos superiores sea la que el hombre o la mujer decidieron por muchas razones aplicativas bajar.

 

Cuando el hombre se une a su mujer, en el acto de la procreación,  de parte del HaKadosh Baruj Hu le ha otorgado al hombre y a la mujer la capacidad de poder ser co-participe con El concibiendo, en este caso la mujer con la semilla del varón la vasija de recepción para que el alma que está esperando bajar lo haga en el sentido mas adoc, en un ambiente que necesita bajar para  realizar el trabajo de la elevación según el Mazalot que trae.

 

Rav. Shaul dijo: Que el nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales con Mashiaj, nuestra alma antes de bajar a este Olam indudablemente estaba en los mundos superiores, y cabalmente fuimos favorecidos por la misericordia del Eterno para realizar la misión que se nos ha encomendado, primeramente como lo hemos enseñado para realizar nuestro Tikun, (Corrección) y como hijos de Israel guiar a otros en la rectificación, enseñándoles nuestra sagrada y Bendita Torah.

 

Es obvio que teniendo la vasija de recepción HaKadosh Baruj Hu coloca en esta vasija el alma que en su comportamiento de procreación merecen la pareja, pues es ella la que  dota de un cuerpo físico al alma. ¡Claro! En la soberana voluntad de HaKadosh Baruj Hu.

 

Con la fuerza espiritual de la madre, cuya estructura es negativa y la fuerza espiritual  del padre positiva, el poder del pensamiento en el preciso momento en que los espermatozoides chocan con el ovulo fértil determinará la ligereza o pesadez del cuerpo,  así como el espíritu del niño, pero el pensamiento hará su función mayor pues seleccionará la propia alma que habrá de ocupar el cuerpo de este niño, estableciendo para ello las condiciones necesarias para que el alma encuentre su Tikun en este olam. En el momento del acto sexual, los pensamientos del marido y mujer se unen para bajar el alma de los Shemayim,  el poder del pensamiento en el preciso momento en que se  los espermas salen hacia el ovulo, el poder del pensamiento hace que el alma que necesita bajar en estas circunstancias lo haga y de esta manera encontrar el ambiente propicio en este matrimonio para su Tikun.

 

Si la mujer logra el Climax antes que el hombre, la mujer concebirá un hijo varón si es a la inversa concebirá una hembra, ¿Pero acaso no es HaKadosh Baruj Hu quien decreta si será varón o hembra?  Rav. Yose responde a esta pregunta: Asi es,  El Eterno es quién distingue si  el germen viene de una fuente femenina o masculina por esto decreta si es varón o hembra.

 

Si  los pensamientos son puros y están enfocados en la voluntad del Eterno bajara un alma con características similares  a como fue preparada la vasija, en todo caso si los pensamientos fueron de lujuría,   el hijo vendrá con características de orgullo, de lujuría, y cabalmente este es el patrón que el alma necesita para su Tikun.

 

Si la pareja en el momento de la concepción sus pensamientos son de amor, etc. Seguramente bajara un alma noble con características similares  al pensamiento que sus padres colocaron en el momento de la concepción.

 

 

Una pareja Israelita si llega a comprender estos principios, de seguro trabajará para bajar almas nobles que vengan a realizar su Tikun basados en principios de nuestra sagrada Torah, por esto mismo los hijos son diferentes cada uno, no es por la educación de los padres, si bien es cierto juega un papel importante la guía de los padres, los hijos cada uno será diferente de acuerdo a su Tikun (Corrección) que son las áreas que tendrán que  rectificar para la elevación.   Por esto mismo los hijos son diferentes el uno con el otro pues cada quién trae su propio Tikun (Rectificación) Pero los padres bajan las almas y otorgan cabalmente el campo de la rectificación que necesitan.

 

 

SHALOM ALEJEM.