PARASHA  SHEMINI

µh;r;b]a'  ÷be   WhY;liae  .br'h¾

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham

Vaykra 9.1 – 11.47.

 

SHMINI (Octavo)

 

El mundo fue creado en seis días y por eso el número seis representa todo lo material, es el numero en donde el hombre fue creado, pues fue en el sexto día, por esto mismo el hombre que desea lo espiritual debe de conectarse al séptimo día que es el día en que la espiritualidad esta disponible para todo aquel que desee su elevación, si el hombre se olvida del séptimo día, prácticamente vive en función del seis, que es la materialidad, ¿Cuántos no hay que prefieren tener mas riquezas prefieren trabajar en lo material el séptimo día y olvidarse de la espiritualidad?,  por esto mismo de parte del Eterno les envía un poder engañoso para que crean a la mentira por cuanto no quisieron creer a la verdad, muchos que trabajan en este día  piensan que son bendecidos en lo material, pues si, pero no que venga la bendición,  porque la verdadera bendición no está en el logro del hombre en este mundo, sino en el logro del hombre en los mundos superiores, y este poder viene y los engaña y piensan que lo que hacen esta bien, por cuanto cosechan mejores ganancias materiales.

 

La duración del mundo será de seis mil años, porque cada día refleja mil años como está escrito: Para el Adon/Señor,  un día es como mil años, si la creación y la materialidad fue creada en seis días, tenemos seis mil años, para que el hombre tenga dos opciones a cumplir, o busca la espiritualidad basada en la elevación de su alma y en la conexión del siete, o solo se sienta a mirar sus riquezas y ver el paso de aquellos que han logrado despojarse y apegarse a la espiritualidad basada en la conexión del siete, camino hacia los mundos superiores.

 

Por consiguiente el  número siete viene a otorgarnos  lo espiritual, el trabajo que toda alma debe de realizar para alcanzar los niveles supremos de la conexión con la Luz.

 

El siete es la conexión con la espiritualidad y encontramos en nuestra sagrada Torah,  así como hoy. Contamos siete semanas de omer,  equilibramos las siete sefirot. Hay siete cielos,  siete días de fiesta de Pesaj, siete días de fiesta de Sukot.  Y de esta manera el siete viene representando las conexiones espirituales que el hombre puede realizar en este Olam, Según los Jajamim Moshé  Un siete de Siván, según Rabí Yosi, se entregó la Torá, que cayó en Shabat, porque en ese día subimos de seis a siete, es decir de lo material a lo espiritual, con Moshé.

 

Pero existe un nivel de elevación mayor, si bien es cierto tenemos el seis el número de la materialidad, el siete el número de la espiritualidad, también tenemos el ocho que es el numero de lo sobrenatural, en donde el hombre que a llegado a este nivel, se conecta con lo místico, con los mundos superiores, en donde su elevación cabalmente lo trasciende de este mundo a dimensiones espirituales mayores que el mismo Shabat, ¿Por qué?   Porque en el octavo día  es el día no existente, porque la semana solo tiene siete días, pero el día octavo no existe, solamente existe en las dimensiones espirituales superiores, por eso te conecta, cuando HaKadosh Baruj HU ordenó al pueblo realizar el acto del pacto del Brit Mila lo dejó establecido en nuestra sagrada Torah que debía de hacerse al octavo día, si este octavo día después de su nacimiento cayera en Shabat el niño tendría que realizarse el Brit Mila,  porque el Brit Mila conecta con los mundos superiores en la dimensión ¿Qué es mayor entonces, el Brit Mila o Shabat? Según los jajamim dan una respuesta en esta anécdota:

 

Un Rey tenía dos mujeres y el pueblo no sabía a quién amaba mas, hasta que un día el Rey estaba platicando con una  de sus mujeres y llegó la segunda  y le dijo a la primer mujer que los dejara solos porque quería platicar con su segunda mujer,  entonces el pueblo comprendió que a quién amaba mas era la segunda mujer.

 

De la misma manera el Shabat es primero, pero se puede realizar el Brit Mila en Shabat, por consiguiente las dos fiestas, o los dos días son importantes dentro de cada alma de un Israelita. Pero si en Shabat es necesario realizar un Brit Mila se debe de hacer.

 

 Nuestra sagrada Torah nos enseña:  Al octavo día realizarás el Brit Mila, porque el número ocho entonces es de mayor Kadusha,  pues se puede apartar el siete que es Shabat en honor del ocho que es el Brit Mila.

 

En nuestra parasha empieza diciendo: Y sucedió en el octavo día, el numero de los sobrenatural, el numero de los místico, de la conexión mayor hacia los mundos superiores,  en el octavo día, después que el día 23 de Adar empezó la preparación, siete días antes, para llamar a Aarón e informarle que su función seria la de Kohen Gadol, porque Aarón Ha Kohen  realizaría los actos mas sublimes, de las conexiones espirituales entre el pueblo y HaKadosh Baruj Hu, en el octavo día debía de presentar  su propio Korban como Kohen Gadol.

 

Por esto los korbanot están relacionados con el número ocho que es el numero de la elevación suprema, y estos se ofrendaban en Shabat,  pero Porque los korbanot están  en lo sobrenatural, según los Jajamim, que el lugar en donde  Abraham Avinu se realizó el Brit Mila y darramó sangre, es el mismo lugar en donde  se ofrendaban los Korbanot, allí se construyó el Sagrado Templo,  cuando se ofrecía un sacrificio en el templo se derramaba un poco de sangre en el lugar, para realizar la conexión entre la sangre que Abraham Avinu y la sangre del sacrificio y de esta manera unir el pacto de Abraham con los sacrificios considerados los mas Kadoshim/sagrados del mundo.

 

Según Rashí:  desde el 23 de adar Moshé construía el Templo y lo quitaba, esto lo hizo durante siete días, y concluyó hasta el octavo día de hacer esto,  que este octavo día fue un Rosh Kodesh de Nisan y este día fueron investidos los Kohanim Aharon y sus hijos,

Y Moshé quizo revelar lo que acontecería con el templo, pues fue destruido siete veces según los rabinos, 1 en el desierto,  2.  El de Nob,  el de Guideón, Galgal, Shilo, el primer y segundo templo, en total son siete, los siete días que Moshé levantaba y quitaba el Templo,  el octavo será cuando venga Mashiaj, el templo como lo revelara el Sheliaj de Mashiaj, vendrá desde los Shemayim, vendrá de los sobrenatural, el octavo, vendrá no hecho con manos de hombres sino con la beraja/bendición de HaShem mismo.  De esta manera el octavo templo vendrá a eregirse de parte de HaKadosh Baruj HU.

 

Todo hijo de Yisrael que quiera vivir en  los sobrenatural deberá conectarse con el octavo día, esto sucede por supuesto después de haber llegado a los espiritual, alejarse del seis, que representa la materialidad, la influencia de los deseos de este mundo, las seis sefirot que debe rectificar y que el Yetzer Hara usará su fuerza tentadora para que el hombre este siempre buscando mas de este mundo que de los mundos superiores, por ello el numero de la bestia es tres veces seis, y cada hombre que no se despoje de las influencias y que pierda la visión de su espiritualidad seguramente estará marcado por el numero de la influencia de la materialidad.

 

 

SHALOM ALEJEM.