PARASHA KEDOSHIM.

{hrb) }b UhYl) brh

Rav. Eliyahu Ben Abraham

Vaykra  19.1 – 20.27.

 

 

KEDOSHIM   MyDdq   (Sagrados, apartados, santos).

 

Veamos los principios técnicos espirituales de nuestros ojos:  Yahshuah ha Mashiaj enseñó, Hillel 11:34  La lámpara de tu cuerpo es tu ojo; cuando tu ojo está sano, también todo tu cuerpo está lleno de luz; pero cuando está malo, también tu cuerpo está lleno de oscuridad.  pues por medio de los ojos entra la lujuría, el adulterio, la idolatría, y si no cuidamos nuestros ojos toda clase de impurezas podrán entrar, pues por medio de los ojos al mirar las fuerzas espirituales negativas  estos  pueden entrar a  tu alma, y ser confundido y aturdido por los conceptos impuros de la idolatría, por esto mismo los Jajamim enseñan que es mejor no volverse a ver a una mujer hermosa, para evitar pensamientos pecaminosos y sueños desagradables de impureza, Rabino Simeón cuando veía  a una mujer hermosa, prefería bajar la mirada y enseñaba estos principios.  Toda actitud que conlleve el llevar una vida de kadusha siempre será bien vista por el Eterno, a diferencia de aquel que siempre pondrá pretextos para ser influenciado a pecar.

 

Por esto mismo los jajamim enseñan que si no podemos ver un lugar puro como son las manos de los Cohanim cuando bendicen al pueblo, menos los ídolos que nada son. Por esto mismo el Hakadosh nos ordena:  No os volvás a los ídolos y nos sigue dando dentro de esta sección de nuestra Sagrada Torah los lineamientos a seguir para vivir en Kadusha.

 

 Dentro de la sección de hoy esta escrito en el Perek 19 Pasuk 14: No maldecirás al sordo y delante de un ciego no pondrás tropiezo, porque tendrás temor de tu Elohim, Yo Soy YHWH.

 

Este Pasuk de nuestra sagrada Torah lo podemos ver como lo hemos enseñado de cuatro niveles de interpretación, el nivel literal que es el Peshat en donde comprendemos que jamás debemos de maldecir a un sordo, porque las consecuencias de nuestro acto tendrá su justa recompensa, como dicen los jajamim  kabalistas, que nadie piense que cualquier acto quede sin castigo como cualquier acto bueno quede sin recompensa, tarde o temprano vendrá el castigo o vendrá la recompensa,  pues todo es causa efecto, todo lo que el hombre siembra eso tarde o temprano cosechará.

 

No maldecir al Sordo en un nivel de interpretación mayor, se refiere a aquel que no escucha Torah, aquel javer que está en una situación de sordera espiritual que a pesar de estarle exhortando e influenciándolo a seguir los mitzvot del HaKadosh Baruj Hu hace caso omiso del mismo, como que no oyera, no lo maldecirás pues si lo maldice es como si derramara su sangre y sus palabras suben a los mundos superiores y se le unen emisarios de juicio.

 

De la misma manera no pondrás tropiezo al ciego; se refiere a que no puedes incitar a tu hermano a trasgredir la Torah, tu hermano que carece del conocimiento, que es como un ciego que no ve, no puedes llevarlo a la trasgresión a riesgo que sufras las consecuencias de tus actos, también se refiere dicen los jajamim a aquella persona que sin estar capacitada en nuestra sagrada Torah emite opiniones o juicios de puntos de la Torah porque de esta manera aparta a su prójimo de los caminos rectos de la torah y le veda el ingreso al Olam hava.

 

Hemos enseñado que aquel que estudia de manera apropiada nuestra sagrada Torah tendrá siempre una porción en el mundo por venir /Olam Hava, pues sus palabras actúan con sabiduría de lo alto, y sus palabras traen edificación a las almas de los ciegos guiándolos correctamente por el camino de la elevación de su alma pues sus palabra salen de sus labios no corrompidos y estas palabras vuelan alrededor del mundo y sube en donde se unen a estas palabras los Malakim y son coronadas con coronas kadoshim y son bañadas con la luz del Olam hava y sale una voz celestial que lo corona .

 

Pero si alguien estudia Torah no del modo apropiado y verdadero, las palabras salen de la senda correcta y no se unen Malakim pues son rechazadas y no encuentran lugar de descanso y ¿Quién es el  responsable de esto?  El que habla de tal manera de apartar de la senda Recta, ¿A Quién? Al ciego.

 

Si una persona desea estudiar Torah, ama la Torah, y no encuentra un maestro que lo guie, esta en lugares secos de maestros de Torah, y en su ingnorancia estudia, sus palabras ascienden a HaShem y se regocijan en ellas y se plantan juntos a corrientes de agua y crecen árboles y se les llama sauces del arroyuelo,   Pero, felices son los que estudian la torah de manera apropiada y caminan en ella pues ellos plantan árboles que son superiores a toda medicina curativa como está escrito:  en Sefer malaquias  2:6  La verdadera instrucción estaba en su boca, y no se hallaba iniquidad en sus labios; en paz y rectitud caminaba conmigo, y apartaba a muchos de la iniquidad.

 

Dicenlos Jajamim: Hay una Torah que no es de verdad, y es la de aquel que no está calificado y toma desciciones y quién aprende de El, aprende algo que no es verdad; sin embargo  si lo hace así puede que geste en el interés de aprender con un calificado y ande por la senda recta de la Torah.

 

 

Es pues esta parasha la instrucción del Eterno para que mantengamos nuestra Kadusha, termina diciendo en el Perek 20 Pasuk 26 Serán para Mi Kadoshim, porque Kadosh Soy Yo, YHWH, y que diferencié a ustedes de los pueblos para que sean para MI.

 

SHALOM ALEJEM.