PARASHA TERUMAH

µhrba'÷beWhYlae.brh"

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham

Shemot   25.1 – 27.19

 

TERUMAH (Ofrenda, donativo, colaboración).

 

Dentro del contenido de esta sección de nuestra Sagrada Torah, encontramos  HaKadosh Baruj Hu le dice a Moshé que el pueblo traiga, regalos, donativos, ofrendas, de buen corazón para la construcción el Mishkan,  está escrito: Dile a los hIjos de Yisrael,  no se refiere a las naciones sino a lo hijos,  los hijos que deben honrar al padre, para que sean de larga vida sobre la tierra, los hijos que deben de proveer de lo necesario al padre para que ellos puedan regocijarse en la conducta de ellos, HaKadosh Baruj Hu dice: Dile a los hijos de Yisrael,  dile al pueblo de Yisrael, el pueblo escogido para ser Kadoshim, Una nación Kadosh, que traiga la Terumah, para la construcción del Mishkan,  es por esto mismo que quienes tienen la responsabilidad de construir casa para HaKadosh Baruj Hu son los hijos que aman a su padre celestial,  dentro de la lectura de nuestra Torah está:  De  corazón,  ¿Por qué HaKadosh Baruj Hu dijo:  De corazón? De hecho  la terumah que viene de un forzamiento no tiene la pureza que debe tener para construir algo tan sagrado como es el Mishkan,  lo mismo es: Que si se va a construir una casa donde se enseña el Nombre, debe de hacerse con terumot que vengan con  un buen corazón, para que no tenga ningún tinte de impureza.

 

 

El HaKadosh Baruj Hu ha elegido a Yisrael como su especial Tesoro (Tehilim 135.4)  ¿Cuánto amor tiene el Eterno para con Yisrael para unirse a él y ligarlo, haciendo una nación única, como también está escrito: ¿Y quién es semejante a Tu pueblo Yisrael,  única nación en la tierra?  (II Samuel 7.23).  También los hijos de Yisrael lo hemos elegido a El como nuestro Elohim, pues nos habló al corazón  y nos reservó  para su propia porción celestial. Las doce tribus de Yisrael,  que simbolizan las doce permutaciones  de su Nombre.

 

¿Qué otro pueblo podía ligarse con HaKadosh Baruj Hu, para hacer una morada para El,? ¿Qué otro pueblo es Kadosh para realizar una labor Kadosh? Solamente Yisrael, como está escrito: habla al pueblo de Yisrael, o a los hijos de Yisrael,  que de corazón traigan terumot.  Esto es para contruir el Mishkan, el lugar en donde la Shekin se posaría en medio del pueblo de Yisrael, ¿Una Morada para HaShem?,  Moshé Rabenu pensó, Como puede HaKadosh Baruj Hu morar en una morada hecha por hombres? Esto fue lo que expresó el Sheliaj de Mashiaj Esteban,  HaKadosh BAruj Hu no habitá en templos hecho de manos de hombres, ¿entonces para que construir morada?   De hecho el Mishkan y la residencia de la Shejina que se manifestaba en el,  era también el simbolismo del verdadero lugar del descanso para la shejina y este era el corazón de cada hijo de Yisrael, también para que de esta manera Yisrael se alejara de la idolatría de las naciones,  aunque podrá el Mishkan contener a HaKadosh BAruj Hu, cuando en el sefer Tehilim leemos: Que aún los Shemayim no pueden contenerte?.

Mas sin embargo el Mishkan es la realidad de la presencia divina en en medio de los hijos de Yisrael construcción basada no en la capacidad divina sino en la humana, todo lo que HaShem hace en este Olam lo hace en función de la percepción limitada del hombre que es incapaz de comprender lo ilimitado lo infinito de su Luz.

 

Será correcto construir una casa visible para lo invisible? ¿Acaso la Luz del Eterno no lo llena todo, para que construir una casa?,

 

Cuando HaShem nos pide construir casa, es porque ese lugar  se consagra para la manifestación y la relación que El quiere tener para con los hijos de Yisrael,  de hecho el hombre mismo debe anhelar tener un lugar consagrado para armonizar con la Luz suprema, un lugar consagrada para tales fines,  de esta manera tomar la fuerza espiritual que nuestra alma necesita de tal manera que podamos sentirnos  alentados a seguir realizando la labor que nos corresponde hacer en este Olam que es llevar la Torah a Efraím,  es el lugar en dodne HaKadosh Baruj Hu nos dice: Voy a habitar entre ellos,  y experimentarán mi presencia, pero, ¿Por qué en este lugar consagrado para la relación con El?  Porque el hombre cuando se esmera de construir una casa, en este caso una sinagoga, un kehila, anhela en lo profundo de su corazón  tener un lugar adecuado para el encuentro con su Creador, de hecho la manifestación de cada uno de nosotros que aporta para la construcción de la sinagoga es  parte de el anhelo del corazón ahora que no tenemos templo, de construir una casa para  que podamos darnos cita y tener un encuentro especial con nuestro Creador, pues a pesar que El no habita en casa hecha de manos de hombres, es el lugar que El ha dicho,  Y me construirás una casa, si bien es cierto se refiere al Mishkan nuestros sabios dicen: Que cada sinagoga en el mundo se convierte en parte del MIshkan, pues es el lugar en donde la Ejad del pueblo se manifiesta  y en donde la fuerza de la Shejina se mueve para llenar las vasijas de recepción de tal manera que el hombre sea fortalecido para estar siempre erguido en la presencia de HaShem y vencer los obstáculos que se presenten.

 

Cuando el hombre de corazón aporta para la construcción de un lugar especial para la cita con la Luz de HaShem,  lo que está manifestando es su deseo de apegarse cada día mas a El, y al igual que los hijos de Yisrael aportaron para la construcción en tiempos de Moshé la misma actitud sigue vigente hoy en día aportando para la construcción de nuestra Kehila.

 

Después que Yisrael pecó con el Becerro de Oro, Moshé preguntó al Eterno: Como se sabrá en el mundo que tu haz perdonado a tu pueblo?   Deja que los hijos de Yisrael construyan el Mishkan y será prueba suficiente que los he perdonado.

 

Una de las preguntas que respondieron los Jajamim es: La parasha Terumot  cronologicamete está antes del pecado del becerro de oro, entonces porque se afirma esto?, Esto es dicen: Porque HaShem que conoce lo pasado, presente y futuro, crea el antídoto  para un pecado antes de ser cometido,.

 

Por consiguiente  construir nuestra kehila es la evidencia clara que lo que menos queremos es caer en la idolatría,  pues construyendo  nuestro lugar de conexión con la Luz,  nuestra mente, nuestras emociones, nuestro intelecto se apegará a este lugar físico y por consiguiente tendremos la conexión metafísica de los espiritual,  nuestras actitudes se verán limitadas para seguir conceptos idolátricos pues nuestros pies estarán al servicio de nuestra mente, y lo que hay en nuestra mente es nuestra Kehila,  he allí la importancia de amar el lugar en donde el alimento espiritual de estudio de Torah se nos es impartido y debemos estar agradecidos que HaKadosh Baruj Hu nos ha dado la beraja de tener un lugar de comunión los unos con los otros y con la Luz del Eterno.

 

 

A pesar que la conexión con la Luz del Eterno es en todo lugar, es en nuestra kehila en donde tenemos la planta de energía de alto voltaje para  tomar esa energía para nuestro diario vivir, ahora que no tenemos templo, porque si el templo estuviera erguido de hecho no habría necesidad de construir una kehila, pues nuestro fin primordial sería estar en Yerushalaim, y de hecho esto será una realidad en los tiempos de Mashiaj, Pero hoy nuestras kehilot es donde la presencia de HaKadosh Baruj Hu se manifiesta pues como lo expresan nuestros jajamim la Shejina está en el exilio con su pueblo.

 

 

 

SHALOM ALEJEM.

 

Para preguntas, comentarios, o alguna donación que quiera realizar, puede escribir a:  rabinoeliyahu@kehilabeithashem.com