PARASHA VAYESHEV

µh;r;b]a'  ÷be   WhY;liae  .br'h

Rav.  ´eliyahu ben ´Abraham

Bereshit  37.1 –40.23.

 

VAYESHEV  (Y habitó, y vivió )

 

En esta sección de nuestra sagrada Torah, nos relata eventos  de Yosef el penúltimo hijo de  Yacob con Raquel, como sus hermanos lo vendieron a los Ishma Elim,  en donde bajo a Mitzrayim y fue vendido como esclavo a Potifar,  la historia de Yosef en nuestra sagrada Torah se interrumpe aquí y empieza narrando: Por aquellos días Yehuda se apartó de sus hermanos y fue y se casó con la hija de Shuah,  de quién tuvo tres hijos Er, Onan, y Shela,  lo curioso aquí es que no se menciona el nombre de la hija de Shuah sino solo el nombre de Su padre, Shuah,  Shuah en hebreo quiere decir Salvación,  algunos opinan que salvación es: Yeshuah,  y Yahshuah es YHWH Salva, pero si apartamos la contracción de Yah en el nombre de Yahshuah lo que nos queda es la frase Shuah que quiere decir Salvación, Por consiguiente el hecho que el Suegro de Yehuda se llame Shuah no es coincidencia. , como no existe en nuestra sagrada Torah.

 

Si bien es cierto hemos enseñado que el apartarse del pueblo y de la Ejad trae sus propias consecuencias, porque el espíritu de la Tuma se pega en aquel que anda solo, por esto mismo dentro de los misterios de Torah enseñan que si alguien va a realizar un viaje que no lo haga solo.  Pues El espíritu de la Tuma pulula.

 

Pero todo está en los planes del HaKadosh Baruj Hu  y el coloca las piezas en su lugar en el tiempo preciso para que sucedan de tal manera que el plan se cumpla,   con la hija de Shuah concibió el primer hijo y le puso por nombre Er, en Kabalah se menciona la permutación de las letras por consiguiente si invertimos Er,  según los Jajamim es una inversión de las letras Ra (Mal) , y Er fue malo ante los ojos de HaShem  pues ha salido del mal instigador, pues derramó su cera en tierra,  y por esto mismo el Eterno le quitó la existencia en este Olam,  de esta manera Yehuda conocer de las leyes espirituales que implican el Levirato le dice a su hijo Onam que se llegue a la mujer de su hermano, [Ya hemos explicado el porqué es necesario dejarle descendencia al hermano que muere sin ella] mas sin embargo Onan tampoco quizo y HaKadosh Baruj Hu también le quita la existencia en este Olam.

 

HaKadosh Baruj Hu le ha entregado al hombre por medio de la Cera la capacidad de engendrar hijos, por consiguiente es coparticipe con El en la existencia del hombre, en la multiplicación, si este concepto lo fusionamos con el hecho de que las almas que están en los Shemayim desean bajar a este Olam para lograr de esta manera sus meritos para que cuando regresen al Eterno sean merecedoras de las delicias de los mundos superiores,  podemos fácilmente comprender lo siguiente:

 

Una persona cuando  entrega su Cera en la tierra,  coloca la semilla  para que esta germine y de esta manera crea una vasija para que un alma o mas puedan bajar por medio de esta vasija que creó en el momento de colocar la cera en la tierra fértil (Mujer) , por consiguiente obedece a la mitzva de la procreación y un alma se regocija de saber que sea ha creado una vasija para ella, pero en el momento que el hombre coloca la cera en un lugar en donde no puede germinar, esta vasija que estaba destinada para un alma es destruida por consiguiente el alma al bajar no encuentra un lugar donde habitar, porque la vasija está destruida, y le veda el derecho de poder habitar y desarrollarse, por lo que es un alma queda esperando su redención.

 

 En este caso son almas sin cuerpo que no pueden irradiar la luz del Creador, y en el momento que el hombre parte de este Olam estas almas se pegan a El para presentarse ante el Creador, pues estas almas podían convertirse en sus hijos que merecían que se les enseñara Torah [Quisiera enseñar mas sobre el tema, porque hay quienes afirman que estas almas que son sin cuerpo se convierten en Shedim que son los que acompañaran al hombre en la vida y que estarán acusándole de no realizar su labor de bajar almas que es la procreación, pero lo dejaremos para otra ocasión].

 

Rav. Jiyá planteó la pregunta siguiente: ¿Cuál es la posición en el Olam Haba para una persona que se dedica al estudio de Torah, es Tzadik,  y está dedicado al servicio de HaKadosh Baruj Hu, mas sin embargo no está bendecido con hijos y estos mueren? Rav. Yosef contestó: Sus buenas acciones en la Torah lo protegerán en el mundo por venir,  Rav. Itzjak dijo:  Porque así dijo HaShem con relación a los Eunucos que guardan mis Shabatot, guardan fielmente mi pacto, aún a ellos daré  mi casa  y un memorial mejor que hijos e hijas,  que no será eliminado.

 

Pero si la persona es un Tzadik con todas las cualidades  que se perfecciona y muere sin descendencia, ¿El hermano aún debe dejarle descendencia? Los Jajamim contestán:  Aún así debe hacerlo, porque no sabemos si realmente fue un hombre Tzadik.

 

Por esto mismo, derramar la cera en tierra es una trasgresión que como lo hemos leído en nuestra sagrada Torah causó la muerte de Er y Onán.

 

Yehuda no le da al tercer hijo a Tamar, por lo que provoca que ella le engañe haciéndose pasar como una mujer ramera, y de esta manera concibe de Yehuda y sus dos hijos que eran mellizos fueron Tzadikim, uno se llamó Peretz y el otro Zeraj.

 

Cuando realizamos Kabalah Shabat, decimos Hijo de Peretz,  hacemos mención del Tzadik hijo de Yehuda de donde viene el Rey Mashiaj,  y Peretz es nieto de Shuah e hijo de Tamar, quién a  su vez según algunos Jajamim era hija de Shem y otros dicen que era nieta de Shem,  pero igual, hija o nieta es la simiente de Shem que fue Melek Tzedek (Melquizedek), si observamos mas detenidamente el panorama, veremos que:  Yehuda se aparta con un propósito, pero este propósito esta dirigido desde lo alto , no tiene ninguna relación con aquel que se aparta de la Ejad por asuntos de maldad.

 

Después de narrar el hecho de Yehuda después de haberse apartado de sus hermanos, una vez mas nuestra bendita Torah nos sigue enseñando sobre Yosef.

Y el es el que viene a activar la sefira de Yesod, que tiene que ver con la Cera, que tienen que ver con la procreación, con la sexualidad, por consiguiente dentro de la enseñanza de Yosef encontramos a Yehuda, mostrándonos la importancia del equilibrio que debe de existir en los parámetros de Yesod, de la pureza para poder de esta manera bajar almas que podamos dirigir en las enseñanzas de Torah.

 

 

Er y Onán desafiaron a la propia naturaleza quebrantando el orden del Eterno, y por esto mismo fueron cortados, Yehuda en su temor no dio a su hijo Shela, y el mismo fue provocado a cumplir con el propósito de unificar las simientes, para armar el camino de Mashiaj.

 

SHALOM ALEJEM.