PARASHA MISHPATIM

µh;r;b]a' ÷be WhY;liae .br'h

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham.

Shemot 21.1  – 24.18.

 

MISHPATIM  (Leyes).

 

En esta sección de nuestra Sagrada y Bendita Torah, El Kadosh Baruj Hu nos da leyes que tienen que ver con la forma de vida de nuestro pueblo con relación a la sociedad, a la conducta que debe asumir cada uno en su rol de Israelita, La vida de un Benei Yisrael está dirigida por las leyes que vienen de lo alto, para que pueda conducirse de la manera correcta pues un alma elevada tiene por lógica que tener leyes elevadas, por esto mismo decimos que la Torah viene de los Shemayim para dirigir las almas que vienen  a cumplir una misión en este Olam que es la de erradicar la idolatría y mostrar el camino de ascenso a los mundos superiores a las naciones.

 

 En otras palabras Israel es la causa de la elevación de las naciones, es pues deber primordial de todo hijo de Israel conducirlos por los caminos de nuestras sagrada y Bendita Torah, como está escrito:  3 Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de YHWH, a la casa del Elohim de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sión saldrá la ley, y de Jerusalem la palabra de YHWH.

 

Los Benei Efráim que hemos regresado después de este largo exilio espiritual, (El geográfico, aún lo esperamos en atikva), debemos de hablar de Torah a todas las gentes, pues nuestro pueblo allí está sumergido en la oscuridad y nuestro deber es trabajar en la restauración como se explica en el libro de hechos  3.21.

 

Si, las leyes fueron dadas al pueblo para marcar el camino de la elevación de nuestras almas, pues si bien es cierto nos dan la forma de vida en este olam, no debemos de olvidarnos el considerar que son leyes del diario vivir para el regreso al Kadosh Baruj Hu, con los meritos suficientes para lograr de esta manera redimir el pan de la verguenza y ser merecedores de las mieles supremas de lo alto.

 

He allí la  responsabilidad de cada uno estudiar nuestra sagrada Torah, pues debemos ser versados en ella, una persona preparada pasa años estudiando para llegar a ser un profesional de hecho cada uno de nosotros debemos de ser profesionales versados en la Torah para poder enseñar, nosotros somos hijos de un Rey, es más,  se nos califica de que somos una nación de Reyes, cuando digo: Se nos califica es porque llenamos los requisitos para ser Reyes,  en primer lugar: porque hemos nacido para ser Reyes.  (Pero ¿Acaso no sufrimos? Resp: ¿Acaso no sufrió nuestro Rebe Yahshuah mas sin embargo él es el Rey de Reyes y Señor de Señores), Israel será coronado no en este tiempo sino en tiempos del Rey Mashiaj.  En segundo lugar:  Porque la vida de un Rey es diferente a los demás, debe de prepararse, estudiar sobremanera las leyes de su nación, (Nosotros debemos de estudiar para ser merecedores de tan alto privilegio).  En tercer lugar: Un rey es disciplinado y sabe vestirse (El pueblo debe seguir las leyes de recato).  Y podemos enumerar muchos conceptos mas de un Rey, Pero si nos damos cuenta la vida de un rey requiere de disciplina, preparación, entrega, devoción y sobre todo sabiduría, para actuar de acuerdo a lo que es. ¡Un Rey! . 

 

Entonces nuestro requerimiento es mayor, y debemos de llegar cabalmente a la estatura de lo que somos, hoy por hoy los hijos de un Rey y como tales debemos de prepararnos para nuestra coronación como esta escrito:  Me serán un pueblo de Reyes y Cohanim.

 

El pueblo de Israel a diferencia del pueblo gentil, debe de ser respetuoso de sus leyes,  pues en el concepto del gentil con relación a su dios, su dios no le pide nada, no le prohíbe nada, no tiene leyes que seguir mas que los dictados de su corazón,  pues piensan que entre menos prohibiciones tienen su forma de vivir es mejor, y que su dios no es exigente y que pueden hacer las peores cosas de todos modos su dios es misericordioso, pues el no se enoja aunque vivan como vivan.

 

Pero Israel no es así, Pues Israel piensa en la disciplina de su Creador para vivir de acuerdo a sus leyes, que hay leyes que rigen al su pueblo para su disciplina espiritual y perfeccionamiento para que de esta manera su alma encuentre el camino correcto, pues a Israel se le dieron las leyes para el perfeccionamiento de su alma y de esta manera enseñar a los demás el camino de la perfección.

 

Esta es la diferencia del pueblo de Israel en donde tenemos la instrucción de nuestro Elohim para llevar una vida agradable en este Olam y agradable para El, por esto mismo dijimos haremos y oiremos, porque nuestro Elohim es misericordioso y lo que lo hace misericordioso son cabalmente sus leyes que nos orientan, y que nos conducen por caminos de bien, entre nosotros mismo, y entre la misma sociedad. Por esto decimos al leer nuestra sagrada Torah:  Baruj Ata YHWH Elohenu Melej HaOlam Asher bajar banu mikol Haamim, Be natán lanu et Toratoh, Baruj Ata YHWH notén Ha Torah.  Bendito eres tu YHWH Elohim nuestro Rey del universo, que nos escogiste de entre las naciones y nos diste tu Totrah, Bendito eres Tu YHWH dador de la Torah; 

 

Esta es  expresión de un pueblo, en el cuál reconoce que tiene un Creador que lo guía lo protege, y estas son sus leyes que conducen a su pueblo por el camino de la elevación de su alma y que en su tiempo también serán leyes de las naciones, pues la voluntad de HaShem que las naciones también conozcan su Nombre, su Voluntad y sobre todo que aprendan a vivir.

 

Cuantos viven en confusión mental, no viendo el camino de la verdad que hay en nuestra sagrada Torah, sino que se sumergen el el mar de su propio pensamiento ahogando de esta manera la capacidad que tienen de comprender la voluntad de su Creador, pues nuestra Sagrada Torah los llama cada día con amor, pero ni siquiera se dan cuenta de esto.

 

 Nuestra Sagrada Torah es como una hermosa  dama oculta en un cuarto del palacio Real y que constantemente  pasa por su puerta su amado buscándola, pero ¿que es lo que ella hace sabiendo que su amado la busca?  Abre un poco la puerta se muestra por un momento y luego se vuelve a esconder, nadie la ve, solo su amado.  

 

Lo mismo es nuestra sagrada Torah,  pues se revela solamente a quienes la Aman, sus secretos les revela,  y despierta en sus amados un amor fresco siempre.   Ella sabe que es de su amado y su amado para ella,  esto es Israel, quién ama la Torah.

 

En el camino de la Torah, Primero: Ella lo llama y hace señales y empieza a mostrarse a un hombre,  si este entiende bien está, pero sin no, ella le dice:  Simplón, y le dice a sus mensajeros díganle a ese simplón que venga aquí y converse conmigo  (Prov. 9.4) Cuando viene le empieza hablar escondiéndose atrás de una cortina, con palabras que pueda entender y que pueda regresar poco a poco, luego le habla por medio de leyendas y de ultimo conversa cara a cara con el mostrándole lo mas oculto de su corazón, entonces todo hombre comprende  pues le ha revelado los misterios ocultos que tenía sin ocultar nada, y comprende que no tiene que agregar ni quitar nada, y el hombre se vuelve su amante. 

 

SHALOM ALEJEM 

 

Para comentarios, preguntas o si quiere realizar una donación para el trabajo del regreso de Efráim, puede escribir a:  rabinoeliyahu@kehilabeithashem.com  o   fredy.norman@yahoo.com