PARASHA KI TISSA.

µh;r;b]a' ÷be WhY;liae .br'h

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham

Shemot 30.11  34-35

 

KI TISSA  (Cuando tomes, eleves, cuentes)

 

También a esta sección de nuestra Sagrada Torah, se le llama Parasha Shekalim, pues lo que nos empieza enseñando es la entrega del Medio Shekel de parte de los hijos de Israel como esta escrito:

Cuando tomes el número de los hijos de Israel, dará cada un rescate por su vida al Eterno, cuando sea censado. Darán medio Shekel, del Shekel sagrado, de veinte Guera el Shekel.

 

La pregunta que he estudiado con los Jajamim de Israel es:  ¿Por que el Eterno pide medio Shekel en lugar de un Shekel completo? Un Shekel es según la Torah veinte Guerá, medio Shekel sería el equivalente entonces a diez Guera.  Otra pregunta que formulan los Jajamim es: ¿Porque no dice la Torah que presentemos diez Guera, en lugar de decir Medio Shekel?  Y ¿Por que menciona que un Shekel entero vale veinte Guerá. 

 

Segundo el concepto de Rav. Menajem Mendel es: Que la persona debe de comprender o tomar conciencia  que medio Shekel es la mitad de un Entero, es la mitad de 20 Guera.

El hecho de dar medio Shekel lo que nos está enseñando es que la persona debe de tomar para si una porción, en todo caso sería la otra mitad de un Shekel, pero diez Guera debía darlo a HaShem en rescate por su alma.

 

Según los Jajamim que el rescate de su alma, implica evitar que la persona muera antes de tiempo, pues el medio Shekel se ofrece por el Or Hajaim, la Luz de la vida, y que un justo puede tener una muerte prematura, por esto está escrito:  Cuando alces la cabeza de los hijos de Israel o cuando tomes el numero de los hijos de Israel en el hebreo dice:  Ki tissa ´et  ro´sh benei Yisrael.  Ellos pueden morir antes de tiempo como lo explica Menajem Mendel a causa de Pikudeihem  Su numero. En el sentido extendido su falta como está escrito en Números 31.49  Fue tomado el censo y no faltó nadie de nosotros.

 

Simplemente alguien que no participa de la Mitzva, puede excluirse de la guerra, de la lucha en todo caso contra la descendencia de Amalek,  de hecho el Medio Shekel que se dió en aquellos tiempos guardó al pueblo de Israel de caer en el pecado de la idolatría contra el malvado Haman (Que su nombre sea borrado)  por esto mismo tenemos en esta sección de la Torah la enseñanza antes de la celebración de nuestra fiesta de Purim, en donde el sentido espiritual de la misma como Efratitas nos lleva a celebrarla, no en el sentido que como no somos judíos no la celebramos, sino que la celebramos por su sentido espiritual por la esa fuerza que tomamos en nuestra Neshama  y de esta manera luchar contra la Avoda Tzara (idolatría).

 

El Eterno nos da la Mitzva;  “El Eterno el HaKadosh Baruj Hu extrajo una moneda de fuego de debajo de su trono de esplendor y la enseñó a Moshé Rabenu, y le dijo: Esto es lo que darán los hijos de Israel, dentro de los conceptos de enseñanza lo que hemos enseñando es: Que nuestra sagrada Torah utiliza términos que nosotros podamos comprender, pues en los mundos superiores todo es fuerza espiritual manifestada en este mundo con conceptos fisicos para comprender, por esto es que cuando hacemos una acción fisica en este mundo activamos en las esferas superiores la espiritualidad manifiesta en la respuesta divina de lo que queremos alcanzar. La moneda metafisica extraída del trono de esplendor, esta moneda de fuego es la que activamos cuando damos los diez Guerá en esta dimensión para el rescate de nuestra alma.

 

El concepto de fuego, solo podemos encontrar en nuestra Sagrada Torah como los Korbanot era pasados por fuego para expiar las trasgresiones, la Moneda de fuego en las esferas superiores se activan para expiar la trasgresión del becerro de oro, esto es el concepto idolatrico, no es entonces dificil de comprender que lo que activamos dando el Medio Shekel  es  la misericordia del Eterno para nuestra vidas en aras de ser fortalecidos para ser perdonados por nuestra idolatría que podamos cometer, pues idolatría es colocar en segundo plano al Kadosh Baruj Hu ante la vida en este Olam.

 

Asi como hay mandamientos que tienen que ver con los órganos del cuerpo, de la misma manera hay mandamientos que tienen que ver con la esencia del alma y el concepto de la Mitzva es mantener un alma pura ante el Kadosh Baruj Hu.

 

El carácter de actitud que debemos asumir al cumplimiento de esta Mitzva debe de estar establecida en un marco en donde nuestra alma se enciende con el fuego de la devoción de la entrega a HaShem, en donde la chispa divina de Hashem se encienda en nosotros para que de esta manera hacer la conexión correcta con el fuego superior mostrado a Moshé, entonces la Or/Luz divina se mostrará en nuestros corazones alejándonos de todo concepto idolátrico y vivir para HaShem.

 

PERO, ¿porque medio y no Un entero?  Como lo explicamos un Shekel es el equivalente según nuestra Sagrada Torah a 20 Guerá, por consiguiente tenemos que dar 10 Guera que es el equivalente a medio Shekel. Si nos recordamos que diez es el número de las emanaciones de Luz que están en nuestra Neshama llamadas Sefirot, podemos comprender que los diez Guera tienen relaciones con las diez sefirot por consiguiente al dar los Diez Guerá que es Medio Shekel estamos activando dentro de nuestra neshama el Or HaJayim, la Luz de vida y cuando encendemos en nuestra alma el fuego de HaShem comprendiendo que al cumplir con la Mitzva, estamos elevando en fuego de la esencia de nuestra alma y la estamos conectando con el fuego de las esferas superiores en donde están las diez sefirot superiores y las conectamos de tal manera que recibimos esa fuerza manifestada en la fortaleza de nuestras almas para evitar toda contaminación idolatrica en este mundo, evitando de esta manera que la muerte prematura venga a nuestra vidas, y vivamos realmente los años buenos que el Kadosh Baruj Hu ha determinado para cada uno.

 

Cuando unimos las diez sefirot de nuestra vida con las diez sefirot de los mundos superiores estamos entrando en una unidad completa, es por esto mismo que ningún hijo de Israel se puede quedar afuera tal y como lo dice el libro Bamidbar 31.49  “Nadie se ha quedado fuera” porque el que se queda fuera corre el peligro de ser asaltado por las fieras de la falta de Emunah y ser presa frágil de Amalek que es el enemigo que siempre querrá apartarnos de la vida de consagración a HaShem. Por esto el pueblo se tiene que unir para vencer al malvado, y solo unido el pueblo podrá prevalecer.

 

El Medio Shekel es por consiguiente el medio por el cuál nos unimos a HaShem, y nos unimos en el propósito no solo de erradicar la idolatría de nuestros corazones sino en la de erradicar la idolatría de este mundo que es nuestro propósito inicial y será final cuando venga Mashiaj y El enseñará a las naciones el camino de la Luz, con sus herederos al reino. Los Hijos de Israel.

 

 

SHALOM ALEJEM

 

Para preguntas, comentarios, o alguna donacion que quiera enviar para elmejoramiento de la pagina, puede escribir a:  rabinoeliyahu@kehilabeithashem.com   o   fredy.norman@yahoo.com