PARASHA HA AZINU

µh;r;b]a' ÷be WhY;liae .

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham.

Debarim 32.1 – 31.30

 

HAAZINU  (Oye, escucha, prestad oido)

 

HAAZINU,  escucha cielos mientras Yo hablo  y escucha tierra los dichos de mi boca... 

 

Hoy estamos en la ante-penúltima Parasha de este ciclo, que en este caso del ciclo constituye la ultima Parasha, pues la última Parasha es Be zot Haberaja, y esta es la bendición, la Bendición de ser inscritos y sellados para un buen año.  LE SHANA TOVA  TIKATEV, Es nuestra Atikva/esperanza, nuestra Bitajon/confianza en HaShem que este año será para nosotros mejor que el que terminamos.

 

Escucha cielos  Shemayim, Escuchen los mundos superiores,  escuchen los que viven en los mundos superiores, ¿Y quienes son los que viven en los mundos superiores?  Estos son los que no han vuelto su corazón a cosa vana, se complacen mas en los placeres de los mundos superiores que en los placeres de este mundo, que su objetivo y su única finalidad es agradar a su creador, que están preparados para que reciban la palabra de la boca de Moshé Rabenu, que les puede hablar porque son almas que se han preparado para conectarse con los mundos superiores, que están en la capacidad de escuchar las palabras de Moshé Rabenu, los misterios de la Torah, las cosas ocultas y profundas que encierra nuestra Bendita y Sagrada Torah, almas que en su libre albedrío quisieron mas apegarse a la Luz de Hashem que a la oscuridad de este mundo,  son almas capaces de entender  de forma general la fusión de los mundos inferiores con los mundos superiores, almas que sus pies están en la tierra pero que su Alma que sus sefirot superiores, están en los mundos superiores, Almas que han quitado las Klipas, las cáscaras de la dureza que envolvían sus corazones, pero que han tomado la descición que aunque vivan en este mundo, mas se mantienen  en los mundos superiores que en función de este  mundo.

 

Escucha tierra los dichos de mi boca...    Escuche la tierra, los mundos inferiores, y ¿Quienes viven en función de los mundos inferiores?  Aquellos que no han querido apegarse plenamente a la Luz de su Creador y que aún los placeres de este mundo los atraen por encima de los placeres de los mundos superiores, los que viven de acuerdo a la Tierra y no de acuerdo a los Shemayim,  a ellos también les habla Moshé Rabenu y les  dice: Escuchen los dichos de mi boca,  esto es la palabra mas suave, la palabra mas liviana de acuerdo  a la capacidad de sus almas,  no se les puede hablar como a los primeros que escuchan viviendo en función de los mundos superiores pues no están en la capacidad de su Alma de entender las palabras mas elevadas de nuestra sagrada y Bendita Torah.

 

Mis palabras caigan como lluvía, según los Jajamim esta se refiere a la Torah Escrita, que cae como lluvía que da vida a la tierra para que la semilla germine, aquella semilla que fue sembrada y que la lluvía la hace crecer cuan árbol para dar mucho fruto,   por esto mismo se refiere a la Torah escrita, aquella en donde estan las bases el fundamento de nuestro pueblo, el fundamento de todo,  La lluvía que da vida, nuestra Sagrada Torah da vida al hombre, y da vida Eterna, Vida Abundante vida feliz, la lluvia que trae la vida a la naturaleza de este mundo, la lluvía que levanta  al caído que perece por falta de la lluvía.   ¿Que pasaría si no cayera lluvia?  ¿Viviría el mundo sin lluvia,?  Es imposible de la misma manera el mundo no puede subsistir sin Nuestra Sagrada y Bendita Torah.

 

Por esto dice Moshé Rabenu, que mis enseñanzas caigan como la Lluvía, para que la semilla colocada en nuestro corazón desde tiempos  en los mundos superiores, como lo explicará nuestro Rabino Shaul, “Fuistes Bendecidos con toda bendición  espiritual en los lugares celestiales con Mashiah”  Si bien es cierto cuando nacemos en este mundo, tenemos que encontrar nuestro propósito, pero como almas Israelitas, Como almas Elevadas dentro de nosotros mismos venía la Simiente, Venía la semilla colocada en nosotros desde los mundos superiores en donde las enseñanzas de Moshé Rabenu despertarían  en nuestros corazones  la bendición de decir:  Escucharemos y Haremos, esto es porque la semilla empezó a germinar y estar preparados para escuchar, aprender  y hacer nuestra Sagrada Torah expresados en los mandamientos de nuestro Padre Celestial.

 

Son pues las enseñanzas de Moshé Rabenu, la Lluvía que cae para que las semillas de Israel Germinen y de esta manera crecer y llegar a dar mucho fruto, en donde las semillas de estos nuevos frutos se expandan en toda la tierra y de esta manera traer la Gueula/redención  a las naciones, Las palabras de Moshé Rabenu encierran conceptos mucho mas elevados que una lectura literal, por esto mismo dijo: Escuchen Shemayim mientras Yo hablo, Yo en otras palabras está diciendo como lo enseñan los Jajamim, Yo un ser de carne y hueso, escuchen a quién habla.

 

Mi oratoria sea como el rocio.....     Según los jajamim, son las enseñanzas de la aplicación de Nuestra Sagrada Torah, esta es la Torah She Be al Peh, es la Torah Oral, la Torah  donde se explica la aplicación misma de la Torah escrita,  por esto es considerada como el rocio y según las enseñanzas de los Jajamim  se refiere de esta manera, a la lluvía por cuanto se puede medir, pues si se toma la lluvía se puede meter en un recipiente y de esta manera se puede medir, no así la Torah Oral, pues el rocío mismo no se puede Medir,  pues dentro de un texto de la Torah escrita, cuando la llevamos a niveles interpretativos de Peshat, Remez, Drash y Sod, encontramos  que no podemos meter en un recipiente la Torah Oral y medirla, además el pensamiento circular de la Torah nos da parámetros no medibles pues lo que empezó hoy mañana  en su sentido mas elevado es otra enseñanza, pero ninguna se aparta del fundamento de nuestra Torah, es por esto que no podemos dar interpretaciones antojadizas, inventadas, como lo hace la cristiandad, aquel que piensa que puede dar un interpretación sin basarse en los principios de la Torah oral, lo que esta manifestando es que aún está unido al pensamiento de la cristiandad.

 

El pueblo de Yisrael basa su interpretación en las enseñanzas de los Jajamim que durante generaciones la han impartido  desde tiempos de Moshé Rabenu, por lo tanto la Torah She be al Peh,  que es la Torah oral, es la base de la enseñanza en la aplicación de la Torah Oral.

 

Cualquiera que se salga de este principio se puede considerar que aún no ha entendido la enseñanza de la restauración de Yisrael, sino que está queriendo unir el pensamiento cristiano con el Hebreo, y por esto es que están resultando religiones hibridas, que no es la Emet/verdad.

 

 

SHALOM ALEJEM.