PARASHA VAYESHEV.

µh;r;b]a' ÷be WhY;liae .br'h

Rav. ´Eliyahu Ben ´Abraham.

Bereshit 37.1 – 40.23.

 

VAYESHEV      (Habitó, se estableció).

 

Esta sección de nuestra Sagrada y Bendita Torah siempre va a estar cerca de la fiesta de Janukka, fiesta que enseña la forma en que nuestro pueblo fue liberado por el Kadosh Baruj Hu utilizando para este propósito a la familia de los Jasmoneos.

 

Para encontrar la unión entre la Parasha y Januca, empezaremos enseñando o en todo caso recordándo lo que hemos aprendido, ejemplo:

Que nuestra sagrada y Bendita Torah es como la miel que mana del panal, Tehilim 19.19;  Se compara a la leche Debarim 6.3;  Se compara con el agua  Yeshayahu 11.9;

 

En esta sección se narra como Yosef fue llevado a Mitzrayim/Egipto, y como lo enseña el Midrash, esto sucedió para que nuestro padre Yacob bajara a Mitzrayim para cumplir el propósito de forjar a la nación de Israel, puesto que ingresaron como familia y salieron como nación, y el Midrash nos da un relato para comprender esto y nos enseña:

 

Un carnicero quería que una vaca en particular se dirigiera al matadero, a lo que la vaca se oponía, pero pensó el carnicero si llevó a su cría al este lugar seguramente la vaca irá tras ella y será fácil llevarla allá. En el momento que la vaca vio como era llevado su ternerito en esa dirección de forma obediente camino hacia allí.

 

De la misma manera si Yosef no hubiera sido llevado a Mitzrayim difícilmente Yacob hubiera aceptado bajar a Egipto;  son en todo caso los eventos de nuestra Sagrada Torah acontecimientos planificados por el Eterno para el bien del pueblo o en todo caso para el bien de todo el Olam/mundo.

 

Después que Yacob enviara a Yosef a buscar a sus hermanos, al encontrarlos estos lo introdujeron a un pozo donde estaba vacio, no había agua,  nuestra sagrada Torah nos da un térmno repetitivo a nivel peshat esto pareciera, pero la realidad es que nos quiere dar una enseñanza en esto;  si el agua es comparada con nuestra Sagrada Torah, podemos deducir que en un lugar donde hace falta el agua, en un lugar donde hace falta el conocimiento de la Torah indudablemente al carecer de esta bendición purificadora encontraremos serpientes y escorpiones, tal el caso de este lugar donde fue arrojado Yosef, al no encontrarse agua, lo que podía existir eran serpiente y escorpiones, que no hicieron daño a Yosef por cuanto era protegido por HaShem, pues había enviado a sus Malakim para cuidarlo y protegerlo, envió un malak para protegerlo de la muerte de manos de sus hermanos;  envió un malak para cuidarlo del pozo, y un tercer Malak que lo acompañó a Mitzrayim/Egipto.

 

  Nuestro Rebe Yahshuah dijo:  El que de mi Beba no tendrá sed Jamás,  (Esto se refiere a sus enseñanzas con relación a la correcta aplicación de los Mitzvot.) pués el enseñaba la humildad como un requisito para llenar la vasija del conocimiento de nuestra sagrada Torah, pues sin esta humildad la esencia de nuestra sagrada Torah no es mas que un lineamiento finito en nuestra concepción, ¿Que quiero decir?  Que sin la humildad no podremos ver mas alla que lo que nuestros ojos ven, y solo veremos las vestiduras de la Torah no asi el alma de la Torah,  también  el Navi, Yeshayahu/Isaías 55.1: dijo:  A todos los sedientos venid a las aguas..

 

Si en un lugar no hay agua del conocimiento de la Torah, seguramente estará con bichos que puedan dañar, es el caso de Yosef, cuando expresa el Pasuk estaba vacio el pozo, es falta de conocimiento de la Torah y esto lo confirmamos con la expresión No había agua, el elixir de la vida no existía en ese lugar, por consiguiente Yosef fue librado y llevado a Mitzrayim.

 

Pero, ¿Cuál es la conexión con Januca?

En el tiempo de los Griegos, con su implementación de sus politicas religiosas en donde lo que querían era erradicar todo tipo de cultos extraños de los pueblo que conquistaban, también sacaron el agua de Israel El conocimiento de nuestra Sagrada Torah fue restringida al quedar vacía lo que colocaron fue escorpiones y serpientes como el caso del pozo de Yosef,  pues sus cultos idolátricos los llevaron a Israel, impurificando todo, el aceite que se usaba para encender la Menorah fue impurificado. De hecho la Menorah se encendía hora y cuarto antes de la puesta del sol, para que la Luz de la Menorah iluminara la noche.  Pero esta luz cesó de iluminar ante la política religiosa pagana de los griegos.

 

Se levantó el Cohen Gadol matatiyahu con sus hijos enfrentando de esta manera las disposiciones griegas encontraron un recipiente con aceite solo para un día, y maravillosamente y milagrosamente este aceite duró ocho días, y venciendo a los griegos el siguiente año dispusieron que se encendiera la Janukilla de nueve brazos.

 

En el Sefer de Mishlev/Proverbios está escrito en 6.23: Que las enseñanzas y los mandamientos son una lampara encendida.  Por esto mismo según el rav. De Luwavitcher nuestra misión en la vida es derramar la Luz, iluminara un universo oscurecido por la ignorancia.  Nuestro Rebe Yahshuah enseñaba:  Una Lámpara no se pone para ponerla debajo de la cama sino en alto para que alumbre a todos los de la casa,  también dijo: Asi alumbre vuestra Luz delante de los hombres.

 

Por esto mismo el encendido de las luminarias para nosotros tienen un sentido muy grande pues las luces de la Menorah que se encendía en el templo era el reflejo real de la Luz que se encendía para iluminar los Olamot/Mundos en los siete días de la semana, por esto mismo en un concepto, eran siete brazos.

Las luces de nuestro Día Kadosh del Shabat también se encienden dos luminarias para mostrar de esta manera la responsabilidad que cada alma Israelita tiene de llevar la Luz de la Torah a las naciones además la Luz de Mashiah.

Ahora encendemos las luces de Januca, que tienen un sentido marcado de un milagro que sucedio mas alla de lo natural, que trascendió a lo sobrenatural de como nuestro pueblo Guiado por el Kadosh Baruj Hu especialmente a la familia Jasmonea venció a un monstruo de la época como el imperio Griego sacándolo de Yerushalaim,  el Ocho que representa lo sobrenatural, y la Luz servidora que sirve a las demás luces, representa en si mismo la Luz de la Torah que guia al hombre a los sobrenatural cuando ejerce su confianza en el Kadoshf Baruj Hu llevándo su pensamiento por sobre encima de la Razón.

 

De hecho cuando encendamos las luces de Januca, debemos de considerar que de la misma manera que las luces van aumentando día a día, de la misma manera bebiendo del agua de nuestra Sagrada Torah, nuestras vidas deben ir aumentando en Luz, cada día hasta llegar a lo sobrenatural, esa Luz que esta mas alla de las siete esferas y que trascendemos para conectarnos con la Luz que está por encima que es la Luz del Eterno, es pues Januca no solo el recuerdo de un gran Milagro sino la elevación día a día espiritual de nuestras almas concientes de que debemos de unirnos al conocimiento de nuestra Bendita Torah y de esta manera al igual que la familia Jasmonea que confió en Hashem para hacer frente al enemigo Hostil de la misma manera nosotros debemos de confiar en HaShem sabiendo que también seremos vencedores contra la hostilidad de las fuerzas contrarias que están en cada uno de nosotros que nos llevan a opacar la Luz, de esta manera debemos de elevarnos y estar concientes que la elevación de Luz que tengamos serán para la edificación y elevación de las siete esferas inferiores de Luz para conectarnos con la octava Luz que son la de los mundos superiores.

 

SHALOM ALEJEM.

 

Para comentarios, preguntas, escribir a rabinoeliyahu@kehilabeithashem.com o  fredy.norman@yahoo.com.

 

Si estas enseñanzas han traido berajot para usted o su comunidad puede enviar su aportación, escribiendo a los correos antes descritos para informacion.   Berajot Meod.