Suka
Suka

FIESTA DE SUKOT.



En el Sefer Vaykra (Libro de levitico) 23, 36-44. Está escrita la Mitzva/Mandamiento de la celebración de Sukot/Cabañas, por siete días por estatuto perpetuo habitaréis en cabañas.

 

En esta fiesta cada Benei Yisrael debe contruir su cabaña, habitar en ella, comer beber dormir; debe recordar como el Eterno sostuvo a nuestro pueblo Israel desde que salio de Mitzraim (Egipto) en donde los ladrones del desierto, escorpiones, víboras, cascabeles, las tormentas de arena, la sequía, el sol quemante, etc. Acechaban a nuestro pueblo en el desierto, y como dicen los Jajamim, ¿Quién a podido liderar en el desierto a mas de 2 millones de personas? ¿Cuanta agua se necesitaría? Realmente la travesía de nuestro pueblo por el desierto fue un milagro, y si a esto le agregamos los milagros que se vieron como el partir el Yam Suf (mar de Juncos o rojo) y otros mas, realmente es sorprendente y milagroso todo lo acontecido a nuestro pueblo en el desierto.

 

El habitar en cabañas por estos siete días de festividad es pues el recuerdo, en donde el pueblo confió únicamente en HaShem, de la misma manera al momento de fabricar la Suka, la cabaña, lo que estamos manifestando es que estamos dejando las cuatro paredes que nos protegen que son nuestras casas para confiar en HaShem al morar en una Suka.

 

En Israel la construcción de la Suka según los rabanim, es un permiso automático que se da pues se construyen fuera de la casa y además es una algarabía construir Suka en Israel.

 

Es una fiesta de regocijo, de verdadera Simja/alegría, como está escrito: Comprareis todo lo que tu corazón anhele, vino sidra, y te alegras tu y tu familia. Debarim 14.26; Es pues una Mitzva dentro de la fiesta de Sukot estar sumamente alegres, la palabra Simja es estar sumamente alegre. Por tal razón es Mitzva estar sumamente alegre en Sukot.

 

No había comparación en la alegría en Israel en la festividad de Sukot, especialmente cuando se hacían los cánticos cuando tomaban el agua del estanque de Siloe y lo llevaban para hacer libación de agua en el Beit Ha Mikdahs (Templo) la fiesta de Sukot en Jerusalem era incomparable, día a día durante los siete días.

 

Hoy no tenemos templo, pero en el mundo cada Yeshiva, cada Kehila representa una parte del Beit Ha Mikdash, ¡Claro! Ya no hay libación de agua y vino que se vertía sobre el altar del Beit Ha Mikdash, al momento de destruir el Beit Ha Mikdash han destruido los sacrificios que se hacían inclusive por la setenta naciones, pero hay algo que no se pudo destruir en el pueblo: Es la Simja de la fiesta de Sukot que se recuerda en todo el mundo, en donde hay un Benei Yisrael hay una Simja en estos días de Sukot en donde siempre se recordará los milagros hechos por el Eterno a nuestro pueblo en el desierto, además de la alegría de Saber que el Kadosh Baruh HU está siempre al tanto de su pueblo y que no nos dejará ni nos desamparará. Pues el Mismo a salido al Exilio con su pueblo, en donde la Shekina se experimenta en cada fiesta en cada momento de regocijo, especialmente en nuestras kehilot.

 

Al Salir nuestro pueblo de Ramses para llegar a Sukot, hay 120 Kms. Aproximadamente, si camináramos esta distancia con un paso normal, estaríamos llegando a esa distancia en tres o cuatro días, pero si a esto le sumamos a mujeres, niños ancianos, con sus pertenencias, estaríamos entonces calculando entre 6 a 8 días de caminata. Esto es en términos normales.

 

Pero nuestro pueblo, con niños, mujeres, ancianos y sus pertenencias llegó en 1 día a Sukot, esto es sorprendentemente un milagro, pues las nubes de esplendor (Glo-ria) acompañaban a nuestro pueblo, de ninguna manera podemos pensar que eran nubes como las que vemos en las alturas, sino que eran nubes de esplendor nubes del ejercito de los Shemayim que acompañaban a nuestro pueblo, los Jajamim enseñan que una nube estaba bajo los pies de los Benei Yisrael (Hijos de Israel) otra por encima de ellos, cuatro nubes los circundaban, uno por cada lado, y otra nube los guiaba por el desierto, ¿Acaso no fue un milagro que nuestro pueblo llegara a Sukot en un día?, como está escrito en Shemot 19.4: Yo os he traído en alas de Aguila.

 

Por ningún momento podemos pensar entonces, que estas eran nubes normales como las que tu ves en las alturas, definitivamente que No, sino que eran nubes de esplendor del Kadosh Baruh Hu; como cuando está escrito que Yahshuah Ha Mashiah vendrá con las nubes de los Shemayim no se refiere a nubes físicas sino a las nubes de esplendor que contienen los ejércitos celestiales que luchan y batallan en las esferas superiores contra todo aquello que se oponga a las bendiciones, a la protección al cuidado de los Benei Yisrael; por ello quién estudia diligentemente la Torah, esto es diligente es poner suma atención a los estudios de Torah que se imparten en las Yeshivot, claro también hay que leerla en casa, pero las expectativas de estudio solo se llenan dentro de una Yeshivot con un maestro calificado para ello.

 

Quien se dedica al estudio de la Torah encontrará favor en las esferas superiores y en las esferas inferiores y el Kadosh BAruh Hu escuchará sus palabras y nunca lo abandonará en este mundo ni en el mundo por venir, por ello la Torah debe ser estudiada de Día y de Noche como está escrito: en Yermiyahu/Jeremías 33.20 tu meditarás en ella de día y de noche, de tal manera que el día no puede estar completo sin la noche así el estudio de la Torah no es completa sino de día y de noche que forma el día entero, la noche real de estudio empieza a la media noche, porque en esta hora el Kadosh Baruh HU entra en el jardín del Edén para tener gozosa comunión con los Tzadikim/Justos, por ello la hora de estudio mas adecuada de la Torah es la media noche porque entonces los Tzadikim/Justos y el Kadosh Baruh Hu que está en el jardín del Edén escuchan su voz como está escrito en Shir Ha Shirim/Cantar de los Cantares 8.13 Tu que moras en los jardines los compañeros escuchan tu voz. (Zohar).

 

Sukot: Es la festividad de recuerdo de como nuestro pueblo paso el desierto guiado por el Kadosh Baruh HU, pues ningún pueblo podría sobrevivir en el desierto por tanto tiempo como lo hizo nuestro pueblo, solo con la intervención del Eterno pudo nuestro pueblo sobrevivir y llegar a Eretz Kadosh; Sukot también es una de las fiestas de Tishrei que culmina con la alegría de la confianza en HaShem de saber que hemos sido perdonados, y que hemos sido sellados para un buen año de inmediato, es la alegría de haber pasado por Rosh ha Shana, Yom Kipur culminando en nuestra confianza en HaShem que todo fue perdonado, para nosotros, que nuestras trasgresiones fueron perdonadas y por tal motivo limpios de nuestros pecados, por esto mismo elevamos en los días de Rosh ha Shana, Yom Kipur nuestros rezos, nuestras plegarias y Sukot es la Simja de sabernos pueblo perdonado y decretado para un buen año.

 

JAG SUKOT SAMEAJ.