FIESTA DE PURIM 


Purim es la fiesta que nos recuerda la redención del pueblo Hebreo, en este caso representado por nuestros hermanos Yahudim pues Israel en este tiempo ya había sido exiliado en las naciones, y solo Yehuda quién fue llevado cautivo por el Rey de Babilonia primeramente pues después fue conquistado por Persia, residía en este país.

 

Según el Sefer Ester (Libro de Ester) en este tiempo el Malvado Aman (Que su nombre sea borrado) quería la destrucción de Am Israel, (Pueblo de Israel) , Aman era descendiente de Amalek el que nos quiso destruir cuando salíamos de Mitzrayim, en aquella guerra en donde Moshé Rabenu peleó en las esferas superiores y Yehoshuah en las esferas inferiores, por esto mismo Moshé Rabenu levantaba las manos para lograr esa fusión con el Kadosh Baruh Hu y destruir a las fuerzas malignas que estaban ayudando a Amalek para la destrucción de nuestro pueblo.

 

Aman (Que su nombre sea borrado) se valió de estrategias para lograr que el Rey firmara un decreto en donde el pueblo de Israel fuera destruido, pero Mordejai, Bendito sea Mordejai, como cabeza de Am Israel en ese tiempo, por medio de Malcah Ester (Reina Ester) logró que el decreto que el Rey Ajasverosh había emitido tuviera una contraparte con un nuevo decreto en donde se permitía a los Yahudim defenderse del mismo decreto que había preparado el malvado Aman (Que su nombre sea borrado) para destrucción de Am Israel.

 

Es pues Purim la fiesta en donde el Kadosh Baruh Hu, una vez mas hace un milagro para Israel, pues la destrucción de nuestro pueblo siempre se ha querido llevar a cabo a través de la historia de la humanidad, ¿Por que existe este odio antisemita? ¿Por que el pueblo de Israel siempre ha querido ser destruido?. Esto es sencillamente porque es el pueblo escogido de HaShem, pero cuando decimos escogido es para un propósito es para que Israel cumpla una misión en este mundo:

 

Los pilares que sostienen al mundo es Israel, el mundo no es destruido por los Benei Yisrael que están en el mundo, pues a través del llevar una vida de Tzadik Israel cumple con el propósito de ser columna para sostener las naciones, y esto lo aprendemos de la Torah cuando nos narra a Abraham Avinu, cuando llegan los Malakim (Angeles) a contarles la destrucción de Sedóm y Amora (Sodoma y Gomorra) nuestro Padre Abraham intercede por estas ciudades, diciendo: Si existieran alli 50 Tzadikim (Justos) el Eterno destruirás a Sedom y Amora, Por amor a los 50 Tzadikim no los destruiré, y de esta manera siguió la conversación hasta llegar a 10 Tzadikim, por 10 Tzadikim no destruiré a Sedom y Amora.

 

De aqui aprendemos que los Tzadikim sostienen al mundo, pues sin Tzadikim en el mundo el mismo hubiera sido destruido.

 

El único pueblo en donde se puede encontrar realmente a los Tzadikim era y es Israel y sigue siendo asi, pues son los que Guardán los 613 Mitzvot, pues el Tzadik es el que guarda los Mitzvot y que mitzvot pueden guardar las gentes si no conocen los Mitzvot, por consiguiente la fuerza de la maldad de la malignidad, la fuerza de la oscuridad conoce realmente esto y por años siempre ha pretendido aniquilar a todo el pueblo y esto lo vemos a través de la historia, en la misma historia últimamente tenemos el holocausto con el malvado Hitler, pero Vive el Kadosh Baruh Hu que su pueblo jamás será destruido aunque sea la intención de las naciones malvadas, pues la misión siempre llegara a cumplirse que es la redención de todo el Olam/mundo. De la misma manera encontramos alrededor de Yerushalaim enemigos queriendo destruir hoy día a Israel, estas fuerzas del mal no pueden venir mas que del lado de la oscuridad.

Es pues Purim la fiesta donde se conmemora el milagro que HaShem hizo a su pueblo y como los liberó de manos del enemigo, la fiesta de como el Kadosh Baruh Hu liberó al pueblo de manos de los malvados, y es por ello que hay regocijo, alegría, recordándonos del Milagro de PURIM.

 

SUS LEYES Y COSTRUMBRES:

 

Están plasmadas en las enseñanzas de los Jajamim de Israel, en donde la realidad central de la fiesta es Meguila Ester.

 

SHALOM ALEJEM